En Guadalajara la diferencia de visiones entre colectivos alrededor de la defensa y exigibilidad de derechos para la comunidad lésbico, gay, bisexual y transgénero, provocó que en junio haya dos marchas: Guadalajara Pride con dos ediciones y la Marcha del Orgullo Gay o Diversidad con tres décadas de existencia. El espectáculo desfila en ambas caminatas, pero en la marcha celebrada el 1 de junio la atención se centró en los comercios que aprovecharon los gustos y necesidades de la población LGBTTTI. 

Por Jade Ramírez / @jadercv 

Fotografías Mario Marlo / @Mariomarlo

Para quienes se autodenominan como “bloque crítico”, la mercantilización del derecho a manifestarse entre quienes asumen una diferencia al patrón heterosexual es una forma de perpetuar el patriarcado opresor.

“Quien tiene el Derecho a manifestarse y tomar las calles somos nosotras, quienes hemos obtenido derechos a través de la lucha y no de la mercantilización de las empresas y nuestra opresión”, explicó quien prefirió no revelar su identidad.

En la página oficial de Pride Guadalajara se revelan los nombres de patrocinadores “diamante”, patrocinadores en general, participantes, colaboradores y alianzas. También se anuncian antros, hoteles, aerolíneas, impresos, marcas de licor, servicios técnicos, museos públicos, secretarias de gobierno y hasta Uber, aparece en su lista.

En la última década, las miradas inquisidoras de la gente que desde las escaleras del palacio municipal de Guadalajara, muy cercado a la Catedral, observaba la marcha reprochaban casi siempre el “exhibicionismo” de homosexuales, travestís, drag queer y de las pocas lesbianas que formaban parte del contingente. Su rechazo no daba cabida a la emergencia de caminar con orgullo por su orientación sexual, su elección de apariencia y su amor por el mismo sexo.

No obstante, las miradas en el centro de Guadalajara la tarde del 1 de junio 2019 fueron distintas. Con el paso de los años, las Marchas del Orgullo Gay ahora se ven con algarabía, se adornan de aplausos, pero también de la curiosidad de estar entretenidos mirando cuerpos semidesnudos que bailan o imitan a Gloria Trevi; o de ver a una drag que se presenta como mitad mujer y mitad unicornio. Las miradas, también han renovado su morbo y su burla.

Los contingentes como Barbones Gdl, las vestidas de escaramuzas, las más autóctonas y las integrantes de Familias por la Diversidad Sexual (Fadis) sosteniendo cartulinas que ofrecían “abrazos de mamá gratis”, eran pequeños grupos que pasaron inadvertidos ante los ojos de los espectadores porque al punchis-punchis en estridentes carros alegóricos y al baile de hombres musculosos en tanga, nada les gana.

“A muchas mamás y papás en esta cultura nos cuesta trabajo entender, no aceptan a sus hijos, pero aquí estamos para decirles ‘tarde o temprano te van a aceptar’”, es lo que me contó Lilia Ruiz mientras sostenía su cartulina y daba abrazos.

Ella es mamá y forma parte de Fadis. Me cuenta que le ha tocado enfrentar casos de suicidio por el rechazo familiar a la decisión y orientación sexual de adolescentes: “tenemos que dar mensajes de esperanza”, me dice. Le pregunto cómo es la respuesta de quienes le aceptan el abrazo reconfortante de la mamá en marcha ante la carencia de uno en casa, y con emoción responde: “llanto, cariño y agradecimiento”.

En años electorales el PRD, el partido Socialdemócrata y hasta algunos militantes del PRI, en las marchas del Orgullo Gay que se celebra el segundo fin de semana de junio, no perdían la oportunidad de emparejarse y filtrarse en los contingentes en busca de votos. En este año en el Pride Guadalajara 2019, quien aprovechó para hacerse presente fue la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, el organismo autónomo sostiene una relación estrecha con Kaliopeo S.C. quien aplicó encuestas en 2018 a los participantes de la marcha mientras desfilaron desde la glorieta Minerva hasta la Plaza Liberación sobre avenida Hidalgo.

Esta agrupación entregó en octubre de 2018 un estudio que “detalla la dinámica de interacción social de la población LGBTQI en Jalisco respecto de identidad y orientación sexual, convivencia, política, derechos humanos, discriminación y violencia”, según consignó un boletín de la organización.

Este año no hubo nueva aplicación de encuestas ni tampoco presencia de familiares de personas desaparecidas que, en otras ocasiones, se integran con lonas que muestran el rostro de su ser querido, y que lo hacen porque al momento de desaparecer hacer tres años un chico llamado César, era asistente de un travesti, “era de ambiente” contó la mamá y lo ultimo que se supo tanto del travestí como de su hijo es que ambos se dirigían a una fiesta privada a dar un show por Huentitán y después se les perdió el rastro.

El desfile del Guadalajara Pride 2019 culminó a las seis de la tarde con el arribo de carros alegóricos y excentricidades a la Plaza Liberación, cuando justo iniciaba un concierto en el templete que se montó con varios días de anticipación para un cartel de más de veinte propuestas musicales.

Cuando los dos jóvenes del bloque crítico llegaron a la plaza su plan no era quedarse, ya habían conseguido transmitir la crítica al evento.

-¿Crees que en esta población de gays y homosexualismo en hombres no se ha roto con la formación patriarcal?

-No, no se ha roto e, incluso, en las propias asociaciones civiles los líderes o directores siguen siendo varones, siguen imponiendo esas perspectivas sin concebir el género como tal, así mismo, la raza y especie.

-¿Se manda un mensaje equivocado a la sociedad?

-Se manda un mensaje de un tipo de cuerpo muy estético, muy trabajado, blanco racializado… es un mensaje de mofa sin crítica para la obtención de derechos; se hace referencia de que tenemos conquistado este día, pero aún tenemos terapias de conversión… nos falta la reforma al artículo 258 del Código Civil. Para nosotras es una mercantilización e institucionalización porque se aprovecha esta marcha para ocupar cargos públicos.

Más de 7 mil personas desfilaron en el Pride Guadalajara 2019. La presidencia municipal de Guadalajara se iluminó en las noches con los colores del arcoíris y al medido día del sábado 1 de junio colgaron un pendón en el Palacio de Gobierno con un mensaje de “igualdad”, sobre los cambios legales que pueden impulsar ambos gobiernos a favor de la comunidad LGBTTTI, no se tuvo noticia alguna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here