Minera de níquel en Guatemala guarda silencio por casos de covid-19

0

Por equipo Lur Gorria, país Vasco

Las autoridades del Centro de Atención Integral Materno Infantil (Caimi), en el municipio de El Estor, confirmaron los primeros dos casos positivos por covid-19 durante la primera semana de junio. Dos meses después registraron 31 casos positivos y más de 450 personas fueron puestas en cuarentena en todo el municipio. Cada viernes, el doctor Pablo Mejía, director de ese centro da una conferencia de prensa para actualizar a la población con la información sobre la pandemia. Pese a ello, las autoridades del municipio no ha dado información sobre los casos de contagio de los trabajadores de la compañía de níquel y la empresa guarda silencio.

La preocupación llegó desde el 22 de julio cuando varios trabajadores de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) y de la Compañía Procesadora de Níquel (Pronico) afirmaron que varios de ellos, habían dado positivo a la prueba rápida de covid-19 realizadas por la misma empresa, los trabajadores pidieron mantener el anonimato por temor a represalias de los gerentes. Ambas empresas son subsidiarias de la transnacional ruso-suiza Solway.

Estos casos no han sido informados públicamente por el Caimi hasta el momento. El Estor se encuentra dentro del listado de municipios con alerta naranja y con estos casos de la empresa podría subir a color rojo. “Sabemos que los que son positivo a coronavirus, son del área de mecánica y hay supervisores también en el área de metalurgia”, informó un trabajador. Algunos de ellos viven en la colonia minera sin que hayan podido salir desde el inicio del estado de calamidad, según fuentes internas.

“Compañeros nuestros en el área de las calderas han sufrido desmayos, otros han tenido sangrados de nariz mientras están en sus puestos de trabajo, incluso, uno de ellos vomitó sangre, a otros los enviaron a cuarentena diciendo que posiblemente tenían dengue”, relató uno de los trabajadores mineros.

Algunas personas afirman que unos 40 trabajadores actualmente podrían haber dado positivo al covid-19. En estas dos empresas trabajan unas 3 mil personas, según lo confirmó en 2019, Maynor Álvarez uno de los gerentes de la minera. En perfiles de Facebook de personas del municipio, coinciden con la preocupación de los trabajadores.

Para los trabajadores es difícil precisar el estado de salud de sus compañeros, pues son de otros municipios de Guatemala y estos fueron enviados de vuelta a sus hogares. En julio de 2019, el exalcalde municipal Rony Méndez afirmó en la Corte de Constitucionalidad (CC), que unas 300 personas de El Estor trabajaban en la compañía de níquel.

Otro de los trabajadores expresó que los gerentes de Pronico, en reiteradas ocasiones, les prohíben dar información sobre lo que ocurre en el interior de la colonia minera, la planta procesadora o las áreas de producción. Especialmente sobre los casos positivos de covid-19.

“A nosotros nos dijeron que no digamos nada sobre estos casos positivos. En el área de calcinación, en el taller y el área de metalurgia hay muchos compañeros que dieron positivo”,  informó otro trabajador.

Cuarentena y turnos diferentes en la empresa

A partir de la última semana de julio, Pronico y CGN modificaron los horarios y al personal de los distintos turnos dentro de la planta procesadora. Quienes lo hacen de lunes a viernes fueron enviados a cuarentena desde el 22 de julio, algunos afirman que la medida no se aplicó a todos. Solamente les explicaron que podrán volver a sus actividades laborales hasta nueva orden. Esta acción de la empresa genera incertidumbre pues ha habido destituciones recientemente.

A varios de los que suspendieron y fueron puestos en cuarentena no han sido monitoreados por ningún médico de la empresa ni del Caimi “un compañero me dijo que esta preocupado y que teme que su familia se contagie, nadie nos llama para saber cómo estamos o para darnos indicaciones”, precisó uno de ellos.

Realizan hisopados en el hospital de la compañía de níquel

El Centro Médico del Lago, es un hospital privado de la compañía de níquel y se ubica dentro de la colonia minera, a unos diez minutos de distancia de la planta procesadora, y a pocas cuadras del centro del municipio. Este centro asistencial cuenta con unos nueve médicos (siete hombres y dos mujeres) que se distribuyen en las siguientes especialidades: cirugía general, otorrinolaringología, ginecología y obstetricia, medicina general, traumatología, ortopedia y pediatría. Todos están vinculados a los seguros del Banco G&T Continental.

A pesar que en este centro se han estado realizando hisopados a los trabajadores mineros, según la información oficial del Ministerio de Salud, el Centro Médico del Lago no se encuentra dentro de los centros o laboratorios autorizados para realizar las pruebas de covid-19 o procesarlas. Los trabajadores señalan que en el momento del hisopado no hubo presencia del personal representantes de Salud o del Caimi. Las autoridades del centro médico solamente les entregan una boleta sencilla sin respaldo de algún laboratorio autorizado.

En las redes sociales, algunos estoreños hicieron publicaciones el 31 de julio,  sobre el caso de uno de los trabajadores de Pronico, quien dio positivo luego de las pruebas que le realizaron. Según esas publicaciones, el joven es originario de el Estor y no salió del municipio durante estos cuatro meses de la pandemia, la forma de contagio fue a través de sus compañeros de trabajo que son de otros municipios. Con la llegada de la pandemia, todos los trabajadores firmaron un documento comprometiéndose a no salir del municipio, pero no respetaron la prohibición, según citó la fuente.

Tanto Pronico como CGN operan cinco proyectos mineros, y su personal se mueve constantemente entre los municipios de Panzos, Cahabón, Senahú en Alta Verapaz; en el Estor, los Amates y Puerto Barrios, Izabal.

Las autoridades de salud no dan información

La municipalidad decidió modificar algunas de las medidas de control y prevención de virus. Durante la conferencia de prensa del viernes 31 de julio, Jorge Mocuá representante municipal anunció que decidieron, que a partir del 3 de agosto, desaparecerían los puestos de control sanitarios en las entradas del municipio.

“A partir del día lunes 3 de agosto ya no van a funcionar los puestos de control sanitarios, sin embargo, se va a iniciar una campaña de sensibilización de información de prevención para la población’’, puntualizó Mocuá, mientras los casos van en aumento.

Para saber si el Caimi tiene alguna información sobre los casos positivos en la planta minera se realizaron varias llamadas al doctor Pablo Mejía, director de centro médico, quien durante la primera llamada dijo que estaba ocupado, y al intentar de nuevo no se logró la comunicación con él.

Según los trabajadores de Pronico, la empresa debe informar de los casos positivos, para que puedan tomar todas las medidas necesarias en su comunidad y con sus familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here