Texto y fotografías: Karen Castillo / @karencitatacha

En la calle Marsella 60, Colonia Juárez, CDMX entre boutiques, restaurantes y cafeterías, te encuentras el espacio de Incendiarias. Su fachada adornada con murales de mujeres de las que nacen flores y fuego, y en su interior puedes ver y adquirir el arte de al menos 150 artistas de todos los estados de México y países como Chile, Argentina y España.

Ilustraciones, fotografía, libros y libretas, ropa, collares, anillos, aretes, y artículos de decoración; todo en su mayoría con una temática feminista encuentras en Incendiarias.

El pasado 10 de Abril el espacio de Incendiarias recibió a la cooperativa Mujeres de la Tierra, una cooperativa de Milpa Alta la cual vende productos de la tierra y a base del maíz principalmente; tamales, tlacoyos y tortillas. Su finalidad es impulsar la economía de mujeres víctimas de violencia de género, así como fortalecer la autonomía económica de sus integrantes.

 

Desde el mediodía, Almadelia, Gris y Leticia comenzaron a vender tlacoyos, gorditas y otros de sus productos como tamales y atole. Almadelia nos cuenta que Mujeres de la Tierra nació a finales de Junio del año pasado, la pandemia causó que la escuela en donde ellas laboraban como maestras cerrara perdiendo así su empleo y principal ingreso económico,

“Nosotras somos madres de familia, quedamos desempleadas y eso en la economía nos pegó muy fuerte”

Con Mujeres de la Tierra estas mujeres han construido un proyecto que les permite obtener ingresos en un momento tan difícil, sin embargo, el camino de Mujeres de la Tierra no ha sido fácil a casi un año de su creación. De acuerdo con Leticia las ventas a veces son buenas pero hay días y semanas en las que no tienen ni un pedido.

“Como en todo hay días buenos y días malos pero seguimos en pie de lucha”

Cuando pregunto cómo les gustaría ver a Mujeres de la Tierra en un año o dos ellas responden:

“Nos gustaría que Mujeres de la Tierra creciera en la forma en que a la cooperativa se sumaran más mujeres, y que todas tuviéramos autonomía económica, pero como a veces no hay muchos pedidos, no podemos invitar a otras compañeras”.

Actualmente Mujeres de la Tierra ofrece sus productos vía redes sociales y las entregas se realizan en distintas estaciones en las líneas 1, 2, 3 y 12 del metro de la Ciudad de México.

De acuerdo con Almadelia, la mayoría de su clientela son mujeres jóvenes que además suelen dar difusión a su proyecto en redes sociales.

“Es como una cadenita, ellas comparten y entonces otras jovencitas nos conocen”.

Dentro de esta cadena de mujeres se encuentra el espacio de Incendiarias, Regina Gómez, una de sus creadoras nos cuenta que lo más bonito de este espacio es la comunidad de mujeres que se ha formado.

“Muchas de las mujeres y artistas que se han integrado a Incendiarias ahora son mis amigas, todas somos amigas además, todas se conocen y se siguen en redes, tener esta red de mujeres es lo más bonito de Incendiarias”.

Regina Gómez es graduada en Relaciones Internacionales de la UNAM, se ha especializado en teorías feministas en la UACM y CLACSO, y actualmente se encuentra realizando una maestría en sociología. Junto con su amiga Irene Pedros, abrió el espacio físico de Incendiarias en Abril del 2020.

“Incendiarias ya existía como una plataforma digital en la que yo compartía reflexiones propias y saberes de otras mujeres, después comencé a dar talleres de teoría feminista y luchas de mujeres en América Latina”

“Mi amiga Irene tomó un taller conmigo y ahí me dio la idea de abrir un espacio físico. Yo ya lo había pensado así que decidimos hacerlo juntas, al principio solo lo pensamos como una librería, después invitamos a ilustradoras y pues llego el punto en el que vendemos café y cerveza producido por mujeres”.

Le pregunto a Regina de dónde surgió la idea de invitar a Mujeres de la Tierra ella comenta que la idea surgió en Noviembre del 2020 pero con el cierre por los aumentos de casos por COVID19 el evento no pudo realizarse.

“El espacio físico solo lleva seis meses, abrimos en plena pandemia y ha sido difícil sobre todo Enero pero la comunidad ha respondido muy bien y nos han seguido apoyando”.

Ahora que los contagios han disminuido y que los espacios físicos como Incendiarias pueden reabrir sus puertas, la meta de Incendiarias es “invitar a proyectos que no tienen espacio físico y que usen nuestro espacio para darse a conocer.”

Regina también dice que además de la tienda, Incendiarias cuenta con un espacio detrás que les gustaría usar para hacer un cineclub e implementar muchas otras ideas que tienen.

Redes de Mujeres de la Tierra:

• Instagram: Mujer_esdelatierra @mujer_esdelatierra
• Facebook: Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia
• WhatsApp: 55 72 16 47 19

Redes de Incendiarias:

• Instagram: Incendiarias_ @Incendiarias_
• Sitio Web: https://mujeresincendiarias.com/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here