47 años de prisión a feminicida de Briseida Carreño

A Briseida Carreño Maya, de 32 años, la asesinó en Ecatepec, quien fuera su pareja sentimental, Fernando Pineda Morales, con un balazo en la cabeza, la torturó, calcinó su cuerpo y lo abandonó en Chimahualcán // Por Paco Dorado

0
Fotografía: Paco Dorado/Somoselmedio.com

Ciudad de México, a 24 de enero de 2020

El pasado jueves 23 de enero se llevó a cabo la audiencia de sentencia por el feminicidio de Briseida Carreño Maya, en los Juzgados Penales de Ecatepec Chiconautla, Estado de México; en donde la juez encaraga sentenció a Jesús Fernando Pineda Morales a 47 años y seis meses de prisión, así como el pago de una multa y la reparación del daño para las víctimas, al encontrarlo como responsable de dicho feminicidio.

A Briseida, de 32 años, la vió su familia por última vez la noche del viernes 9 de noviembre de 2018, se dirigía a una fiesta en compañía de quien fuera su pareja sentimental desde hacía aproximadamente cuatro meses, Jesús Fernando Pineda Morales. Salió de su casa en la colonia Valle de AragónTercera Sección, en Ecatepec. No volvió, la localizaron hasta el otro día ya sin vida en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México, tenía un disparo de arma de fuego en la cabeza, su cuerpo presentaba señas de golpes y tortura además que la habían quemado.

A poco más de un año de proceso penal, las autoridades concluyeron que Jesús Fernando Pineda Morales fue responsable del feminicidio de Briseida, agrabado a partir de que fuera su pareja sentimental y aprovechándose de esa cercanía y la violencia ejercida en contra de ella en el tiempo anterior a los hechos, pudo consumar el delito.

Los testimonios de diversos testigos fueron determinantes para concluir la investigación de los hechos, mismos que refieren que la pareja acudió a un establecimiento denominado Centro de Espectáculos Fiesta Latina, ubicado en la avenida Carlos Hank González y en las inmediaciones del mismo, el feminicida propinó los primeros golpes a Briseida, para posteriormente dispararle en la cabeza.

Con el cuerpo inerte de la joven madre de dos pequeños, Jesús Fernando intentó deshacerse del cuerpo quemándolo en un predio baldío del municipio de Chimalhuacán, sin embargo los vecinos del lugar se percataron de esto y lo reportaron a las autoridades, quedando el cuerpo de Briseida semicalcinado.

El proceso penal por el feminicidio de la joven estuvo plagado de irregularidades desde el inicio, incluso la familia de Briseida ha sido amedrentada a lo largo del mismo, sin embargo este jueves 23 de enero la juez encargada del caso dictó una sentencia de 47 años y seis meses de prisión para Jesús Fernando Pineda Morales, además del pago de una multa y la reparación del daño para los deudos, al encontrarlo como responsable del feminicidio de Briseida.

De acuerdo al Código Civil vigente en el Estado de México, la pena por el delito de feminicidio en la entidad es castigado con un rango de 40 a 70 años de prisión. La sentencia de 47 años fue tomada por la juez a partir del cálculo de una media; esto considerando la vejación con la exposición del cuerpo en la vía pública, la violencia anterior al asesinato y el haber quemado el cuerpo al intentar deshacerse de las evidencias.

Para la familia de Briseida ningún castigo será suficiente para regresarles a su hija, a su hermana, a su mamá; máxime si esa pena de 47 años apenas rebasa con siete a la mínima, siendo que ya fue probado a partir del proceso penal la responsabilidad de tan terribles hechos.

Ha sido gracias a la labor de la familia de Briseida que se ha logrado esta sentencia, con el apoyo de otras madres de víctimas de feminicidio como Sacrisanta Mosso, madre de Karen y Erik, de 17 y 12 años respectivamente, asesinados en asesinados y torturados en 2017 en la colonia Nuevo Laredo, de Ecatepec, por quien fuera su primo hermano, de 17 años y que en estos momentos está cumpliendo una pena de 5 años de prisión por el doble asesinato, los actos de tortura y la violación de la menor.

Así como la señora Claudia Fernández, madre de Fernandita Cervantes, de 17 años, asesinada en el 2018 en la colonia CTM-El Risco, de la alcaldía Gustavo A. Madero en la Ciudad de México en los límites con Ecatepec, por un sujeto que la había contactado por facebook y mientras se encontraba de visita en la casa de su papá, aprovechó una salida de la joven a la tienda para interceptarla; la llevó a una supuesta reunión y después la golpeó, la torturó y la violó, abandonando su cuerpo a unos doscientos metros de la casa de su padre, en un andador rodeado de casas y ventanas donde muy seguramente algunos vecinos escucharon sus gritos de auxilio, pero nadie salió para ayudarla. El feminicida de Fernandita está purgando una pena de 35 años por estos hechos.

También las ha acompañado Heidi, la sobrina de Xóchitl Ivette Ávalos Díaz, de 44 años, asesinada por asfixia y torturada a golpes por quien fuera su pareja sentimental, Francisco Mendoza Gómez, en la colonia La Florida del mismo municipio. El feminicida escondió el cuerpo de Xóchitl Ivette debajo de la cama y antes de escapar saqueó la casa de ella, estuvo prófugo un par de años y en septiembre de 2019 fue detenido, actualmente se encuentra en proceso judicial.

Además, en noviembre pasado se realizó un acto de memoria en exigencia de #JusticiaParaBriseida a partir de un performance político denominado “Alas de Libertad”, realizado por la Red Denuncia Feminicidios Estado de México (Redefem Edomex), coordinada por el maestro Manuel Amador, y donde participaron mujeres de la sociedad civil y familiares de víctimas, como Diana Ceballos prima de Ruth Abigail Zamora Ceballos, de 14 años, quien fue asesinada por la ex pareja de su mamá en septiembre de 2014, un mes antes de cumplir los 15 años, fue violada, golpeada y torturada al interior de su propio domicilio, en Melchor OcampoEdomex.

De acuerdo a los procedimientos legales, contemplados en el mismo Código Penal de la entidad, la defensa del inculpado tiene un plazo de cinco días para interponer un recurso de apelación contra la sentencia dictada por la juez en cuestión y que corre a partir del día en que se dicta la misma.

Fotografía: Paco Dorado/Somoselmedio.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here