Misoprostol: una alternativa viable y segura para abortar en Guadalajara

0

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Secretaría de Salud incluyen al misoprostol como un método seguro para abortar antes de las 12 semanas de embarazo. Colectivas feministas, incluso, acompañan su uso para que ninguna mujer que quiera utilizarlo lo tenga que hacer sola y sin asesoría; en Guadalajara, tras los múltiples impedimentos para que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo, este medicamento se ha convertido en una opción segura para abortar.

Por Tere de Alba  y Rodrigo Sosa / @ZonaDocs

“Era domingo. Estaba sola. Me levanté temprano y me tomé el misoprostol. Una hora y media o dos horas después me hizo efecto y solo sentí un golpe en el vientre. Fue como un cólico que me duró todo el día. Luego de eso… el desastre total. Vómito, diarrea, sangre… Me hice bolita en la regadera y creo que perdí el conocimiento. Cuando un amigo llegó a ayudarme no quise pedir una ambulancia porque ya no traía un sólo peso y tenía miedo de que mis papás se enteraran y pues me aguanté”, cuenta Giselle, quien en 2018 decidió abortar de manera legal usando misoprostol en una clínica Marie Stopes de la Ciudad de México donde, desde 2008, ya es legal interrumpir el embarazo antes de las doce semanas.

Como Giselle, anualmente miles de mujeres en México y en Jalisco recurren al misoprostol como la única alternativa viable para abortar. Al estar penalizado en 30 de los 32 estados, es imposible saber exactamente cuántas mujeres abortan en nuestro país. El Instituto Guttmacher, el más grande del mundo en cuanto a temas de salud reproductiva y sexual, concluyó en una investigación publicada en el 2013, que anualmente se realizan aproximadamente un millón de abortos inducidos en México, de los cuales, el 30% son realizados utilizando misoprostol. Por otro lado, el Instituto de Información y Estadística de Jalisco, reporta en su último informe del 2017, que en el Estado apenas hubo 499 abortos durante dicho año, de los cuales solo seis fueron provocados.

¿QUÉ ES EL MISOPROSTOL?

La ficha farmacológica de este medicamento indica que debe ser utilizado para el tratamiento de úlceras gástricas y enfatiza que se debe evitar su uso en mujeres embarazadas, ya que éste causa contracciones y aumenta el tono uterino lo que provoca la expulsión total o parcial del producto de la concepción. Sin embargo, el misoprostol es utilizado en todo el mundo como método abortivo por ser relativamente barato a comparación de otros procedimientos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), lo considera mundialmente estandarizado para realizar un aborto médico antes de las doce semanas de gestación y por eso lo incluye en su manual clínico para un aborto seguro, actualizado en el 2014.

Según datos de la Secretaría de Salud, el aborto con medicamento es el método más utilizado para la interrupción legal del embarazo en las clínicas públicas de la Ciudad de México. También es el método más barato que ofrecen las clínicas privadas como Profem (2 mil 400 pesos) y Marie Stopes (mil 950 pesos).

EN GUADALAJARA,

¿DÓNDE SE CONSIGUE Y CUÁNTO CUESTA?

En 2016, Mariana decidió abortar y no podía costear un viaje a la Ciudad de México por lo que decidió hacerlo aquí en Guadalajara usando misoprostol. Estaba asustada y la única información con la que contaba era la que había encontrado en internet. Fue a la farmacia Benavides de Avenida Providencia y cuando ya estaba a punto de pagar, con el billete en la mano, una de las empleadas le dijo repentinamente que no le podían vender misoprostrol sin una receta médica.

El misoprostol no requiere receta médica en México, pero situaciones como la de Mariana son comunes puesto que los encargados de las farmacias saben que este medicamento es utilizado para interrumpir el embarazo y ponen trabas para su venta.

En Guadalajara, se puede comprar el misoprostol en cualquier Farmacia del Ahorro a 566 pesos, donde cuentan con servicio a domicilio. En farmacias Benavides y en Farmacias Similares sí venden el medicamento, pero sólo con receta médica y en Farmacias Guadalajara no cuentan con él: “por cuestiones religiosas”, así nos lo mencionó el encargado de una sucursal en la calle Bahía de Acapulco en Tlaquepaque cuando se le solicitó el medicamento.

Algunos colectivos locales y nacionales como Morras Help MorrasFondo María y Mujeres Sobre las Olas asesoran y facilitan la compra del medicamento o lo distribuyen en libros o cajas de regalo que mandan a todo México por paquetería.

“Cuando me di cuenta que estaba embarazada me puse en contacto con un colectivo que se llama M de mujer. Pagué 700 pesos y me enviaron el miso por DHL. Además, durante todo el proceso me acompañaron y estuvieron al pendiente de que yo estuviera bien. El apoyo del colectivo fue súper importante para que pudiera conseguir el miso y para que me sintiera segura”, recuerda Andrea, quien abortó en 2017, cuando tenía 17 años.

En la calle de Hospital, en el centro de Guadalajara, existen varios puntos de venta clandestina donde el precio del misoprostol varía desde los 180  hasta los mil 800 pesos por doce tabletas. Sin embargo, al ser puntos de venta clandestinos, no se puede saber si el medicamento está caduco, además los vendedores pueden abusar de la desesperación de las personas.

