Necrofilia política

Por Molay Maza Ontiveros

0

El supuesto accidente navideño sufrido por dos prominentes capos mafiosos militantes del panismo más reaccionario, altos representantes de la política zombie en México y particularmente en el sufriente estado de Puebla, ha fotografiado de cuerpo entero a los partidos del viejo régimen y sus medios de comunicación, en la táctica que han decidido desarrollar para derrocar al gobierno democrático electo por una amplia mayoría social el 1 de julio de este año y a penas en funciones desde el 1 de diciembre del mismo.

En 29 días de gobierno, ni siquiera cumplido el mes de actividades, es evidente cual es la matriz de opinión que pretenden implantar a golpe de repetición, apelando a la ignorancia, la falta de politización y la desmemoria de los sectores más atrasados de la población, los más golpeados por el maremágnum neoliberal y los más susceptibles de manipulaciones al más puro estilo de las Guerras de Cuarta Generación, Guerras Hibridas y demás artilugios políticos golpistas posmodernos en perspectiva del golpe suave1 en nuestro país. Fake news y post verdad trabajan a tambor batiente para instalar el sentido común del odio y echar por tierra cualquier alcance democrático y popular.

Mucho se ha dicho ya, si la gobernadora impuesta por la vía de un fraude electoral2 junto con su esposo, el anterior gobernador del mismo estado, nieto de un anterior gobernador, fueron victimas de un atentado por parte de sus compadres huachicoleros3 o sus socios narcotraficantes o sus camaradas de partido; Si todo ha sido un montaje para simular un accidente y liberarlos de pagar por los millonarios fraudes del esposo de la gobernadora impuesta; O si de plano han sido víctimas, estas dos blancas palomas del antiguo régimen y su casta más putrefacta, de la rabia de la dictadura castro-guevarista-bolivariana-anarco-comunista-pensamiento peje, en su expresión más dura en contra de la “digna oposición libertaria y democrática”.

Sin lugar a dudas las investigaciones deben desarrollarse y poner en claro cuál fue el móvil de tal percance y quienes son los responsables, deben continuarse las investigaciones en contra de Moreno Valle por el mal uso de los recursos públicos y combatirse con la verdad y el juicio de la historia, la tentación en boga de limpiarles la cara y rehabilitar cuasi soviéticamente a estos esperpentos de la peor forma de hacer política propia del régimen que deseamos borrar de nuestras vidas.

Sin embargo, la cuestión debe llamarnos la atención en función de comprender la utilización política que se le está dando a la cosa. El problema fundamental al final, será quien controla y aprovecha políticamente la cruda situación, pues lo que se pretende es instalar el relato de que vivimos bajo la dictadura tiránica de un demagogo enloquecido por el poder, ese relato se pretende instalar desde los partidos que han sido desplazados del gobierno, a través de todos los medios y particularmente las redes sociales y la propaganda permanente en los espacios públicos, desde las grandes cadenas de comunicación masiva así como desde los espacios más conservadores del Estado Nacional ocupados por las castas más retrogradas y vinculadas con la oligarquía financiera, y el crimen organizado, es decir, el poder judicial y su tan privilegiada como repugnante, Suprema Corte de Justicia.

No se equivoca Andrés Manuel cuando señala la participación de sectas neofascistas en la propaganda negra que se hace en contra de su gobierno, en la lamentable utilización de la muerte, pero mal haríamos si confiados de que son una minoría, no explicáramos el fenómeno en el contexto histórico internacional, regional y local, y toleráramos expresiones de odio haciéndolas pasar por libertad de expresión, o peor aún, si tanto el nuevo gobierno como su partido no tomaran las cartas en el asunto con firmeza y contundencia.

Desde Chile en 1973 hasta las dificultades actuales en Brasil, Argentina, Nicaragua, Venezuela, El Salvador, por que la izquierda gobierne, aunque sea con programas tibios y reformistas, permanecen dos problemas constantes, 1) la subestimación del adversario, 2) la falta de organización, cohesión y consolidación del partido y su relación con el pueblo y los movimientos sociales. La obligación es superar estos escoyos, todas juntas para abrir una perspectiva de cambio superior en México y en Nuestra América. Más allá de la muerte y la mezquina necrofilia política del PAN.

3 Dícese de la persona o grupo de personas que roba el combustible de su legitimo dueño, PEMEX, para venderlo a particulares sin reportar ganancias al legitimo dueño. Sí, ExxonMobil, Royal Dutch Shell, British P etroleum, lo son.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here