Asesinan en Sonora a los defensores a José de Jesús Robledo y su esposa María de Jesús Gómez

0

Por Redacción/@Somoselmedio

Este viernes 30 de abril en el municipio de Puerto Peñasco, Sonora, fueron localizados los cuerpos sin vida de los defensores José de Jesús Robledo y su esposa María de Jesús Gómez, principales líderes de la lucha contra la Minera Penmont, propiedad del millonario Alberto Baillères. 

Según testigos, sobre sus cuerpos se encontró un cartón con nombres de ejidatarios de El Bajío quienes desde hace años mantienen una lucha contra la minera estadounidense Penmont que se instaló ilegalmente en su territorio.

En un comunicado los integrantes del Ejido El Bajío, Sonora, informaron que los asesinatos son una clara amenaza a su lucha en contra de Minera Penmont que ha invadido y saqueado su territorio después de que el 9 de Junio de 2014 el Tribunal Unitario Agrario (TUA) del Distrito 28 ordenó a la minera estadounidense devolver el oro y plata que saqueó durante el tiempo que invadió ilegalmente las tierras del Ejido el Bajío, monto calculado en alrededor de 350 millones de dólares.

«Contrario a la justicia lo que hemos obtenido son amenazas, amedrentamientos, detenciones, golpizas, robos, desapariciones y muertes. Nuestro compañero y ex presidente ejidal, José de Jesús Robledo Cruz, fue quien denunció el 05 de octubre del 2016 en una rueda de prensa la intromisión ilegal de Rafael Pavlovich Durazo, tío de la gobernadora Claudia Pavlovich, a las tierras del ejido.»

Los ejidatarios detallaron que el 3 de septiembre de 2017 José de Jesús Robledo Cruz fue detenido y desaparecido. Ese día un grupo de ejidatarios logró localizarlo y liberarlo.

«José de Jesús fue lesionado gravemente y durante tres años estuvo fuera de la zona. Los responsables fueron hombres armados al servicio de Rafael Pavlovich Durazo.»

El 12 de febrero de 2018, otro ejidatario, Raúl Ibarra de la Paz fue asesinado y hasta hoy su cuerpo y el de su esposa, Noemí Elizabeth López Gutiérrez, no se han encontrado.

Por lo que exigieron a Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, gobernadora de Sonora, que «deje de proteger a su tío Rafael Pavlovich Durazo y sus acciones criminales.»

En su comunicado solicitaron al Estado Mexicano se inicie una investigación sobre la amenaza de muerte contra los ejidatarios y se trabaje en el esclarecimiento de las muertes de  José de Jesús Robledo Cruz y su esposa María de Jesús Gómez Vega, así como de las desapariciones de Raúl Ibarra de la Paz y Noemí Elizabeth López Gutiérrez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here