¿Articulista o mercenario de las letras?

Por Sergio Ferrer

0

El señor es una ofensa. Sí él, en su conjunto. Lucen tan comprados sus párrafos. Pervertidamente busca articular ofensas a través de cuestionamientos sobre hechos que jamás ha vivido ni parecer haber sentido respeto. Pasa que en días pasados, primero en el derechista Heraldo y después en El Sur… soltó un ataque a la senadora Nestora Salgado. Argumentó detalles de una historia inspirado en impresiciones, reiterando la criminalización a luchadores sociales, haciendo gala de un estilo desfasado, tosco y machista.

Esto, usando en parte una respuesta de la senadora a un reportero que en su misma pregunta cuestionó si era Guerrero un estado fallido, ante lo cual optó por renegar de la situación que vive el estado. Jorge Camacho Peñaloza insultando dijo entre otras cosas que no quiero repetir, que “para tener la lengua suelta…” que “si le ganó su lado comandanta…” que si con desparpajo, incluso podría decirse que intenta callar la voz de la mujer.

Le quiero decir a ese señor, y a esas personas que están trabajando para desarticular al sistema de justicia que la CRAC-PC Policía Comunitaria, la de base, la que se rige por la asamblea comunitaria y se ampara en la Constitución mexicana y en Tratados internacionales que México ha ratificado, que no reta al Estado, que se compone de personas honestas que defienden su Territorio y sus comunidades no solo frente a la inseguridad sino ante el despojo. El intentar demeritar la autodeterminación de los pueblos es una clara afrenta a los pueblos indígenas. ¿acaso no pueden los indígenas darnos ejemplos de organización?

Peñaloza en su nuevo discurso de violencia soft, olvidó que en 2016 al lamentar el asesinato de un presidente municipal en Guerrero, señaló que “se exhibe no solo la deficiencia del gobierno para el combate a la delincuencia organizada, sino sobre todo para prever y sobretodo evitar desgracias”. El ex candidato a la gubernatura que a la usanza de Meade busca hacerse de una posición política con el descrédito y una ofensa fifí fue quien en su fallida campaña de 2015 según medios locales, comparó a las mujeres con las encuestas realizadas por cada partido político que previó a los comicios favorece a su candidato, en aquel entonces aseguró que éstas son como “las mujeres, ¿de quién son las mujeres… de sus maridos ¿y quién la trabaja? Pues uno”.

Este año el ex vocero de la candidata a la presidencia Margarita Zavala, se sumó a la campaña del aspirante a alcalde de Acapulco de la coalición Transformando Guerrero, Ricardo Taja Ramírez. Para el 21 de junio de 2018 en una conferencia de prensa, Camacho Peñaloza llamó a votar por el candidato presidencial del PRI-PVEM-Panal José Antonio Meade Kuribreña.

El señor, se olvidó de contrastar lo bien que según le va a Guerrero con los hechos constantes de violencia, con la realidad que pesa y que no pretendo aumentar pero tampoco callar ni ocultar. Para exponer el tamaño de la ofensa a la población guerrerense, les pongo unos ejemplos. 1.-El asesinato en Acapulco del periodista Gabriel Soriano, el mismo día del informe del gobierno estatal. 2.-Desplazamiento forzado. Durante toda una noche 35 niños, 21 mujeres y 14 hombres caminaron desde la comunidad de Tlaltempanapa, municipio de Zitlala, a la cabecera municipal de Copalillo, en la región Norte, desplazados por la violencia que se vive en su poblado. 3.-El primer trimestre del año, se integraron 572 expedientes por homicidios dolosos, 22 casos más que los documentados en 2017, que tuvo la cifra más alta de cuatro años anteriores, según la incidencia delictiva del fuero común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación. 4.-En agosto, el Fiscal de Guerrero reconoció que los feminicidios en la entidad han aumentado en los últimos meses. 5.-Medios de comunicación informan de la desaparición de cuatro menores de 18 años en Chilpancingo. 6.-La violencia estructural y abandono a los pueblos indígenas. Quizá no vea o lea las indeseables notas que dan cuenta de los asesinatos de mujeres en las diversas regiones.

Jorge Volpi en un reciente foro señaló que “somos un Estado fallido, un Estado que no puede garantizar una justicia transparente equitativa, independiente para sus ciudadanos efectivamente es un Estado fallido”. Estamos frente a un nuevo proceso democrático. Es una tarea de todas y todos construir nuevos caminos y establecer mecanismos de democracia participativa, sin embargo no significa ocultar las cosas que van mal.

En la búsqueda de argumentos que describan lo que está haciendo Camacho y también en su momento hizo Mauleón, encontré que los ataques hacia las mujeres por ser mujeres tienen como trasfondo la descalificación y una desconfianza sistemática e indiferenciada hacia sus capacidades y posibilidades de hacer un buen trabajo o ganar una elección. Vicios de estereotipos. Violencia política contra las mujeres en razón de género. Acciones, actitudes, textos, que tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos políticos de las mujeres. Buscando limitar o negar arbitrariamente el uso de cualquier recurso y/o atribución inherente al cargo político que ocupa la mujer, impidiendo el ejercicio del cargo en condiciones de igualdad.

Camacho tiene también la línea de la señora Wallace, esa de fabricar mentiras, de fabricar culpables, lo cual esperemos ya se termine. No más personas encarceladas injustamente, no más falsedades. Al señor le da roña reconocer que en el senado por Morena llegó una mujer que ha caminado la senda de la migración, después del deber comunitario, la situación de ser presa política y luego el de llegar a la cámara alta desde el pueblo, desde una lucha por el respeto a los derechos humanos que requiere de la participación colectiva.

Actualmente en el senado por el estado de Guerrero se encuentran en el grupo parlamentario de Morena: Nestora Salgado García y Félix Salgado Macedonio, figuras que forman parte de la cuarta transformación con tareas importantes en el Congreso. También se encuentra Manuel Añorve Baños, senador del partido neoliberal PRI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here