*Los familias iniciaron una serie de acciones con el objetivo de que el Gobierno del Estado prepondere el diálogo en Río Florido y sus familiares salgan libres e ilesos.

Familiares de los cinco policías retenidos en la comunidad de Río Florido, Ocosingo, marcharon en la capital chiapaneca con el objetivo de pedir su liberación inmediata tras 15 días de permanecer retenidos por el Frente Nacional por la Lucha del Socialismo (FNLS).

Linda Moreno, una de las esposas, comentó que entre los elementos retenidos existen algunos que han servido al estado desde hace 25 años, por lo que, piden se prepondere el diálogo y no la violencia en el conflicto.

Además, los familiares comentaron desde las afueras del Palacio de Gobierno que en caso de no existir una respuesta contundente que de fe del estado de los policías, iniciarán una huelga de hambre entre hoy y mañana.

Se trata de los policías ministeriales José Luis Tondopó Medina y Fernando Tondopó Medina, así como de los policías estatales Carlos Enrique Gordillo Aguilar, Fredy Sánchez García y Bernal Hernández Altunar, quienes se mantienen retenidos contra su voluntad en Río Florido desde el 18 de julio.

 

Moreno comentó que han tocado todas las instancias para exigir la liberación inmediata, inclusive se acercaron al presidente Andrés Manuel López Obrador en su llegada a Chiapas el pasado viernes, sin embargo, las cosas siguen igual.

A su vez, Elaine Sánchez García, hermana de Fredy, indicó que ya no saben qué hacer, debido a que no les han presentado alguna foto o vídeo como una evidencia de que sus familiares se mantienen vivos.

“Liberen a nuestros familiares, ya no sabemos qué hacer, nos piden paciencia pero ya pasó medio mes (…) No queremos violencia, queremos la paz, para la liberación” comentó
Al mismo tiempo, Senaida García, madre de Fredy manifestó que respecto a si participaría en la huelga de hambre: doy la vida por la libertad de mi hijo, vamos a entrar en huelga de hambre sino se resuelve.

Moreno externó que han pasado 15 días difíciles, en las que no saben en qué condiciones están sus familiares e inclusive si están vivos.

Por tanto pidió que se instale una mesa de diálogo entre la organización y el gobierno del estado, con el objetivo de llegar acuerdos y no se tengan consecuencias fatídicas.

“No tenemos ninguna prueba ellos nos dicen que ya los vieron, pero no sabemos si en realidad es verdad, no podemos seguir pasando días de brazos cruzados, ellos piden un intercambio que liberen a un integrante” comentó.

Además, aclaró que los familiares no tienen nada en contra del FNLS, ya que también ellos son víctimas de gobiernos que les han prometido y no les cumplen.

“Nosotros exigimos una mesa de dialogo entre las dos partes, el uso de la fuerza pública pondría en riegos la vida de nuestros familiares, pedimos se actúe pronto y de forma pacífica” dijo.

En este mismo día, el Comité Cerezo difundió los resultados de la Caravana de Observación y Documentación de Derechos Humanos que llegó al lugar del conflicto.

La Caravana puntualizó que 18 de julio de 2019 ocurrió la desaparición forzada de Javier González Díaz de la Comunidad 20 de junio, municipio de Venustiano Carranza, Chiapas, el cual 27 horas después fue presentado por la autoridad municipal con evidentes señas de tortura y tras haberlo trasladado a 5 lugares distintos antes de su presentación. Javier, actualmente está preso acusado de robar una moto, lo que causó el inicio de las protestas por parte de las comunidades que integran el FNLS.

El 30 de julio aproximadamente a las 12:00 del mediodía como Caravana de Observación y documentación lograron visitar la comunidad de Rio Florido, en el acto, la policía fue replegada de las carreteras a las cabeceras municipales de Altamirano y Ocosingo, así durante el trayecto no se observó presencia policiaca alguna.

Al arribar a Rio Florido fueron recibidos por ancianos, mujeres y niños, quienes explicaron existe el temor de que, en cualquier momento, la autoridad incursione en la comunidad y reprima.

La Caravana obtuvo el testimonio de la hija del preso Javier González Díaz y el temor por parte de miembros de la comunidad por los vuelos rasantes del helicóptero y drones sobre la comunidad y de los efectos que han tenido los gases lacrimógenos en los niños y niñas de la comunidad en cada incursión policiaca y militar.

En la comunidad viven aproximadamente 80 familias y 250 niños y niñas, las cuales se encuentran en riesgo.

Cuando la caravana salió de regreso a San Cristóbal de las casas, informaron que, en Ocosingo, aproximadamente a las 3 pm fue cortada la señal de celular e internet, a dicha cabecera municipal la caravana arribó a las 4:00 pm y durante un mitin de denuncia que presenciamos, ahí la cantidad de policías vestidos de civil tomando fotografías y video lo consideramos hostigamiento.

El Comité Cerezo México ha insistido reiteradamente al Gobierno Federal y al Gobierno Estatal que tienen que mostrar voluntad política para resolver los graves problemas que aquejan a las comunidades y que las graves violaciones a los derechos humanos aunada a la falta de interlocución han derivado en el agravamiento de la actual situación.

“Creemos firmemente que la solución a los problemas sociales no es la represión política, sino la solución a las demandas que originan la protesta social” indicó el Comité

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here