Texto Redacción Somoselmedio

Fotografías Lenin Mosso, Comunicación Tlachinollan

El Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP) de resistencia contra la hidroeléctrica y empresarios gravilleros, cumplió 16 años de su creación. Con motivó de esto, el CECOP recordó y evalúó los conflictos internos a los que se han enfrentado. Conflictos generados,  principalmente, por los gobiernos estatales desde el 2003 a la fecha, que han roto el tejido comunitario en los Bienes Comunales de Cacahuatepec. Actualmente el CECOP trabaja por la construcción de la paz, ante un contexto de violencia.

En el evento, ex presos, todos ellos miembros del CECOP, contaron su experiencia después de haber estado en la cárcel, un año y cinco meses, sin haber cometido algún delito.

Durante su participación, Marco Antonio Suástegui, vocero del CECOP, resaltó la importancia de permanecer al Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota. «El 28 de julio de 2003 el CECOP se formó y en ese momento nací… es necesario refrendar nuestro compromiso que hicimos en la lucha, incluso de dar la vida por nuestras tierras. Ha quedado escrito ese compromiso y se ha regado la sangre de la gente inocente”.

Suástegui detalló durante su participación que «sin justicia no hay pacificación. La construcción de la paz en el marco de conflictos comunitarios, sólo es real cuando, por parte del Estado, los gobiernos y las partes involucradas restauren el tejido comunitario, habiten la justicia y se propicien espacios con libertad.»

El vocero de la CECOP, también explicó como ha sido la criminalización sistemática que han padecido a lo largo de la lucha por su territorio, «hemos sido encarcelados, reprimidos y hasta torturados por cuerpos policiacos del Estado.» Marco Antonio Suástegui comentó que poco a poco su salud a estado mermando a raíz de la tortura que le infligieron en la detención del 7 de enero del 2018 en La Concepción.

Integrantes del CECOP recordaron su lucha en defensa de su territorio y contra la presa hidroeléctrica de La Parota, 16 años de que las comunidades afectadas emprendieran una lucha contra el megaproyecto que generó asesinatos, intimidaciones, amenazas y criminalización. Por lo que las comunidades dedicaron este 16 aniversario, a todas las personas que han estado en resistencia contra los proyectos de muerte, así como sus compañeros que han perdido la vida.

Don Mario, fundador del CECOP, afirmó que “el poder no le gusta que el pueblo despierte y sea libre».

«Los gobernantes no practican la justicia sino la injusticia. Por su parte, los gravilleros están haciendo la guerra por intereses económicos particulares. El gobernador, coludido con los empresarios gravilleros,  que tanto tiempo ha tenido mirando este sufrimiento y esta lucha, pero no ha venido para acercarse, ni si quiera para escucharnos, simplemente vemos un gobernador ciego y sordo, donde no hay razonamiento para nuestro grito”; concluyó.

Integrantes del CECOP, finalizaron su participación dejando claro que la resistencia contra la presa La Parota sigue vigente. «Funcionarios han amenazado en seguir imponiendo la presa hidroeléctrica. No les importa el derramamiento de sangre. Sin embargo, la apuesta del CECOP es la construcción de la paz en los Bienes Comunales de Cacahuatepec. Luchamos por la tierra y el Río Papagayo porque amamos la vida y de ahí subsistimos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here