Salsipuedes, Guerrero, 17 de noviembre 2018.- El pasado lunes 13 de noviembre, personas desconocidas quemaron cuatro motos acuáticas propiedad de Marco Antonio Suástegui Muñoz vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP). Así lo denunció la esposa del líder social y Rogelio Telis, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

María de Jesús Pérez Hernández, esposa de Marco Antonio Suástegui, detalló que, a las cinco de la mañana del 13 de noviembre, hombres armados arribaron a la Playa Icacos donde rociaron gasolina y les prendieron fuego a las motos acuáticas. Cuando familiares del líder social llegaron a las playas las unidades acuáticas todavía estaban quemándose.

Foto: Mario Marlo

Rogelio Telis, abogado de Tlachinollan explicó que las motos quemadas eran parte de un negocio que Suástegui tenia en la Playa Icacos del puerto de Acapulco, negocio del que se sostenia su familia.

María de Jesús Pérez detalló que la agresión a su patrimonio ocurrió, después de que el 5, 6 y 7 de noviembre, Marco Antonio Suástegui, ofreciera una entrevista a la periodista Maribel Gutiérrez del periódico el Sur donde denunció los actos de detención arbitraria, tortura e incomunicación que sufrió durante su detención el 7 de enero de este año, las condiciones indignas de reclusión de que fue objeto en el centro penitenciario donde se encuentra en prisión preventiva y las ejecuciones extrajudiciales de tres policías comunitarios en el operativo del día 7 de enero.

Rogelio Telis informó que respecto a las motos acuáticas se interpuso una denuncia ante el Ministerio Público, se solicitaron medidas cautelares a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y se denunciaron los hechos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y las distintas relatorías de la Organización de las Naciones Unidas.

Marco Antonio Suástegui es fundador del CECOP y desde el año 2003 organiza a las comunidades que resisten y se oponen a la construcción de la presa hidroeléctrica la Parota, el saqueo y explotación indiscriminada e ilegal de grava y arena que realizan empresarios gravilleros de Acapulco en el Río Papagayo.

El trabajo de Marco Antonio Suástegui y los demás comuneros del CECOP, lograron detener la construcción de la hidroeléctrica y frenar a empresas gravilleras. Debido a su lucha por la defensa del territorio y los bienes naturales de su comunidad, el aparato de justicia le ha abierto más de 7 procesos penales por diversos delitos.

Finalmente, Rogelio Telis y María de Jesús Pérez solicitaron al estado investigar las agresiones al dirigente social y sancionar a los responsables, así como  brindar todas las medidas de protección que sean necesarias a él y a su familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here