Senadores argentinos fueron apareciendo hasta las 22:00 horas de este miércoles, a pesar de las 17 horas de discusiones en torno al tema de la interrupción legal del embarazo, en el que definieron como ilegal, la elección de que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo.

Con un resultado de 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones, seguirá vigente en Argentina una ley que data desde 1921, la cual sólo permite el la irrupción del embarazo en caso de violación o riesgo de vida para la madre, sin tomar en cuenta a las cientos de miles de mujeres que se manifestaron a favor en diversas partes del mundo.

“(El embarazo) Creen que es un desafío que no pueden superar, una situación que es más grande que ellas mismas, o una molestia, un estorbo en su proyecto de vida. Pero eso no es un fracaso para esa mujer, es un fracaso a nuestra sociedad”, enfatizó el senador Esteban Bullrich.

Por su parte, la senadora Cristina Kircner, señaló que existe una votación de rechazo sin haber planteado una alternativa a un problema que existe, en donde las demandas de derechos de la sociedad se han impuesto en conductas de unos sobre otros. “Quiero decirle a todas esas jóvenes que salieron a la calle, que también ese feminismo que están construyendo debe incorporar otras cuestiones, que son en definitiva económicas”.

Al finalizar la sesión, la vicepresidenta Gabriela Michetti lanzó la frase de celebración “¡Vamos todavía!” al gesto de apoyo de uno de los senadores como un triunfo a su postura.

Finalmente, tras el rechazo del senado se presentaron manifestaciones en Buenos Aires a las afueras del congreso, donde se documentaron agresiones a mujeres por parte de la policía.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here