No insulten nuestra inteligencia, sabemos que mienten y queremos que lo acepte: Madre de Nadia Vera

Por Andrés Domínguez

0

Mirtha Luz Pérez Robledo, madre la activista y estudiante Nadia Vera activista y estudiante asesinada el 31 de julio de 2015 junto a cuatro personas más en un departamento de la Colonia Narvarte en la Ciudad de México, realizó un pronunciamiento a través del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas “Frayba”, en el marco del tercer aniversario del suceso.

EN DEFENSA PROPIA, EN DEFENSA DE LA MEMORIA:

Desde este país de las simulaciones, donde se simula una democracia sólo durante las elecciones ,y el partido que queda en el poder se vuelve una dictadura que amenaza, como suelen amenazar las dictaduras a quienes no coinciden con ella y a quienes critican sus desaciertos y por ende los ciudadanos tenemos que hablar entre líneas y con insinuaciones.

Desde este país donde los del poder no nos escuchan y lo que decimos los ciudadanos comunes se vuelve un monólogo constante o una letanía fúnebre porque la violencia y la impunidad no parecen aminorar.

Desde este país donde la mayoría de los ciudadanos somos invisibles a los ojos de los políticos, que sólo trabajan para buscar su beneficio personal y no el bien común.
Desde este país donde desde el poder se fabrican verdades absolutas atravesadas por un interés mezquino.

Desde este país donde vigilan constantemente a los periodistas que se vuelven incómodos para el sistema, porque son los únicos que saben hacer diligentes investigaciones que la PGR en su negligencia no es capaz de realizar.

Desde este país donde me tocó la vida, pero también la muerte.

Desde este país sólo pido sensibilidad. Si usted señor funcionario público, servidor público, pusiera en su pensamiento la palabra funcionario y funcionara para lo que dice que le pagan. Si usted servidor público pudiera servir con su trabajo al país, si tuviese un poco de sensibilidad desde el cargo en que esté, siendo presidente, jefe de gobierno, gobernador, senador, legislador, procurador de la nación, de algún estado, o del municipio que fuese. Si tuviese un poco de sensibilidad, podría entonces su cerebro sentir un poco de empatía con los ciudadanos que sufren, desde un trámite que debería ser simple si usted cumpliera con su trabajo, hasta la búsqueda de un desaparecido o la investigación de un crimen.

Si pudiera ser sensible señor empleado de la Procuraduría sabría que cada persona desaparecida o asesinada tiene una historia de vida, una familia que sufre, que siente angustia y dolor por la pérdida de su ser querido.

Hacer su trabajo ,aminoraría en algo esa angustia, porque le daría a las familias de los de los asesinados un poco de acompañamiento, y aunque nunca comprenderé qué es justicia después de que mi hija ha sido asesinada, si hace su trabajo y busca la verdad fundamentada en una investigación científica, podrá darle a las familias, un poco de consuelo y no tendría que pasarse los días en los medios de comunicación dando pésames falsos, ofreciendo disculpas obligadas, anunciando el pago de nimias indemnizaciones por no haber hecho bien su trabajo o renunciando obligatoriamente a su cargo, como quien abandona un barco que se hunde.

En este remolino de muertos que se ha vuelto el país, en este aire de cenizas de desaparecidos, entre este hatajo de malvados que se ostentan como autoridades, entre el hartazgo que ya ha alcanzado a muchos y los lleva al sinsentido, a la indiferencia, a la indolencia cómplice y criminal y se vuelven depredadores de sus semejantes; aquí, alguien logra alzar la voz, y exige sólo lo que es nuestro derecho de los sin voz:

EL DERECHO A LA VERDAD, EL ACCESO A LA JUSTICIA, EL COMBATE A LA IMPUNIDAD, EL RESPETO A LA MEMORIA.

Entendemos que no hay verdades absolutas, pero no insulten nuestra inteligencia diciéndonos una mentira así nomás; sabemos que ustedes mienten, y queremos que acepten que han mentido. Y créanme, porque Uds. no piensen en nosotros, porque no les importe nuestra suerte, no desaparecemos, seguimos aquí, con nuestros muertos que siguen vivos en cada uno de nosotros.

Mirtha Luz Pérez Robledo

(La madre, la mujer, la ciudadana)

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos informó en un comunicado a parte, que a casi mil días del homicidio y los feminicidios ocurridos en la calle Luz Saviñon 1909 col. Narvarte, donde fueron asesinados y torturados, el Foto periodista Rubén Espinosa, la Activista Nadia Vera, la joven Yesenia Quiroz, la extranjera de origen colombiano Mille Martín y la trabajadora doméstica Alejandra Negrete, las familias siguen sin respuestas, como el día uno, sin que las autoridades logren hacer su labor y otorguen una investigación científica, verídica y comprobable que demuestre, qué fue lo que ocurrió dentro de ese departamento aquel 31 de Julio del 2015. https://frayba.org.mx/mensaje-a-miguel-angel-mancera/

La familia de Rubén Espinosa Becerril en conferencia de prensa desde San Cristóbal de Las Casas, afirmó que es más que evidente que las autoridades no tienen la capacidad, ni el interés y mucho menos los elementos para esclarecer este crimen. Desde un principio demostraron su negligencia para salvaguardar la escena del crimen, investigar a los testigos, recabar testimonios de los vecinos, obtener pruebas contundentes, localizar los teléfonos de las víctimas, rastrear las llamadas y mensajes de los teléfonos así como cuentas bancarias de los presuntos asesinos, indagar sobre sus posibles vínculos con crimen organizado, trata de blancas o políticos involucrados.

Además de hacer un llamado al actual jefe de gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera, para cuestionarle ¿Cómo llego a su puesto de Jefe de Gobierno de la CDMX? y ¿Cómo pretende llegar a ser parte del Senado?, ¿Cómo, después de tantas promesas sin cumplir?, ¿Cómo después de dale su PALABRA DE HONOR a las familias de las víctimas para esclarecer un crimen y salir de puntillas para no cumplirla?

Finalmente las familias reafirmaron que jamás apostaran por el olvido y seguirán exigiendo saber la verdad, el castigo a los culpables materiales e intelectuales y Justicia para los 5 del caso Narvarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here