Caminando y aprendiendo a gritar la violencia hacia mujeres en Ecatepec

Educación desde abajo, desde el cuerpo y el arte / Por Manuel Amador. Profesor, promotor y defensor de los derechos humanos en el Estado de México

1
Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

Ecatepec, Estado de México, a 27 de noviembre de 2018

En el marco del día internacional de lucha contra violencia hacia las mujeres y como parte del proyecto “Comunidad en aventura” de la academia de Ciencias Sociales de la preparatoria 128 General Francisco Villa de Ecatepec, así como de la puesta en práctica de pedagogías estéticas políticas se realizó una intervención en la comunidad con arte. Usando como herramienta el cuerpo, el arte y la mirada crítica las y los alumnos crearon diferentes formas de decir, denunciar y visibilizar la violencia hacia las mujeres que se vive en el contexto de Ecatepec, Estado de México.

Se les pidió que con creatividad, humanismo y sentido crítico elaboraran algo qué decir a su comunidad; la pregunta fue concreta: ¿Qué le dirías a tu comunidad sobre la no violencia hacia las mujeres y las nuevas masculinidades?

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

El resultado fue muy diverso; desde pintarse moretones simulando el maltrato, el vestirse coloridamente, portar faldas de papel también coloridas como símbolo de libertad y alegría, el realizar mantas con frases y dibujos para tomar una postura, el pintarse la cara de rosa para exaltar el orgullo, mujeres que llevaron rosas y las regalaron a otras mujeres en su transitar por las calles, realizar mariposas de papel con leyendas contra la violencia hacia las mujeres para regalarlas y pegarlas en las calles, alumnos varones con faldas y vestidos para generar empatía; elaboración de performance y teatro: el monstruo de Ecatepec y otros, chicas con escotes y maquillajes y caminar muy libres, entre otros carteles y maquis que hablaban de esa su realidad. Todo fue un decir con arte y con furia los silencios se desdibujaron, las violencias guardadas fueron liberadas en gritos y coloridos tonos y formas.

Las formas de decir fueron muchas y con pocos recursos materiales se consiguió el objetivo, pensar la posibilidad de que el arte es un gran motor para generar movimiento y una gran arma para desestabilizar las violencias y desterrar los miedos que habitan los cuerpos en lugares donde la violencia tiene muchos rostros y signos en sus orígenes. Lo que ese día paso fue que prevaleció la alegría y la esperanza de las jóvenes ante una realidad que los avasalla. Las formas de decir y dar de ellos y ellas nos enseña también que el amor y la vitalidad puede generar grandes movimientos cuando se tiene claro que es posible construir escenarios diversos en tiempos y en lugares de crisis humanitaria, lugares donde la vida ha dejado de importar, donde las personas ha sido acorraladas a no imaginar y educadas por el sistema de muerte a no merecer ante el maltrato y el daño.

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

La violencia hacia las mujeres en Ecatepec es latente al unísono que el desprecio, la impunidad, la frustración y el odio normalizando entre las relaciones. Sin embargo ese día al tomar las calles algo se movió en y con los jóvenes al menos la posibilidad de una enseñanza: caminar nombrando y gritando la opresión y las violencias hacia las mujeres y de esa manera una práctica educativa para construir escenarios y caminos diferentes, un reconstruir social y colectivo con incidencia, con alegría, la disidencia caminado y creando con arte en medio de la precariedad y el olvido; ahí donde siempre será hermoso sembrar y ver crecer semillas de esperanza.

Gracias a los profesores de la academia de Ciencias Sociales que impulsaron y apoyaron esta acción, gracias a los jóvenes por enseñarnos que lo humano es y seguirá siendo el lugar donde tenemos siempre regresar la mirada, surgir y renacer otra vez en tiempos de destrucción humana.

