Ciudad de México, 24 de mayo de 2019. Sin discutir las alertas en materia de derechos humanos que emitió la ONU, la Cámara de Diputados avaló anoche sin cambios la minuta del Senado sobre las leyes de la Guardia Nacional, el uso de la fuerza y el registro de detenciones, que se turnaron al Ejecutivo para su publicación.

Las y los diputados admitieron fallas en las leyes, pero alegaron la urgencia de contar con ellas.

Muy temprano, la Oficina en México de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en México (ONU-DH) hizo pública una carta enviada a la Cámara de Diputados, en la que advirtió de que el contenido de la minuta aprobada el día anterior por el Senado tenía fallas por falta de rendición de cuentas, omisión de la responsabilidad de mandos superiores, ausencia de registros militares, mala regulación de la fuerza no letal y riesgo al derecho a la protesta, entre otras fallas. La oficina de la ONU resaltó su preocupación por las leyes nacionales Sobre el Uso de la Fuerza y Del Registro de Detenciones y porque las protestas o manifestaciones puedan calificarse de acuerdo al “objeto lícito” que persiguen, lo que sería contrario al derecho a la libertad de expresión y reunión.

Sin embargo, el coordinador parlamentario de Morena, Mario Delgado, consideró que ninguna de las preocupaciones del organismo mundial era suficientemente grave para modificar los dictámenes.

Un grupo de diputados y diputadas de Morena alegaron que el uso del término manifestaciones “lícitas” sería tanto como justificar “la ley bala” que se impuso en Puebla; sin embargo, la mayoría legislativa rechazó suprimir ese término. Los coordinadores parlamentarios admitieron que las leyes contienen errores y dudas en derechos humanos, que PAN y MC plantearon corregir con nuevas iniciativas a discutirse en el periodo de sesiones extraordinarias de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here