Policía de Edomex detiene y extorsiona a pareja de mujeres por caminar tomadas de la mano

Por Mario Marlo

0

El pasado jueves 16 de agosto a las 10:30 de la mañana Lulú y Monse salieron de su domicilio en el Municipio de Coacalco de Barriozábal, Estado de México para comprar su desayuno cuando una patrulla se acerco y dos policías y las detuvieron.

“Íbamos jugando, tomadas de la mano para comprar de desayunar cuando una patrulla paso junto a nosotros, avanzo varios metros, dio la vuelta y nos alcanzó”, los oficiales bajaron de la patrulla, sin identificarse se dirigieron a Lulú y Monse y las acusaron de haber cometido una ‘falta a la moral’.

“Les queremos decir que ustedes acaban de cometer una falta a la moral, ustedes no tienen que estarse tocando así”. Sorprendidas Lulú y Monse cuestionaron a los oficiales, “¿Pero que fue lo que hicimos para que ustedes nos quieran detener? Tu novio te dio una nalgada.” Respondieron los policías.

Molesta Lulú contestó al oficial que su compañera no era hombre si no mujer, “ha nosotros pensábamos que usted era hombre pero ahora nos damos cuenta que es mujer, aquí las cosas cambian completamente por que ustedes como mujeres no pueden tener ese tipo de conductas en la calle, y menos por que afectan a la sociedad, si una persona de las tercera edad los ve ellos se incomodan por su comportamiento.”

Los oficiales después de que se dieran cuenta que no podrían llegar a un “acuerdo”, las obligaron a subir a la patrulla, al ver que las mujeres se negaban solicitaron apoyo por lo que cuatro patrullas llegaron al lugar.

“Nos dijeron que tenían que remitirnos al Juzgado Cívico y ahí nos enseñarían el reglamento que dice que estamos cometiendo la falta, como yo me negaba a subirme a la patrulla solicitaron traer apoyo de otra patrulla donde nos acorralaron, nos dicen que tenemos que subir ya que nos van a remitir, si no lo hacemos por nuestra voluntad tendrían que usar la fuerza.” Cuenta Monse en entrevista para Somoselmedio.

Al llegar al Juzgados Civil ubicado en Coacalco-Tultepec 95, Bosques del Valle, Coacalco de Berriozabal, las dos mujeres fueron despojadas de sus pertenencias advirtiéndoles que no podían usar su teléfono celular, contestar o hacer llamadas. Al ser presentadas ante el Juez, las dos mujeres fueron cuestionadas. “Al llegar con el Juez quien ya estaba informado nos cuestionó que si nosotras tuviéramos un hijo, que vergüenza, que le estaríamos enseñando, le preguntamos su nombre y nos dijo yo soy el Juez Cívico, mi nombre lo pueden buscar en Internet ahí lo pueden encontrar soy el único Juez Cívico de aquí.” Ni los policías ni el Juez quisieron identificarse con las Lulú y Monse.

El Juez determinó que para quedar libres las dos mujeres tendrían que pagar tres mil pesos de multa cada una o cumplir 36 horas de arresto. “Nos separaron, en las galeras, estuvimos dos horas, hasta que un policía nos informo que el Juez quería cuatro mil pesos, la multa por el delito era de tres mil pesos por persona, pero el Juez quería cuatro mil y nos soltaba.”

Lulú y Mose informaron al Juez que no contaban con efectivo, solo su tarjeta por lo que permitió que un policía acompañara a Lulú al cajero que se encontraba en el Ayuntamiento para que retirara los cuatro mil pesos que solicitaba.

“El policía me acompaño a un cajero que estaba en el Ayuntamiento para retirar el dinero, al regresar nos metieron en un cubículo conde habían cámaras, pagamos y nos hicieron firmar una hoja que decía que salían sin sufrir ninguna agresión y sin pagar ni una dádiva”.

Las dos mujeres al cuestionar que por que no se le entregaba un recibo del pago de la multa fueron encaradas por el policía quien las amenazó que si no firmaban les regresaba su dinero y se quedaban las horas que les faltaba cumplir de su sentencia.

Al rededor de las 16 horas, Lulú y Monse salieron del Juzgado, llegando a su casa subieron el video de su detención a sus redes sociales que en pocos minutos se hizo viral.

El viernes 17 de agosto las dos mujeres se dirigieron a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México ubicado en la Av. Morelos número 21, Ecatepec de Morelos, donde fueron atendidas por el licenciado José Luis Osorio quienes les explicó que no podía levantar la queja por que primero tenían que acudir a levantar la denuncia.

El mismo día acudieron a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Ecatepec, donde el Licenciado Jorge Armando Vazquez Castelan intentó de todas las formas desalentarlas para que no hicieran la denuncia. “Lo primero que nos dijo el Licenciado fue que no iba a proceder la denuncia y que estábamos perdiendo nuestro tiempo por que para que se realizara la investigación tendríamos que demostrar con fotografías o testimonios que efectivamente solo caminábamos de la mano por la calle. El servidor público trato todo el tiempo de persuadirnos para que no hiciéramos la denuncia hasta saco su Código para mostrarnos que en ningún artículo entraba nuestro caso.” Explicaron Lulú y Monse.

Finalmente lograron realizar la denuncia que quedo asentada en la carpeta de investigación 0341728001808. Al día siguiente se dirigieron la Conapred donde levantaron la queja.

El lunes 20 de agosto, Monse fue entrevistada en un programa de radio transmitido por la frecuencia 760 de AM donde narró lo sucedido, después de la entrevista amenazas de muerte llenaron su perfil de Facebook.

“Ya pobre muerta de hambre tengo lo qie te puede llenar el oscico pero como eres PUTA no te gusta y solo te lo digo bajale a tus ovarios PENDEJA y si quieres fama te la vamos a dar q hasta en los periodicos vas a aparecer saludos machorra a por cierto en el GRAFICO PRIMERA PLANA.”

Este martes 21 de agosto, patrullas del Estado de México hicieron sonar sus sirenas por varios minutos en la calle donde viven Lulú y Mose, por casi una hora la patrulla se estaciono cerca de su domicilio por lo que las dos mujeres han acudido a organizaciones e instituciones para denunciar los hechos y levantar un protocolo de seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here