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

A continuación y en voz de las y los alumnos de 15 a 17 años se presentan algunos testimonios de su experiencia de participación en la actividad del pasado 21 de Noviembre sobre las calles de la colonia Hack González de Ecatepec y de las acciones que ellos generaron. Lo anterior con la finalidad de que esta experiencia pueda ser retomada como una práctica pedagogía de libertad a favor de la vida en lugares en México donde la violencia se ha normalizado.

“Yo al salir me sentí orgullosa, contenta y feliz de ser mujer, fue algo hermoso que todas las mujeres nos reunimos y fuimos a dar un mensaje para que la gente entendiera que las mujeres valemos y que se nos tiene que respetar sin importar nuestra vestimenta. Si nos vestimos de una manera coqueta es porque nos sentimos cómodas y no para que nos falten el respeto”. Verónica Rivas

“Cuando estuve en la caravana que formamos todos o casi todos los alumnos de la preparatoria me sentí parte de todas esas personas que gritan lo que sienten; que quieren ser escuchadas para poder cambiar el mundo. Tal vez para algunas personas seamos seres insignificantes las mujeres pero con estas acciones crecemos como personas, me sentí muy bien fue como una manifestación de mis ideas con mis sentimientos, gritar lo que se ha quedado oculto en esa parte más reprimida del corazón; siente una liberación de la carga que no nos deja avanzar. Aprendí que como sociedad si podemos cambiar todo este contexto de violencia” Jonathan Núñez

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

“Yo me sentí muy bien y fue un gran alivio. Fue una experiencia muy bonita porque ahora las mujeres que sufren algo relacionado pueden levantar la voz, las personas que asistieron posiblemente ellos o alguien cercano sufra esto y gracias su honor de atreverse a marchar puedan atreverse a gritar una vez mas no la violencia hacia la mujer. Las mujeres ya no deben quedarse calladas, debemos levantar la voz, siendo así esto evitaría muchas situaciones como el feminicidio”. Melani Pegueros

“Yo me vestí de hombre y obviamente si me sentí bien porque las demás personas solo se centraban viendo a las mujeres y no me ponían atención, claro no es lo mismo que paso diario porque siempre algún hombre que va en un carro o incluso caminado me dice algo lindo u ofensivo o se me queda viendo. Tal vez a un hombre solo ponen atención por la forma en la que visten y no lo critican y a una mujer sí, si se viste con alguna falda o short corto les chiflan o las insultan”. Abigail Gómez

“El hecho de que los hombres se pusieran en el lugar de las mujeres fue experimento social muy interesante e importante porque por un momento sintieron lo que es estar descubiertos y de esa manera expuestos con una prenda de vestir tan común en las mujeres con la cual estaban al alcance del acoso por parte de los hombres. Me siento muy bien a saber que tengo compañeros muy compresibles”. Brenda Domínguez

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

“Para mí la actividad tuvo una causa muy profunda porque por primera vez se hizo justicia en ver como las mujeres (mis compañeros hombres con falda) son vistas con morbo por los hombres y que ellos sintieron lo que uno como mujer ya no es libre de hacer algo o vestirse con un vestido o un escote porque comienza el morbo de los hombres; entonces de igual forma fue algo para mi muy llamativo y emocionante porque los hombres sintieron lo que uno cuando mujer le pasa”. Leslie Torres

“La experiencia fue muy positiva ya que por una vez nos pusimos en el lugar de las mujeres, logré sentir las faltas de respeto y risas. Es bueno demostrar empatía pero sobre todo respeto. Cuando yo gritaba “Con falda o pantalón respétame cabrón” sentía algo positivo dentro muy dentro de mí, fue sentir empatía y saber que estoy ayudado a una mujer que está siendo ofendida y además tratar de hacer razonar a mi familia y amigos y otras personas”. Fernando Sanjuan

“Considero que esta actividad ayudo a crear conciencia en los hombres ya que al fin comprobaron que no es cómodo caminar por las calles con las miradas de los hombres encima; también creo que la gente hace mal a observar de una mala forma a las mujeres que nos vestimos de hombres, no me sentí cómoda. Disfrute la convivencia y solidaridad que tuvimos ayer toda la comunidad estudiantil, aunque el sol estaba fuerte no fue pretexto para ser parte de esta marcha”. Marina Velázquez

