Caso Narvarte, un crimen que se mantiene en la impunidad: Frayba

Por Andrés Domínguez

0

El Comité de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas “Frayba” mencionó que el homicidio de Yesenia, Mile, Olivia, Nadia y Rubén  perpetrado en el departamento 401, del Edificio 1909, de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte de la Ciudad de México, el 31 de julio de 2015, es un crimen que se mantiene en la impunidad.

El Comité agregó que la investigación ha sido omisa y carente de perspectiva de género, y que vulnera el derecho a la libertad de expresión, a defender los derechos y el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. A la par, de mencionar a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, como responsables también de la negación del derecho a la verdad y la justicia.

 A tres años del feminicidio de Yesenia Quiroz Alfaro, Mile Virginia Martín, Olivia Alejandra Negrete Avilés, la defensora de derechos humanos Nadia Dominicque Vera Pérez y el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, el Comité mencionó que las investigaciones han criminalizado a las víctimas, sin esclarecer los hechos ni sancionar a todos los responsables. Sólo José Abraham Torres Tranquilino, un ex policía, tiene una sentencia condenatoria de 315 años, a las otras dos personas detenidas se les otorgaron amparos, en una verdad fabricada con contradicciones; no se ha investigado a posibles autores intelectuales ni a otras personas responsables directas con probable presencia el día de los hechos.

El comunicado afirma que la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México continúa omitiendo las amenazas a la vida, seguridad e integridad que Nadia Dominicque Vera Pérez y Rubén Espinosa Becerril habían publicado como contexto del riesgo a defensores y comunicadores en el estado de Veracruz. Ambos se exiliaron en la Ciudad de México después de enfrentar agresiones, hostigamientos, vigilancia e intimidación durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa. En este sentido, los testimonios presentados que incriminan a policías de la capital veracruzana, bajo el mando del exsecretario de Seguridad Pública Estatal de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita, no han sido considerados suficientemente.

El Comité detalló que el proceso de investigación mantuvo ciertas irregularidades, en un primer momento las autoridades intentaron mantener oculta la identidad de Rubén Espinosa, no se cuidó la escena del crimen ni la cadena de custodia por lo cual las evidencias se alteraron, se filtró información a los medios de comunicación y redes sociales dañando moralmente la memoria de las víctimas y a sus familias, los peritajes presentaron contradicciones, y no se han esclarecido las circunstancias de los hechos ni el móvil, ni se han investigado las torturas realizadas a Nadia Vera y Rubén Espinosa.

 A pesar de la ineficacia del Estado mexicano por esclarecer el crimen de la Narvarte, las familias de Nadia, Rubén, Yesenia, Mile y OIivia persisten en la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia, sin separar los casos, exigen que no se desestimen las características de feminicidio y la situación de ataque a la libertad de expresión; se siga la línea de investigación que implica a funcionarios de Veracruz y que las autoridades realicen un acto público de reconocimiento de responsabilidad.

El Centro Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, reivindicó la digna lucha de las familias para continuar caminando la justicia y se sumó a las demandas y exigencia de Verdad y Justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here