Con la convicción de vivir una fe que tiene como objetivo “pasar de la indignación a la digna acción”.

México, DF, a 24 de diciembre de 2014.- “Aquí nacerá la justicia” fue el mensaje de la jornada de oración que se realizó en el Ángel de la Independencia para pedir por los 43 estudiantes normalistas detenidos-desaparecidos desde hace ya tres meses en Iguala, Guerrero.

Organizada por organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Servicios y Asesoría para la Paz, A.C. (SERAPAZ), el acto reunió a más de un centenar de personas, que pese a la lluvia expresaron a través del canto, pancartas, flores, globos y de la palabra compartida la indignación no sólo por los hechos de Ayotzinapa, sino también por la corrupción, los feminicidios, las violaciones a los derechos humanos, las masacres como la de Acteal “de la que hace dos días conmemoramos 17 años y sigue impune”, la de Aguas Blancas, o el caso de la guardería ABC.

Con la convicción de vivir una fé que tiene como objetivo “pasar de la indignación a la digna acción” levantaron su voz para exigir justicia por los crímenes de Estado que durante la jornada se estaban denunciando y se escuchó repetidas veces y con fuerza la consigna “vivos se los llevaron, vivos los queremos”; se pasó lista de los 43 para pedir por cada uno de ellos y se reafirmó la solidaridad con los padres y familias de los normalistas para exigir al gobierno que los presente con vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here