“Cuando decidí abortar, en el 2006, fui con mi ginecóloga de confianza y me dijo que ella me podía realizar el aborto. Nunca me dijo exactamente qué me iba a dar, solo me dijo que era una cápsula que ella traía desde Francia y me cobró ocho mil pesos. Después, descubrí que esa supuesta cápsula era misoprostol. Me engañó porque para eso se presta un tema que es ilegal”, dice Laura.

¿CÓMO SE USA?

En el Taller de Aborto Seguro en Casa que se ofreció en el marco de las actividades del 28 de septiembre “Día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro”, y el cual fue coordinado por Tania de la Cerda en el Centro Cultural Casa FLUYA en Guadalajara, se explicó que para el procedimiento se necesitan doce pastillas de misoprostol que se suministran en tres dosis de cuatro pastillas cada una durante intervalos de cuatro horas. Aunque el procedimiento se puede realizar vía vaginal, se recomienda que se haga vía sublingual: se colocan cuatro pastillas debajo de la lengua por media hora o hasta que se disuelvan, se espera cuatro horas y se repite el procedimiento. Así hasta agotar las doce pastillas.

Este procedimiento es el mismo que se recomienda en el manual de práctica clínica para un aborto seguro de la OMS para realizar abortos médicos antes de las doce semanas de gestación.

Alicia, activista que ha acompañado y asesorado el proceso de más de 200 mujeres de manera presencial y vía Whatsapp, también recomienda el método antes mencionado:

“El aborto con misoprostol es muy seguro cuando se realiza durante las semanas de gestación recomendadas, que son preferentemente, antes de la semana nueve y no después de la semana doce. En ese rango de semanas un aborto inducido es lo mismo que un aborto espontáneo. Es algo que nuestra cuerpa está lista para soportar. Además, el procedimiento está homolagado por la OMS, no importa si abortas en tu casa o en una clínica de la Ciudad de México o de Estados Unidos, la dosis y el procedimiento va a ser el mismo.”, mencionó.

¿QUÉ TAN SEGURO ES?

Como todo procedimiento médico, abortar con misoprostol requiere ciertas precauciones y conlleva ciertos riesgos.

Alicia menciona que de las 200 mujeres que ha ayudado, ninguna ha tenido complicaciones llevando a cabo un aborto con medicamento. Aun así, ella recomienda que antes de hacerlo se consulté a una ginecóloga para saber cosas fundamentales como si se está dentro del margen de semanas seguras o si no es un embarazo ectópico. Alicia tambien insiste en realizar el aborto siempre acompañada de alguien de confianza que sea capaz de llevarte a un hospital si algo sale mal.

Etilio González, médico agresado de la UdeG, quien lleva 22 años ejerciendo como ginecólogo, menciona que el misoprostol utilizado de manera correcta y durante el primer trimestre del embarazo no representa grandes riesgos para la madre. Indica que la mayor complicación podría ser que el aborto no se completara o que la persona que lo está realizando perdiera demasiada sangre; por ello, recomienda que cualquier persona que quiera interrumpir su embarazo lo haga en una clínica legal en la Ciudad de México para que, en caso de necesitarla, pueda tener la atención médica adecuada.

Etilio también puntualizó que si el misoprostol es ingerido por vía sublingual es practicamente imposible que se pueda detectar en la sangre si la mujer tiene complicaciones y tiene que recurrir a un centro de salud.

La OMS, en el manual ya mencionado, afirma que el aborto con medicamento tiene una efectividad del 94%, sin embargo, no todas las mujeres pueden consumir misoprostol debido a que algunas podrían tener reacciones alérgicas a este o en caso de que se trate de un embarazo ectópico, el aborto con medicamento no podrá interrumpirlo. Debido a lo anterior, la OMS recomienda visitar a un médico ginecólogo antes y después de realizar el aborto.

En dicho manual también se recomienda estar pendiente a señales de alerta ante las cuales la mujer debe buscar atención médica urgente. Estas señales son: el sangrado abundante (llenar dos toallas femeninas en menos de cuatro horas) y la pérdida del conocimiento.

“NO TENDRÍAMOS QUE HACERLO SOLAS”

“La primera vez que yo aborté, aunque ya me había pasado de las semanas seguras lo hice con misoprostol porque no tenía de otra y estaba muy asustada. Fue horrible. Es una de las cosas más traumáticas por las que he pasado y tuve que hacerlo en el baño de mi casa. Las mujeres hemos abortado siempre y vamos a seguir abortando siempre, sea legal o no. Pero si es legal lo haríamos en alguna clínica y con atención médica y no tendríamos que hacerlo en el baño de nuestras casas y tirar el feto por el escusado. No tendríamos que hacerlo solas.”, dice Elena, quien ha abortado cuatro veces en su vida. Cuatro veces de manera clandestina. Cuatro veces utilizando misoprostol.

Como Giselle, Mariana, Andrea, Laura y Elena, muchísimas mujeres en México y Jalisco han abortado o conocen a alguien que abortó. Por esta razón, miles de tapatías han salido en diversas ocasiones a las calles de la ciudad para exigir un aborto legal, seguro y gratuito.

***

Reportaje elaborado por estudiantes de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Pública del ITESO en el marco del Laboratorio de Información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here