Por Andrés Domínguez

El Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, como parte de sus actividades “Cuerpo ausente, memoria desconocida”, inició la colocación de una Mega Ofrenda de Muertos dedicado a la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Trasgénero y más (LGBTTTI+).

Roberto Ramos Maza, coordinador de la actividad, mencionó que el Museo decidió dedicar este año la ofrenda hacia este sector, como una visibilización de que “ni siquiera en la muerte pueden conseguir sus derechos”.

Abarrotado de fotografías, copal y historias, Ramos Maza comentó que en este altar se encuentran personas que han contribuido a la vida social, política y cultural para la comunidad, al mismo tiempo, de recordar aquellas que fueron víctimas de crímenes de odio.

Al acto inaugural asistió José Elizer Esponda, Coordinador de la Red por la Inclusión de la Diversidad Sexual, el cual comentó que para realizar dicha instalación, se llevó dos meses de investigación ya que no se contaba con información específica.

En este altar, se colocaron fotografías inéditas de personas de la comunidad quienes vivieron hechos de violencia en décadas anteriores.

Esponda comentó que estos actos nos invitan a la reflexión de un sector aún con vulnerabilidad, para construir comunidad y mejorar el trato a cada uno de sus integrantes.

El Coordinador finalizó al decir que si bien la Fiscalía General del Estado está abierto a escucharlos, aún no adopta el protocolo de atención hecho por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, además de que no existe una sensibilización por parte de las fuerzas policías que van desde los policías ministeriales hasta los dirigentes de primer nivel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here