Desde la ONU piden libertad para los presos de Tlanixco

Por Redacción

1

En el marco de la entrega del Premio de los Derechos Humanos que obtuvo este año la organización “Front Line Defenders”, el pleno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió la libertad inmediata, en México, de un grupo de indígenas de Tlanixco por defender el derecho al agua.

La organización Front Line Defenders fue reconocida por la ONU por su actuar en situaciones de emergencia en todo el mundo, facilitar la reubicación temporal de los defensores y, promover medidas internacionales para protegerlos a través de la intervención de actores internacionales.

En su discurso, Front Line Defenders recordó llevar nueve casos emblemáticas en todo el mundo sobre defensores al derecho humano. Entre ellos —el único que radica en el continente americano— el de la indígena nahua Dominga González y de otros cinco defensores del agua de San Pedro Tlanixco.

Los hoy presos, fueron sentenciados a 50 años de cárcel por autoridades mexiquenses, sin tener pruebas en su contra sobre un presunto homicidio, violando de forma fragante y sistemática el debido proceso judicial.

Front Line Defenders resaltó que los “impartidores de justicia” desestimaron la condición de los seis presos de Tlanixco como integrantes de un grupo indígenas originario nahua del país, al argumentar que tuvieron acceso a la educación básica.

Por este motivo, Front Line Defenders —hoy galardonado con el premio que impone la ONU— solicitó al Estado mexicano, de manera concreta al presidente Andrés Manuel López Obrador, liberar de manera inmediata a los seis defensores del derecho al agua.

Los presos indígenas son Teófilo Pérez González, Pedro Sánchez Berriozábal, Rómulo Arias Mireles, Lorenzo Sánchez Berriozábal, Marco Antonio Pérez González y Dominga González Martínez, cuya defensa jurìdica lleva el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”.

La ceremonia de imposición del galardón se llevó a cabo en la sala de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York; y el premio fue entregado por Antonio Guterres, secretario general de la ONU y Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

Los ganadores fueron electos por un comité especial compuesto por los presidentes de la Asamblea General, del Consejo Económico y Social, del Consejo de Derechos Humanos, de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer y del comité asesor del Consejo de Derechos Humanos.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos también participa ofreciendo su apoyo a este grupo que vela por los derechos fundamentales de la personas en todo el mundo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here