Fiesta en Chile: Una marea celebra el fin de la Constitución de Pinochet

0

En Plaza Dignidad se proyectó la palabra “Renace” en la Torre Telefónica en clara alusión a la decisión del pueblo chileno de escribir una nueva Constitución.

Por El Ciudadano

Un clima de fiesta se vive en la Plaza Dignidad, donde miles celebran  los primeros resultados entregados por el Servel en el Plebiscito 2020 que otorgan una amplia victoria a las opciones «Apruebo» y «Convención Constitucional».

Además del clima de celebración y los fuegos artificiales, se proyectó la palabra “Renace” en la Torre Telefónica en clara alusión a la decisión del pueblo chileno de escribir una nueva Constitución que sustituirá a la de 1980, heredada de la dictadura militar de Augusto Pinochet.

También se colgó un cartel que reza: «Plaza de la Dignidad, no olvidamos, 1973″ , en referencia al año del golpe de estado que derrocó a Salvador Allende, y al nombre con que la plaza fue rebautizada en medio del estallido social iniciado en octubre de 2019.

Con cacerolazos y banderas, un mar de ciudadanos desafió el gran cerco policial para celebrar en el emblemático lugar de la capital, que se convirtió en símbolo de la lucha por un país digno.

Durante la fiesta, miles de voces corean al unísono los míticos “Chile despertó” y “El pueblo unido jamás será vencido”, convertidos en lemas de la revuelta popular.

Aquí se gestó el llamado más político de todos: que la dignidad se haga costumbre. Esto que estamos viviendo hoy es gracias a los jóvenes y por eso hemos venido a celebrarlo, dijo a la agencia Efe Atenea Ramírez, de 68 años, quien acudió esta noche a la Plaza Dignidad.

Estoy acá para celebrar el triunfo del pueblo, que por primera vez podrá escribir una Constitución democrática ejerciendo su soberanía. Este es el comienzo de un nuevo Chile donde se respeten los derechos sociales”, expresó Carlos Fuentealba, de 54 años.

Antes de conocerse los resultados, los carabineros habían intentado intentado dispersar un grupo mientras intentaba colgar una bandera , pero cuando los uniformados se acercaron fueron rechazados por los manifestantes.

Aunque la policía respondió con carros hidrantes y el «zorrillo», no pudieron dispersar la manifestación que sigue creciendo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here