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

“Para mí fue un orgullo, ya que ponerte en los zapatos de una mujer es muy incómodo por las miradas y críticas de la sociedad. Por otro lado fue lindo ya que existe la esperanza de que desaparezca el machismo. Fue molesto un poco ya que los hombres que se burlaban, les dije son personas ignorantes, las mujeres igual riéndose cuando en sí las representábamos a ellas. Espero y con esta cambien la sociedad y deje de denigrar a la mujer”. Marco Tulio Rodríguez

“Esta actividad fue muy significante y agradable para las mujeres ya que gracias a la participación de los hombres podemos sentir ese apoyo de ellos y con esto se pueden evitar que sigan los feminicidios. Fue importante ver como los compañeros hombres se vistieron de mujeres y gritaban que se respetaran a las mujeres. Con esta actividad le demostramos a la comunidad; que ya estamos hartas de tantas muertes y discriminación hacia la mujer y que apoyamos y defendemos los derechos y cada una de nosotras como mujeres”. Elsy Maryfer Espinoza

“Me sentí emocionada porque nunca había hecho algo igual al ver como todos mis compañeros iban diciendo porras. Otros compañeros vestidos de mujer sin importar que dijera la gente, que al final de cuentas no estábamos haciendo nada malo, solo para hacer que las personas reaccionen. Conforme íbamos caminado había mucha gente que nos veía, unos nos apoyaron y otros solamente cerraban las puertas y ventanas porque no les tomaron importancia a los que estábamos haciendo pero lo que no entienden es que en algún momento ellos pueden estar en una situación igual o peor caso de violencia”. Adriana Juárez

“La actividad que hicimos fue un acto de civismo y de paz humana en las calles exigiendo justicia hacia las mujeres”. José Alexander

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

“Me llego mucha nostalgia al recordar en las noticias en la que nos informaron el asesinato de mujeres en días pasados en mi municipio sobre el monstruo de Ecatepec que mato a muchas mujeres; me sentía con miedo y nerviosismo de lo peligroso de estar en las calles. Con esa emoción gritando junto a mis compañeros y maestros fue una experiencia única”. Fabián Fuentes

“Yo me sentí entusiasmado, sentí que hicimos algo bueno, combatir el machismo. Al principio me sentí un poco avergonzado pero ya después reflexione y pensé que estaba bien”. José Luis Luevano

“Al principio de esta marcha me dio un poco de pena, era la primera vez que yo salía a una marcha como estas, después de todo decido unirme a ella, defenderme como mujer y querer respeto para todas las mujeres del mundo; aprendí a no quedarme callada y gritar a todo el mundo que quiero respeto y merezco respeto, que no somos esclavas de nadie. Me ha hecho reflexionar muchas cosas como mujer como el no quedarme callada cuando un hombre me grite o ande jalándome, no tienen derechos los hombres a lastimar a una mujer”. Arizbeth Juárez

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

“Estuve muy emocionada porque casi toda la escuela participo y fue una marcha muy grande, mi mama participó estuvo muy emocionada tanto que grabó, cuando estaban actuando se puso a llorar, conmovida por lo que paso”. Omara Ferro

“Me sentí muy feliz porque cuando íbamos gritando “Con falda o pantalón respétame cabrón” todos los hombres se nos quedaban mirando muy raro y feo. Los que nos miraban feo sabían que esa frase era para ellos, me gustó mucho regalar las flores a las mujeres y las obras y performance cuando culmino el evento”. Guadalupe Guzmán

“Fue algo muy padre pero también muy triste, porque recordamos a las mujeres, niñas y adolescentes que fueron asesinadas y maltratadas y más en Ecatepec y sus colonias porque seguido hay muchos casos de mujeres golpeadas, violadas y torturadas de la peor manera. Ya ninguna mujer puede salir a la calle sola o de noche pues tenemos miedo de que algo nos pase. Esta es una bonita marcha para parar con estos casos y que las mujeres podamos caminar libremente sin que nada nos pase; También para que los hombres reflexionen y dejen a un lado el machismo, los golpes, las torturas, maltratos y muchas cosas más”. Dana Laura Moreno

