Chihuahua, Chih., 26 de octubre de 2018.-  Este jueves fue asesinado Julián Carrillo Martínez, defensor rarámuri en Coloradas de la Virgen, municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, quien era beneficiario del Mecanismo Nacional de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaria de Gobernación.

Integrantes de la organización Alianza Sierra Madre informaron que gracias a una llamada telefónica,  Julián Carrillo les avisó se encontraba en un cerro escapando de varios sicarios que lo estaban persiguiéndolo.

Fue el hijo de Julián quien volvió a comunicarse, desde el teléfono satelital que tienen como parte de las medidas de protección, para informar que había escuchado una balacera y creía que habían asesinado a su papá. Una hora más tarde, se encontró el cuerpo de Julián.

En febrero de 2016, Julián presenció a corta distancia el asesinato de su hijo Víctor Carrillo Carillo y sólo libró el ataque porque se encontraba fuera de la vivienda donde sucedió el crimen.

Aunado a ello, familiares de Julián había sido también asesinados: Guadalupe Carrillo Polanco (sobrino, julio 2016); Alberto Quiñones Carrillo(sobrino, septiembre 2017); Francisco Chaparro Carrillo (yerno, 1 de julio de 2018).

Julián Carrillo era beneficiario del Mecanismo de Protección desde febrero de 2014 sin embargo  por el desconocimiento sobre la forma de realizar el análisis de riesgo colectivo, así como por las condiciones de orografía y especialmente por la inseguridad en la región, el Mecanismo tardó 17 meses para realizarlo y lo hizo de manera remota, sin trasladarse a la comunidad.

Hace una semana, en el marco de la revisión de la mesa ambiental del plan de contingencia, uno de los beneficiarios del Mecanismo expresó ante organizaciones de la sociedad civil, autoridades estatales y federales su preocupación por la violencia al interior de la comunidad y por las cuatro concesiones mineras otorgadas irregularmente a sus agresores. También expresó su deseo de seguir haciendo su trabajo en condiciones de seguridad y libertad, y se manifestó muy preocupado por la impunidad en que se encuentran los 17 asesinatos de líderes rarámuri y autoridades indígenas en la zona, incluyendo el caso de Isidro Baldenegro.

Julián había abandonó su tierra provisoriamente luego de que hubiera escuchado rumores de personas que lo están buscando para asesinarlo por su labor de denuncia sobre lo que pasaba en Coloradas de la Virgen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here