Cuando un proyecto político no entiende los reclamos, las llamadas  al dialogo, en torno a la defensa de los derechos, y las llama delirios, chantajes o vulgaridades; entonces ese proyecto de ninguna manera puede llamarse ciudadano.

Ciudad de México 30 de Enero de 2019.- Después de que  diputados de Movimiento Ciudadano, Partido Revolucionario Democrático, Partido Verde Ecologista y el Partido del Trabajo,  aprobaran el día de ayer, en una sesión extraordinaria, la derogación del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM); organizaciones de sociedades civiles y colectivos en defensa de los derechos de las mujeres lamentaron la decisión.

Lo  sucedido ayer, en este recinto legislativo, con la desaparición  del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM), es quizá la mayor y la más reciente de muchas evidencias sobre la manera en que el proyecto responderá a la participación ciudadana, enunciaron representantes de las organizaciones del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, Tómala, el Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario, Jalisco Cómo Vamos, la Asociación Mexicana del Derecho a la Información y el Centro de Justicia por la Paz y el Desarrollo.

Los antecedentes

El 7 de Enero el portal de noticias El Diario NTR, dio a conocer que previó a su toma de protesta, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, hizo públicas sus intenciones de desaparecer el IJM para que sus funciones fueran absorbidas por la nueva Secretaría Estatal.

Luego de que la  medida se votara, el 29 de enero,  a través de redes sociales, el Gobierno de Jalisco aclaró que el IJM no desaparecería, se transformaría a la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres.

Dicha dependencia asumiría las responsabilidades del instituto y tendría nuevos reglamentos alineados a los organismos internacionales.

El porqué de la  transformación responde a que IJM no cumplió su objetivo principal: promover, elaborar y ejecutar políticas a favor de las mujeres de Jalisco.


Sin embargo, la elevación del instituto sólo responde a la dirección de programas sociales. Pese a que se prometió una subsecretaría de las mujeres, esta no aparece en el artículo 4° del reglamento de la Secretaría de Igualdad Sustantiva.

“No hay más presupuesto para la agenda de género: el 60% es para programas sociales que ya existían en la anterior administración. La creación de la secretaría  nos costará 30 millones de pesos de burocracia, que es más del presupuesto que se tenía para el Instituto  Jalisciense de las Mujeres. ¿Podemos creer que la agenda de género está en buenas manos?, dijo Guadalupe Ramos Ponce, titular del Comité De América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derecho de la Mujer.

En este contexto, Jalisco es uno de los 29 de Estados, donde la taza de feminicidios se duplicó. De acuerdo al informe “La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016”   en 2007, por cada  100 mil habitantes, se documentó 1.5% de  defunciones femeninas con presunción de  homicidio; para 2017, se presentó 3.2%.

Aunado a lo anterior, a finales de año, la Secretaría de Gobernación declaró, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia con las Mujeres, Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para el estado de Jalisco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here