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

“Me sentí apoyada como mujer, aprendí que si nos maltratan o si nos humillan debemos de defendernos o informa a las autoridades, que no nos dejemos hacer menos y defender nuestros derechos”. Fernanda Hernández

“Al participar en esta marcha sentí esperanza, saber que muchas personas y mujeres con esta acción ya no se quedaran calladas, ni mucho menos yo. Aprendimos de que por el simple hecho de ser mujer o niña no nos vamos a quedar calladas o no nos vamos a dejar golpear, manipular, violar e incluso matar. Esta caminata por la comunidad motivará a muchas personas a salir de las sombras por donde mucho tiempo viven o vivieron, incluso las y los compañeros que participaron en la caminata”. Ariana Medina

Fotografía: Ponciano Huerta/Somoselmedio.com

1 Comentario

  1. El pantalón fue utilizado para DISCRIMINAR, abusar y humillar a la mujer.
    Las FALDAS; y los VESTIDOS CON FALDA, para los varones; SON UNA GRAN NECESIDAD; por salud, por respeto y por comodidad.
    Por tradición y desde siempre los hombres se habían vestido con faldas, solo hace 500 años que nos obligaron a usar el horroroso e incomodo pantalón.
    Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural. Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES.
    Por salud y comodidad mejor usar FALDAS O VESTIDOS CON FALDA PARA HOMBRE .
    Hay una GRAN NECESIDAD POR ATENDER entre la población masculina; y esta muy relacionada con la SALUD; y la calidad de vida de los varones;
    Las faldas para los varones son una gran NECESIDAD; por salud, por respeto y por comodidad.

    El pantalón es la prenda menos adecuada para un hombre; el calzoncillo bóxer, hace las veces de férula en los genitales, (propiciando mal funcionamiento, y discapacidades); el calzoncillo bóxer mantiene los genitales inmovilizados ; magullados y machacados; la costura central del pantalón maltrata, magulla e incomoda todo el tiempo los genitales; la correa o cinturón hace las veces de torniquete, y obliga al corazón a bombear la sangre con mayor esfuerzo, (para vencer la contracción que hace el torniquete), y por mala irrigacion sanguínea afecta: el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor. Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural. Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES. El pantalón, el calzoncillo ajustado, la costura central del pantalón, y la correa o cinturón, están promoviendo las enfermedades modernas de los hombres: IMPOTENCIA, ESTERILIDAD, PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA Y POSIBLEMENTE CÁNCER DEL TESTÍCULO.
    Ninguna parte del cuerpo del varón se magulla, ni se machaca; ni se maltrata tanto como los genitales.
    Las faldas y vestidos con falda para los hombres no deben ir con volantes, boleros, encajes, moñitos; y/o adornos; o estampados típicamente femeninos; pero si se pueden elaborar unas muy buenas faldas y vestidos con falda para los hombres; y que se diferencien de las prendas femeninas.

    El tiro; ( que es la costura que une las piernas; tira, por delante; o por detrás; y por eso tiene que sacarlo de entre las nalgas); el horroroso e incómodo pantalón; maltrata; magulla; machaca; lacera, e incomoda todo el tiempo los genitales. Las personas se acostumbran a vivir con la incomodidad; como cuando un zapato nuevo les hace salir callos, o ampollas en los pies.
    Por Anatomía el pantalón sería más afín para la mujer, que para los hombres; lo más adecuado; SALUDABLE; DECENTE; ERGONÓMICO; PRACTICO; y FUNCIONAL, para vestirse un hombre es una FALDA al estilo escocés; o UN VESTIDO CON FALDAS.
    La falda circular y semicircular para hombre; es lo mas practico y fácil de elaborar; pues no lleva cierre o cremallera en la pretina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here