Por Mónica Contreras Téllez

Proyecto Sirenas, es el nombre de la serie fotográfica de Pablo Tonatiuh Álvarez Reyes, que consiste en una recopilación de trece fotografías de montaje (Tableu Vivant), que busca crear reflexión, concientizar y crear un panorama de la situación actual que sucede respecto a la violencia que viven las mujeres en México.

De acuerdo a información oficial del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportó 320 asesinatos de mujeres tan solo en el primer mes de este año, o sea más de 10 cada día. Además que el 66 por ciento de las mexicanas han sido víctimas de alguna forma de violencia, la mayoría en manos de su pareja sentimental o de algún familiar.

La intención de este proyecto es señalar por medio de la figura mítica de las Sirenas, la manera en que una gran parte de la sociedad mexicana no valora a las mujeres, siendo desvalorizadas como ciudadanas, objetualizada por los hombres, ignoradas por las autoridades y por la opinión pública, sufriendo acosos, injusticias, violaciones, secuestros, en muchos casos asesinatos. Injusticias que por el hecho de pertenecer a este género, los casos son constantemente minimizados por las autoridades.

En entrevista para Somos el Medio, Pablo explicó que la intención de utilizar la metáfora de la mujer representada con la figura mitológica de la sirena, fue diseñada con la intención de crear una reflexión del espectador. En esta serie, cada fotografía retrata diferentes tipos de violencia, se trata de temas muy delicados donde más que mostrar escenas  gráficas de los maltratos que sufre la mujer, busca que el espectador no se voltee al asombrarse con escenas explícitas, sino más bien, se dé el tiempo de observar y  reflexionar sobre el mensaje que trae cada fotografía y con ello, crear una conciencia social.

“Las fotografías están planeadas a manera de crítica. Es decir, cuando tú ves a una sirena colgada y los pescadores sonriendo y tienes una idea de que, lo que estás viendo es una alegoría y que a lo mejor puede ser divertido y puede ser sumamente violento que la mujer esté colgada de esa forma, es interesante que por ejemplo los hombres al quedarse mirando, se empiecen a dar cuenta de que no estamos hablando de pescados, estamos hablando de personas,” comentó el fotógrafo.

Pablo es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México de la licenciatura de Periodismo y Comunicación,  estudio cine en la Asociación Mexicana de Cineastas Independientes y Guionismo en el Centro de Capacitación Cinematográfica, es fotógrafo, director, guionista y editor. También es activista social, cuenta con quince años de experiencia en proyectos cinematográficos con varios cortometrajes y un largometraje, además de tener una reciente nominación en el Festival de FECIBA en Iztapalapa por el cortometraje “Entrevista laboral”.

“Las cosas que yo hago son una mezcla entre el periodismo y el cine, no soy completamente un artista conceptual, ni que solamente esté pensando en términos estéticos. Tampoco soy un periodista que solamente quiera informar sobre un suceso concreto, estoy en  medio de ambas. Yo lo que quiero es dar a conocer sobre lo que está pasando en la sociedad pero en un lugar más atemporal, es decir que estas fotografías puedan verse hoy o puedan verse dentro de unos años y sigan funcionando. Que funcionen tanto para hablar del tema, como para hacer sentir”, expuso Pablo.

Respecto a los proyectos de fotografía de montaje, el fotógrafo explicó que son complicados debido a la forma en que se realizan, ya que se necesita un equipo técnico de producción semejante al que se utiliza en una producción cinematográfica con la diferencia de que en esta obra se usan imágenes fijas. 

«El trabajo es arduo, pues consiste en crear escenas que necesitan utilería, talento, escenas y toda clase de condiciones para su realización. Además por supuesto, de un equipo personal de producción, que cabe destacar apoyan sin fines de lucro y lo hacen porque están convencidos de la ideología del proyecto, juntos hemos formado una familia”, señaló el artista.

Dentro del equipo que participó en este proyecto se encuentra Azucena Hernández Villalobos, directora de arte, Jorge Luis Merlo Solorio, asesor investigador, Marco Antonio Carrera, productor funcional,  así como maquillista, peinadora, asistentes de producción, asistentes de fotografía y asistentes de arte. El patrocinador de este proyecto fue León Felipe Valle, quien otorgó el dinero para financiar este montaje con la absoluta intención de apoyar la obra, expuso el fotógrafo. 

El artista comentó que la idea original era llevar la serie a espacios educativos en donde se hable del tema de la desigualdad de la mujer con algún especialista que lo profundice, sin embargo, por la cuestión de la pandemia, esta perspectiva se tiene que modificar. En tanto, ya existía una primera invitación de parte del municipio de Nezahualcóyotl en el Estado de México, para exhibir la serie fotográfica en los ministerios públicos y la idea es exponer las obras con la intención de sensibilizar a los policías que trabajan ahí, la exposición está programada para inicios del año 2021. Por lo pronto este proyecto se exhibe de manera virtual en redes sociales. 

Te invitamos a que cheques el material y el proyecto en las siguientes cuentas: 

Instagram: proyecto_sirenas

Facebook: proyecto sirena

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here