Denuncian persecución y criminalización sin precedentes contra los miembros del CECOP

Por Redacción

0
Foto: Paco Dorado/Somoselmedio.com

Tlapa de Comonfort, Guerrero, a 5 de septiembre de 2018.- Semanas después de la liberación de integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (CECOP), la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria (CRAC-PC), reeducados y campesinos de varios Pueblos que pertenecen a los Bienes Comunales de Cacahuatepec, municipio de Acapulco, se ha desatado una persecución y criminalización sin precedentes contra los miembros del movimiento.

Así lo dio a conocer el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, quien explicó que la Policía Ministerial mantiene aparatosos retenes en las principales entradas a los bienes Comunales de Cacahuatepec como Las Chanecas, San Pedro Cacahuatepec, Las Palmitas, Tasajeras, San Isidro Gallinero y La Concepción y con lista en mano revisa de manera ilegal a todos los campesinos que salen o entran a los Bienes Comunales.

Otros 80 elementos recorren los poblados de San Isidro Gallinero, Parotillas, La Concepción, Aguas Calientes, Oaxaquillas, Salsipuedes y Amatillo.

El Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP), explicó que hace ocho días policías ministeriales catearon ilegalmente el domicilio de Clemente Cabrera Benítez, miembro del CECOP en la comunidad de Tasajeras y se lo llevaron detenido. El 4 de septiembre detuvieron en San Isidro Gallinero a Tomás Cruz Valeriano de la comunidad de Ilamos, los dos cuentan con una orden de aprehensión por el delito de daños y despojo que derivan de acusaciones infundadas y pruebas fabricadas.

Por su parte Tlachinollan denunció que la Fiscalía ha liberado más de 50 órdenes de aprehensión contra igual número de comuneros del CECOP, cuyo delito ha sido defender sus tierras y sus bienes naturales como el Rio Papagayo que es explotado irracionalmente por los empresarios gravilleros. Desde hace una semana la Policía Estatal y Ministerial mantiene sitiado los Bienes Comunales de Cacahuatepec con el objetivo de desmantelar al CECOP y diezmar su lucha histórica por sus tierras y bienes naturales.

La organización de la Montaña de Guerrero calificó a las acciones de la Fiscalía General de Guerrero como una clara expresión de la persistencia del Estado de seguir criminalizando a los defensores comunitarios del CECOP. «Es evidente el uso faccioso del aparato de justicia para desmantelar la organización y resistencia de los campesinos en su defensa de los bienes naturales de los Bienes Comunales de Cacahuatepec.»

Desde hace años, existe una confrontación entre opositores y simpatizantes al Proyecto Hidroeléctrico La Parota y de la extracción de material pétreo del río Papagayo que ha arrojado varios muertos y detenidos para ambas partes, sin embargo, Tlachinollan a denunciado que la Fiscalía solo ha actuado contra los miembros de la CRAC y del CECOP.

Ejemplo de esto, detalló la organización, son los hechos del 7 de enero de este año en la Concepción, donde fueron asesinados cinco miembros de la CRAC y del CECOP. «Los actos de tortura perpetrada el mismo día en la Concepción permanecen sin los más mínimos avances. En las audiencias que se han llevado con la Juez de Control ha tenido que llamar la atención a la Fiscalía sobre la falta de debida diligencia en las investigaciones de estos actos de tortura.»

Tlachinolla y los miembros de la CECOP exigieron al Gobierno Estatal y Federal que cese la persecución contra miembros del CECOP, retire los retenes ilegales que mantiene la Policía Ministerial en los bienes comunales de Cacahuatepec, que cesen los cateos ilegales a los domicilios de los miembros del CECOP, liberen inmediatamente a los presos del CECOP y cancelen  las órdenes de aprehensión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here