Esta tarde, cientos de ciudadanos se reunieron en el Monumento a los Desaparecidos en la ciudad de Guadalajara para velar y protestar por la muerte de Elizabeth de la Rosa, madre del pequeño Tadeo quien murió a consecuencia de las quemaduras que sufrió durante la quema de un autobús utilizado por los bloqueos realizados por el Cartel Jalisco Nueva Generalización el pasado 21 de mayo.

Elizabeth de la Rosa y Tadeo, un menor de ocho meses de edad regresaban a su casa después de comprar el ropón que utilizaría para el bautizó del pequeño. El autobús donde viajaban fue uno de los que el CJNG quemo en venganza por la detención de sicarios que participaron en el ataque a el secretario del Trabajo, Luis Nájera Gutiérrez.

Durante el velatorio, ciudadanos y organizaciones denunciaron que Jalisco vive uno de los peores momentos de su historia. “Asesinatos como parte infaltable de la realidad cotidiana, fosas clandestinas con cientos de cuerpos, miles de desaparecidos y, ahora, la triste noticia de la muerte de Elizabeth de la Rosa.”

Exigieron justicia para Elizabeth de la Rosa y Tadeo y los miles de desparecidos y asesinados en este estado y el país. “Esta guerra a la que por ahora no se le ve fin, ha puesto en cuestión al Estado mexicano, al régimen político y a los distintos grupos políticos que lo administran”.

Foto Víctor Ibarra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here