Tras 16 años sin sentencia y 60 días en huelga de hambre, liberan a indígena torturado de cárcel en Comitán

0

*El chiapaneco se dirigía a su trabajo en 2003, cuando fue abordado por autoridades de seguridad estatal para forzarlo a firmar un papel en blanco, por este acto, pasó más de 16 años en prisión.

Por Andrés Domínguez

Juan Pérez Álvarez, después de 60 días de haber iniciado una huelga de hambre junto a otros 5 compañeros, hace unos días fue liberado del Centro de Reinserción Social para Sentenciados No.10 en Comitán de Domínguez, tras haber pasado 16 años detenido.

Pérez Álvarez fue liberado el pasado 14 de mayo a las 8 de la noche, después de pasar más de una década recluido, su liberación se da por beneficios penitenciarios de trabajo y conducta.

En las últimas horas, Adrián Gómez Jimenez preso en huelga de hambre recluido en el CERSS nº5 de San Cristóbal de las Casas ha tenido que ser trasladado hoy al Hospital de las Culturas, de la misma localidad, debido a una infección severa en las vías urinarias debido a una sería deshidratación y una bajada en sus defensas debido a la falta de ingesta de alimentos.

El indígena argumentó que fue detenido en 2003 sin una orden de aprehensión, mientras se trasladaba a su lugar de trabajo, después, fue abordado por autoridades de seguridad para obligarlo a firmar papeles en blanco y autoinculparse bajo tortura de un delito que no cometió.

El Grupo de Trabajo “No estamos todxs”, organización que acompaña dicha huelga de hambre desde el 15 de marzo del presente, expresó que después de la detención arbitraria de Pérez Álvarez que fue acusado por el delito de secuestro, de este delito se había girado una orden de aprehensión en 2018, pero no se pudo concretar por falta de elementos.

Ante las irregularidades de su detención y acusación, Pérez Álvarez decidió iniciar en huelga de hambre, pese a ser diabético, lo que representaba una situación grave a su salud y vida.

Sin embargo, alertaron que el Ministerio Público puede apelar esta decisión y por ello le piden que se presente dentro de 20 días, lo que podría volver a detenerlo.

“Han sido 16 años y dos meses de vida robaba, largos años en los que nuestro compañero ha tenido que vivir separado de su familia, privad de ver crecer a sus hijos. Años de encierro y de injusticia que no hay manera de recuperar, graves daños a su vida e integridad imposible de reparar” mencionó el Grupo de Trabajo.

Asimismo, las acciones de lucha y juega de hambre en exigencia de justicia y libertad para 5 presos indígenas, encarcelados de forma similar que Pérez Álvarez, sigue dentro de los CERSS 10 en Comitán y No. 5 en San Cristóbal de las Casas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here