El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) reiteró ayer que, tras 18 meses de recolección y examen multidisciplinario de la evidencia física proveniente del basurero de Cocula, en Guerrero, “no se encontraron elementos científicos objetivos que sustenten la incineración de 43 cuerpos en la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en ese lugar”.

El estudio al que hace referencia al EAAF fue dado a conocer públicamente e incorporado a la averiguación previa del caso desde febrero de 2016.

La declaración de los peritos argentinos llegó tras la difusión de un spot del presidente Enrique Peña Nieto en el que defiende la desacreditada investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) y manifiesta su “convicción” de que los 43 normalistas fueron incinerados en el Basurero de Cocula. Las y los expertos han hecho estudios multidisciplinarios al lugar y han precisado que ellos no estuvieron presentes cuando supuestamente se hallaron las bolsas con cenizas en el río San Juan.

El mismo día, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) denunció que desde hace 171 días, el profesor Erick Uriel Sandoval Rodríguez fue indebidamente detenido por la Policía Federal, como si fuera “La Rana” o “El Güereque”, a quien los autores materiales de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa señalaron como su cómplice.

El organismo que preside Luis Raúl González Pérez subrayó que hace 99 días entregó las pruebas de la inocencia de  Sandoval Rodríguez, pese a lo cual, la Procuraduría General de la República (PGR) “no ha hecho nada por enmendar su error. Mantiene su injusta acusación contra un inocente, mientras quien, según sus propias pruebas, el verdadero partícipe de los hechos, goza de libertad en la más absoluta impunidad”.

Por su parte, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) criticó la posición del presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here