Por Redacción/@Somoselmedio

Alrededor de las 22:30 horas de este lunes, un tramo del puente del Metro Línea 12 colapso provocando el descarrilamiento de un tren a la altura de la estación Los Olivos.

Al lugar llegaron equipos de emergencia que auxiliaron a más de 100 personas que salieron lesionadas, hasta el momento reportan a 25 personas muertas.

Este accidente hace recordar el escandalo de corrupción durante la construcción de la Línea 12 del Metro, donde estuvieron involucrados políticos que actualmente son miembros clave de Morena y del Gobierno de la 4T.

Foto: Luis Contreras

En el año de 2014 problemas en la Línea 12 hicieron públicas las fallas en la planeación, diseño y construcción de este mega proyecto. El entonces director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega, explicaba que la decisión de cerrar 11 estaciones obedecía a necesidades de diagnóstico y mantenimiento mayor, debido a que presentaban un riesgo para los usuarios.

Un análisis realizado por la empresa Systra hizo visible defectos que ponían en riesgo la vida de los usuarios y trabajadores de esta Línea.

Según Systra, el chasis donde están los ejes de las ruedas no correspondía correctamente con la vía, sobre todo en las zona de curvas menores a 350 metros; aunado a esto, el peso del tren inducia esfuerzos extraordinarios a las vías lo que estaba generando deterioro y reduciendo su vida útil.

El entonces secretario de Obras y Servicios del Distrito Federal, Alfredo Hernández García, dijo que el informe que entregó la empresa Systra  enunciaba que en 11 estaciones de la Línea 12, de la terminal Tláhuac a la estación Culhuacán se localizaba una constatación del deterioro de la vía y el material rodante del tren por lo que el Sistema de Transporte Colectivo determinó suspender el servicio.

Foto: Luis Contreras

El funcionario, recomendaba sustituir más de 312 mil piezas en el tramo elevado, esto sin considerar el problema que generaba el exceso de peso del tren sobre la vía.

Vicente Ugalde profesor-investigador del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México   explica en su texto La línea 12 en la mira de la sociología de las élites delincuentes, que el cierre parcial de esta Línea del Metro puso en descubierto la sucesión de decisiones no únicamente conciernen aspectos técnicos, sino de decisiones en las que intervienen consideraciones políticas y sobre todo financieras.

En 2008 el gobierno del Distrito Federal anunciaba que la entidad ganadora del proceso de licitación para la construcción de la L12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Tláhuac-Mixcoac, era la empresa Ingenieros Civiles Asociados, SA de CV, otorgándole el contrato para la construcción de la obra civil y electromecánica a precio alzado y tiempo determinado para su ejecución y quedando pactada en 17 583 500 000 pesos.

Vicente Ugalde explica que para la adquisición de los trenes, en mayo de 2010, el Sistema de Transporte Colectivo contrató con la empresa CAF que ésta pusiera a disposición de la línea 12 del Metro 30 trenes nuevos de rodadura férrea, contrato que incluía el mantenimiento, el equipamiento, las refacciones y la readecuación de talleres, todo por un poco más de 1 500 millones de dólares.

El 30 de octubre de 2012, con diez meses de retraso, fue inaugurada la línea 12 del Metro que meses más tarde, en marzo de 2014, sería parcialmente cerrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here