Por Mario Marlo / @Mariomarlo

Esta mañana, durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación denunció que la supuesta “Verdad Histórica”, alrededor de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, fue construida con base en la simulación, fabricación de pruebas, tortura, en beneficio de los perpetradores y en contra del derecho de las víctimas.

El Subsecretario, además, confirmó que el pasado 30 de agosto el juez 1º de Distrito en Procesos Penales Federales de Tamaulipas, Samuel Ventura Ramos, a través de la Secretaría de Acuerdos de ese juzgado, dictó una sentencia absolutoria en favor de Gildardo López Astudillo, conocido como “El Gil”, quien operaba como jefe de Guerreros Unidos en la ciudad de Iguala al momento de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“El juez determinó que no existían elementos para acreditar el delito de delincuencia organizada, desestimó 44 pruebas en contra de López Astudillo que buscaban acreditar el delito de secuestro, se circunscribió solamente analizar 162 de los 791 tomos que forman parte de la averiguación y consideró que se había aplicado el delito de tortura, esto a pesar de la Procuraduría General de la República de entonces realizó el examen médico psicológico reconocido como Protocolo de Estambul, donde se acreditó que no había sido torturado, aunque hay que reconocer que faltó todavía hacer en este protocolo la prueba de audiometría”, explicó esta mañana Alejandro Encinas.

El Subsecretarío resaltó que la liberación de “El Gil”, uno de los principales perpetradores del delito de la desaparición forzada de los 43 de Ayotzinapa, es un precedente muy grave ya que la sentencia absolutoria, ya que sentará un precedente para que se pueda establecer sentencias absolutorias a los demás implicados.

Recordó que, hasta la fecha, han sido liberados 53 presuntos delincuentes de los 142 detenidos; y ahora con el precedente de la libertad ya absolutoria de Gildardo López Astudillo existen los elementos para que la autoridad judicial pueda liberar a, por lo menos, otros 50 detenidos en este proceso.

Ante este panorama, Alejandro Encinas explicó que la causa principal de esto, fue una indebida integración de la investigación por parte de las autoridades ministeriales basadas en irregularidades y graves violaciones a la ley.

“Hay que decirlo con toda claridad, la mal llamada verdad histórica se construyó con base en la simulación, en la fabricación de pruebas, en la tortura, en beneficio de los perpetradores y en contra del derecho de las víctimas”.

Por lo que hizo un exhorto a la Fiscalía General de la República para que reencauce la investigación; subsane las omisiones y realice una investigación diligente para poder deslindar las responsabilidades que se cometieron por parte de autoridades o civiles en la desaparición de los estudiantes.

Alejandro Encinas, anunció que  han iniciado ante la Fiscalía General de la República y el Consejo de la Judicatura Federal los recursos legales correspondientes para que se inicie la investigación de los funcionarios de la Fiscalía General de la República y de los jueces en el caso del Poder Judicial federal, esto con el objetivo de deslindar las responsabilidades en estos casos, ya que en lugar de garantizar el derecho a la verdad y la justicia a las víctimas y sus familiares, lo que generaron fue un pacto que sólo ha favorecido al silencio y la impunidad en torno a la desaparición de los 43 normalistas, a quienes se les desapareció el 26 de septiembre de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here