Por Brian Martínez / @MartinezBrianG

Ciudad de México, 26 de julio, 2019- Con el objetivo de dinamizar la lectura y atracción de la historia de luchadores sociales y personajes históricos, la Secretaría de cultura de Chihuahua, a través del Programa Institucional de Atención a Lenguas y literaturas Indígenas (PALLI), lanzó el cómic Tepórame, la historia del héroe rarámuri Gabriel Tepóraca, alias “El hachero”, reconocido y recordado por su lucha contra las injusticias y abusos de colonizadores españoles.

La obra narra la historia de Teporáca, quien en 1652 encabezó rebeliones importantes de un grupo de tarahumaras frente a la esclavitud y el despojo de sus tierras; sentenciado y condenado a la horca en lo que hoy se conoce como el municipio de Tomochi.

A través de comunicados y en entrevistas, se ha informado que la motivación principal de lanzar dicho cómic fue detallar aspectos importantes del pueblo rarámuri, destacar la importancia de preservar las costumbres y tradiciones para perpetrar su cultura.

El cómic ha sido producido por un equipo conformado por Rawí Siyóname, escritor y narrador rarámuri; Irma Juana Chávez, traductora, promotora cultural y conductora de radio;  Jorge Luis Barraza “El Yorch”, artista ilustrador chihuahuanense; y Enrique Servín del Departamento de Culturas Étnicas y Diversidad de la Secretaría de Cultura.

Otro de los motivos por los cuales se creó dicha obra, fue el de darle mayor dinamismo a la lectura y atracción hacia historias de luchadores sociales para ser conocidas por las nuevas generaciones.

Aún más, se justificó la narración de este personaje en formato de historieta por iniciativa del Departamento de Culturas Étnicas y Diversidad de la Secretaría de Cultura, dirigido por el lic. Enrique Servín, quien observó que las personas de ciertas comunidades tienen más afinidad por acercarse a leer historietas o fotonovelas.

En entrevista, Jorge Luis Barraza, ilustrador, describió el alto grado de dificultad que le costó construir al personaje, pues se acostumbra a dibujar historietas donde los héroes siempre triunfan.

“También (se) me contó detallitos de leyendas tarahumaras como los cometas verdes que aparecían de repente y que para los sacerdotes eran de mal augurio. Me habló de crecientes de agua o árboles moviéndose atacando las iglesias. Todos estos elementos fantásticos los pude combinar muy bien con la realidad que conocemos de Tepórame para que le dieran un atractivo más a la historia”, expuso el ilustrador.

Irma Juana Chávez, traductora del cómic, fue fundamental para que la historieta llegase a los pueblos originarios de la entidad, pues ha formado parte de un grupo de instructores de la lengua rarámuri desde 2016. Actualmente, imparte clases en rarámuri a 20 niños de la comunidad, antes llamada Carlos Arrollo; lugar que hoy se nombra oficialmente como Teporáme, en honor al héroe rarámuri, protagonista de la historieta.

La traductora expuso que “se debe aprovechar que se da esa posibilidad de contar lo que nos cuentan los abuelos, “los maestros del bosque”, como les digo yo, que son sabios, que conocen sus historias, la naturaleza, en sí su cultura”, asimismo señaló que la creación de historietas como estas es de gran importancia debido a que éstas tienen sentido para los pueblos originarios y que no existe literatura sobre temas similares, pues se ha transmitido por tradición oral.

Tepórame es el segundo número de la serie de cómics, publicado por el PIALLI titulada “Ukí” (lluvia), otra producción editorial que ha tenido la intención de fomentar y difundir la diversidad lingüística; colecciones que se han dirigido principalmente a los pueblos originarios de la entidad.

Cabe señalar que Jorge Luis, ilustrador, es becario por el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias 2004 (Pacmyc), por el Apoyo a Jóvenes Artísticos Chihuahuenses (2009), fue creador de las historietas “Superchafas”, cómic de dos niños que quieren ser superhéroes de grandes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here