Opinión del Centro de Derechos Humanos de la Montaña TlachinollanOpinión del Centro de Derechos Humanos de la Montaña TlachinollanCiudad de México, 15 de enero 2019.- A 52 meses de la desaparición forzada de 43 jóvenes normalistas de la Escuela Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa se presentó la Comisión Presidencial para la Verdad y el acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa.

Luego de la desaparición de los 43 estudiantes el Gobierno Federal, primero, se negó a investigar expresando que eran hechos del orden local, con ello se habría perdido la oportunidad de una investigación efectiva en los primeros días. Segundo, de manera tardía retomó las investigaciones pero arribó a una conclusión sin sustento científico ocasionando un dolor adicional a las madres y padres de los estudiantes. En un tercer momento parecía haber esperanzas de una buena investigación con llegada del GIEI sin embargo el gobierno pateó la mesa y prácticamente expulsó al grupo de expertos. Un cuarto momento se caracterizó por administrar el caso, cayendo en un estancamiento.

A la llegada del actual gobierno las Madres y Padres de los 43 tendieron los puentes de acercamientos y el 26 de septiembre sostuvieron la primera reunión con André Manuel López Obrador ya como Presidente electo. Allí se comprometió a crear una Comisión de la Verdad, para ello emitiría un decreto de su creación y haría lo necesario para propiciar las supervisión internacional.

El 03 de diciembre luego de tomar posesión emitió el decreto mediante el cual ordena la creación de la Comisión para La Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa.

El día 15 de enero de este año se presentó públicamente la referida Comisión en el salón Revolución de la Secretaría de Gobernación.

Este momento es de suma trascendencia para los Padres de los 43. Como ellos expresaron aquí renace la esperanza de “encontrar a nuestros hijos” pero también perciben un nuevo trato de este Gobierno. “Esta es la primera vez que entramos a estas oficinas sin tener que hacer marchas y plantones”. Es la primera ocasión que son tratados como víctimas y no como disidentes políticos que se les avienta la policía para contenerlos.

Las palabras emotivas, sinceras y contundentes de don Emiliano Navarrete Victoriano, padre de José Ángel Navarrete González, estudiante desaparecido, resonaron en el salón revolución: “El 3 de septiembre de 2014 fue la última vez que miré a mi hijo, me visitó en casa, platiqué con él, José Ángel Navarrete González, le dije, hijo te quiero mucho y donde quiera que estés voy a ir por ti. Nunca pensé ni imaginé del porqué yo dije esas palabras. Me fui a trabajar, soy un albañil, y a pocos días -26 de septiembre de 2014- sucede una agresión tan vil, cobarde e inhumana sobre nuestros jóvenes normalistas de Ayotzinapa por elementos de seguridad de Iguala, Guerrero, donde policías municipales en presencia de elementos del ejército y de inteligencia observando lo que se estaba cometiendo, balaceando a jóvenes, estaban los policías federales y, señores, no hicieron absolutamente nada”, dijo Don Emiliano Navarrete”.

De igual forma doña Cristina Bautista Salvador expresó: “Lo que queremos es que regresen nuestros hijos para que cumplan sus sueños de ser algo en la vida, su único delito de nuestros hijos fue ser estudiantes de Ayotzinapa. Por eso seguimos aquí. Es más difícil cuando cumplen años sin poder darle un abrazo, sin poder decirle felicidades. Han pasado cinco diciembre sin poder estar juntos”.

Las palabras de los Padres contienen el dolor y sufrimientos indescriptible que han pasado durante estos años, agravado por el maltrato y engaño del anterior gobierno que se empecinó en ocultar la verdad y poner obstáculos en la investigación. Cada palabra, cada lágrima de los padres humedecía los ojos de los asistentes al acto. Pese al dolor, también se respiraba un ambiente de esperanza de que inicia una nuevo camino para encontrar la verdad y la justicia. Esto fue sellado con los compromisos del Gobierno de investigar hasta las últimas consecuencias el paradero de los 43. Este compromiso se condensa en palabras del Subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración Alejandro Encinas Rodríguez: “la verdad es que no hay verdad” en el caso Ayotzinapa.

La Secretaría de Gobernación Olga Sánchez Cordero también reafirmó este compromiso con la verdad al manifestar: “pido el Mayor esfuerzo de los integrantes de la Comisión para entregar resultados y conocer la verdad,  para ello contamos con pruebas, pero también tenemos que descartar los elementos falsos e irregularidades que se verificaron en las investigaciones anteriores”.

Fue importante en el acto la presencia del Marcelo Ebrard Secretario de Relaciones Exteriores y Arturo Herrera Subsecretario de Hacienda y crédito Público como una muestra de que funcionarios de alto nivel formarán parte de la Comisión para la Verdad y de su compromiso con la búsqueda de los 43.

La Comisión para la Verdad y el acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa se conformará por el Subsecretario de Derechos Humanos Migración y Población, la Subsecretaria de Derechos Humanos y Asuntos Multilaterales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, La Subsecretaría de Hacienda y Crédito Público, cinco Padres de Familia de los estudiantes desaparecidos y cuatro integrantes de Organizaciones civiles de Derechos Humanos que han acompañado a los Padres y Madres de los estudiantes. Podrán requerir información, visitar lugares donde se presuma existen datos o indicios relacionados con los estudiantes desaparecidos y entrevistar personas que posean información valiosa a cerca de su paradero.

Esta Comisión sienta las bases para la justicia transicional en nuestro país, mediante la cual las victimas de graves violación a los derechos humanos pueden acceder a la verdad, la justicia, la reparación del daño y a obtener medidas de no repetición.

Ante la crisis humanitaria que enfrenta el País y las históricas violaciones a los derechos humanos que se encuentran en la impunidad es menester realizar esfuerzos para crear mecanismos de esta naturaleza que permitan a las víctimas tener justicia. Con la Comisión renace la esperanza para este México dolido y agraviado por las muertes y desapariciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here