3 años y medio y no hay justicia, “no pararemos de buscarla”, dicen padres de 43.

Ciudad de México, 26 de marzo de 2018.- “26 de septiembre no se olvida” fue el grito que resonó hoy en las calles de la Ciudad de México a 42 meses de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escula Normal Rural de Ayotzinapa. Lo que es seguro para los familiares y compañeros es que el responsable de los hechos de Iguala el 26 de septiembre de 2014 es el Estado.

Hoy, a tres años y medio de los hechos en los que además de la desaparición forzada de 43 estudiantes, fueron asesinadas 6 personas, a manos de la policía local y civiles encapuchados, se reunieron centenas de personas, que caminaron del Ángel de la Independencia hasta el Hemiciclo a Juárez con el objetivo de continuar exigiendo justicia, que no puede ser más que la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos y el castigo a los responsables.

42 meses después de los hechos la rabia y la indignación de los familiares de los estudiantes siguen intactas, así como la de sus compañeros y compañeras normalistas. Se siente una determinación infalible en sus gritos y afirman que no van a detener su lucha antes de conseguir verdad y justicia para sus seres queridos, por más que el Estado intente por todos los medios dar carpetazo a este crimen con la construcción de “su verdad histórica”. “Desde aquí les decimos a nuestros 43 estudiantes que seguimos saliendo a las calles, levantado la voz”, afirman.

Los padres de los 43 estudiantes declararon que tras la investigación de la ONU y de los expertos argentinos se ha revelado que los desparecidos no fueron quemados y botados en el basurero de Cocula como dijeron las autoridades y que los testimonios en torno a esta mentira fueron obtenidos bajo tortura. Joaquina García Velázquez, madre de Martín Getsemany Sánchez García denuncio: “Hay muchas pruebas de que nuestros hijos no fueron quemados en el basurero. Tenemos pruebas científicas, dadas por varias personas internacionales y por eso seguimos exigiendo que nos diga el gobierno donde están nuestros hijos”.

Los padres evocaron también el fallecimiento de Minerva Bello, madre de Everardo Rodríguez Bello, que “se fue sin saber dónde se encuentra su hijo, con un último suspiro exigiendo justicia y la presentación con vida de su hijo”.

Los y las normalistas de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa y los familiares de los 43 jóvenes desaparecidos, afirmaron su apoyo a la lucha por la presentación con vida de todos los desaparecidos en México y exigieron tamibién la presentación inmediata con vida de Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos, los tres estudiantes de cine que desaparecieron en Tonalá, Jalisco.  Por último, expresaron también su respaldo a la familia de César Ulises Arellano Camacho, estudiante de la Universidad de Guadalajara, encontrado ayer sin vida.

Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco
Foto: Isabel Sanginés Franco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here