En México, 24 periodistas permanecen desaparecidos

Por Redacción

0

Desde 2003 hasta la fecha, 24 periodistas permanecen desaparecidos en México sin que hasta ahora las autoridades brinden verdad y justicia en los casos. El último caso es el de Agustín Silva, desaparecido el 22 de enero de 2018 en Oaxaca

Así lo ha documentado la organización Artículo 19 quien ha explicado que el contexto generalizado de desapariciones en México impacta significativamente el ejercicio de la libertad de expresión.

En su informe especial La desaparición y desaparición forzada de quienes ejercen la libertad de expresión en México, la organización expone las deficiencias del Estado y la falta de voluntad para atender estas violaciones graves a derechos humanos. En particular, retoma el caso de Moisés Sánchez, periodista de Veracruz, inicialmente víctima de desaparición forzada y posteriormente asesinado –la línea de investigación que apunta a posible participación de autoridades municipales.

De 2003 a 2015, en promedio han desaparecido dos periodistas por año. Tamaulipas es la entidad con mayor registro de casos, con seis. Le siguen Michoacán y Veracruz con cuatro.

La documentación que ofrece este informe permite señalar un patrón donde en el 96% de los casos se identifica como antecedente la cobertura informativa relacionada con temas de corrupción y de seguridad, en los que se relaciona a funcionarios y crimen organizado. En 23% de los casos, los comunicadores recibieron amenazas previas por su labor informativo.

En su informe Artículo 19 explicó que frente a los efectos que genera la difusión de información crítica, los grupos involucrados en estos hechos se ven potencialmente afectados. Por ello, resulta de suma gravedad que las autoridades locales y federales omitan el ejercicio periodístico como una de las principales líneas de investigación en los casos.

En el caso de los periodistas, un grupo en situación de particular vulnerabilidad, en relación a estas violaciones. La desaparición de personas que ejercen la libertad de expresión en México es alarmante, en lo que concierne a las características de los casos que, en su mayoría, podrían calificarse como desapariciones forzadas.

El informe también expone los obstáculos que enfrentan las familias de las y los periodistas desaparecidos. Es constante que se les niegue el acceso a la investigación, siempre bajo argumentos que no contemplan sus derechos. Las víctimas indirectas terminan por no obtener información detallada sobre el curso y los resultados de las investigaciones.

En México el trabajo de los periodistas es vital para el ejercicio de la democracia. En consecuencia, las desapariciones de periodistas representan para la prensa una represalia a su labor, que concluye con la autocensura. Con la omisión del Estado, la impunidad es un mensaje de aliento a la corrupción y la repetición de estas agresiones. Y aún más trascendente, perjudican seriamente a la sociedad, ya que niega su derecho a la información, de claro interés público, y a la libre difusión de ideas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here