El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y familiares de Victoria Pamela Salas Martínez realizaron un acto público en memoria y exigencia de justicia, a un año del feminicidio de la joven cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en el Hotel Novo Coapa el 2 de septiembre de 2017.

Durante el acto, los familiares de la joven denunciaron que a un año del feminicidio de la joven Victoria Pamela Salas Martínez, las autoridades capitalinas han sido incapaces de ejercer justicia a Victoria.

Por lo que solicitaron al gobierno de la Ciudad de México y Federal que las y los funcionarios públicos de la Ciudad de México sean investigados y sancionados por las acciones y omisiones que fomentan la impunidad y obstaculizan el conocimiento de la verdad y el acceso a la justicia en el caso de Victoria Pamela.

Exigieron que la Secretaría de Gobernación realice de manera urgente la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVG) para la CDMX y que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México informe de manera inmediata a la familia de Victoria Pamela y sus representantes, el estado actual de la investigación, y el plan de trabajo para que el feminicidio sea esclarecido.

Al Tribunal Superior de Justicia de la CDMX le solicitaron librar las ordenes de aprehensión contra las personas identificadas como autores materiales e intelectuales del feminicidio de Victoria Pamela y sancione y destituya a las y los jueces que actuaron y juzgaron sin perspectiva de género.

El 31 de agosto Victoria Pamela Salas Martínez, cumplió 24 años de edad. Festejó su cumpleaños el viernes 1 de septiembre de 2017. Avisó a su madre que estaba bien, que se encontraba con su novio Mario Saenz y que esa noche no regresaría a casa. Quedaron de verse el domingo 3 de septiembre para hacer el festejo familiar pero Victoria jamás volvió.

La mañana del 2 de septiembre de 2017 elementos de la Policía de Investigación de la Ciudad de México acudieron a la casa de la familia de Victoria para informarles que ‘algo’ había ocurrido con su hija y que se presentaran ante el Ministerio Público (MP) a la brevedad.

Al llegar, la familia de Victoria fue interrogada en el MP, primero les informaron que su hija estaba detenida por un supuesto robo y que sería trasladada al reclusorio; sin embargo, después de que sus padres dieron más datos, las autoridades les informaron que había ocurrido un error, y que su hija no era la persona detenida. En ese momento, les informaron que el cuerpo de Victoria había sido encontrado sin vida en el Hotel Novo Coapa.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio explicó que desde un inicio la actuación policial, pericial y ministerial de las autoridades de la Ciudad de México, evidenció la falta del debido proceso. La carpeta de investigación inició como homicidio culposo, con una clara ausencia de perspectiva de género. A pesar del levantamiento y embalaje de indicios y evidencias relacionadas con los hechos, la OCNF documentó la inactividad en la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Tlalpan durante casi cinco meses.

Fue hasta febrero de 2018 cuando la carpeta de investigación sobre el caso se trasladó a la Agencia Especializada en Feminicidios, sin embargo, hasta la fecha el feminicidio de Victoria Pamela se ha mantenido impune. La OCNF detalló que las propias autoridades avalaron y reprodujeron estereotipos de género que responsabilizan a Victoria de su propia muerte, cuestionando su vida, sus relaciones interpersonales, sumándose a ello campañas de difamación y desprestigio con lenguaje sexista y machista.

La organización y familiares finalizaron explicando que el actuar del Hotel Novo Coapa ha sido inadmisible, pues además de no resguardar el lugar de los hechos, la perdida de evidencias, entre otras acciones, han incurrido en responsabilidad ante la gravedad del delito cometido en sus instalaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here