San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 26 de noviembre 2018.- En su participación en el último seminario organizado por Otros Mundos A.C., Rafael Mayoral, miembro de la coordinación de la organización Pobladores Oaxaca, expuso su punto de vista sobre la renovación y reactivación del tren de carga transístmiso. Se trata de uno de los 10 “proyectos prioritarios” de la administración entrante, por la que los y las Mexicanas  votaron en la Consulta Ciudadana Nacional el pasado 24 y 25 de noviembre.

“Oaxaca es una de las zonas donde más megaproyectos se han venido a aplicar, pero aquí están los resultados: estamos muy lejos del progreso prometido, del empleo, del llamado desarrollo.”

Rafael Mayoral, integrante de Pobladores Oaxaca y de la Coordinadora de Colonias Unidas de Salinas Cruz explicó que las personas en el istmo de Tehuantepec no creen prioritario en la región, las dobles vías del ferrocarril transístmico ni la promoción del comercio del golfo de México al Pacífico a través de contenedores y ferrocarriles. “La gente está esperando servicios de salud y de educación y resolver sus problemas después del sismo. Está esperando una manera de potenciar sus formas de vida.”

Mayoral detalló que si se pensara en un proyecto de ferrocarril que abaratara el transporte de las personas y sirviera como un mecanismo para fomentar el mercado local, podría tener un impacto económico positivo. Pero eso no está contemplado. “Lo vislumbran como un mecanismo nada más para fomentar el comercio entre el Pacífico y el Atlántico, entre Europa o los estados del oeste norteamericano, y Asia. En este modelo, los habitantes locales no entran y al contrario, son más marginados.”

Por lo que explicó que el megaproyecto no generará ninguna ganancia para las comunidades quienes sólo van a ver nada más pasar los ferrocarriles. “La gente solo estará viendo, y estará siendo afectada por todos los problemas que le va a generar una vía de alta velocidad. Toda la infraestructura que necesita construirse alrededor de un ferrocarril va a apropiarse de la tierra de las personas, va a estropear su vida natural y los va a empobrecer más, porque si de esto vivían y sacaban poquito, pues ahora van a sacar menos.”

Ante lo anterior, Mayoral comentó que diversas organizaciones, comunidades, comisariatos de bienes comunales, autoridades de algunos municipios, se han manifestado en contra de este megaproyecto argumentando que en su experiencia las personas de la zona afectadas no han sido atendidas ni escuchadas y siempre se postergan los compromisos con ellos, priorizando los intereses  de personas que no pertenecen a la región, que no la viven y la ven simplemente como un territorio para lucrar.

Ejemplo de esto son las eólicas que hacen holdings con capitales japoneses, coreanos, alemanes, holandeses, norteamericanos, que han realizado negocios rentado hectáreas de tierra a campesinos donde les pagan 5000 pesos anuales.

“No hay derrama económica. Las comunidades que aceptaron las eólicas no están mejor que antes, están peor, en lo mejor de los casos seguirán igual, pero no tienen ningún beneficio los comuneros y los campesinos. Entonces es un abuso este uso de la tierra de los istmeños para negocios de emporios internacionales a quienes lo que menos les importa es la vida de los istmeños.” dijo el miembro de la coordinación de la organización Pobladores Oaxaca.

El integrante de Pobladores Oaxaca y de la Coordinadora de Colonias Unidas de Salinas Cruz finalizó puntualizando que “AMLO tendrá que decidir de qué lado se va a poner los lentes, si los proyectos los va a construir desde y para el beneficio de la población, o si los va a estar administrando de acuerdo a su consejero de cabecera o de acuerdo con lo que le dicte el capital norteamericano.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here