Por R3D / @R3Dmx

En medio de las movilizaciones sociales más importantes de los últimos años en Colombia, cientos de personas denunciaron que sus publicaciones en Instagram sobre este tema estaban desapareciendo.

Las personas usuarias de esta red social señalaron que las historias que compartieron en Instagram (incluyendo aquellas que fueron destacadas o archivadas) estaban siendo afectadas. También hubo denuncias sobre problemas para compartir contenido relacionado con las manifestaciones, en imágenes, videos o texto.

En un principio se especuló si se trataba de una aplicación incorrecta de las normas comunitarias de Facebook e Instagram, debido a que muchos de los videos e imágenes eran gráficos o violentos. Esta versión parecía ser confirmada por la red social al asegurar que estaba “trabajando para habilitar publicaciones que sean de interés público, advirtiendo a los usuarios que puede tratarse de imágenes sensibles”.

Sin embargo, el viernes 7 de mayo, el área de relaciones públicas de Instagram explicó que la afectación se debió a una actualización en el sistema automatizado de administración del contenido de la plataforma.

La actualización, hecha el 6 de mayo, tenía como objetivo hacer más precisa la detección de la vigencia de las historias de Instagram (cuya duración en línea es de 24 horas), sin embargo, el cambio consideró que todo el contenido previo a la medianoche de ese día estaba “no disponible”.

Instagram reveló que miles de millones de historias fueron afectadas por el error, principalmente en Brasil y Estados Unidos. Además de las personas que denunciaron la violencia policial en Colombia, usuarios que denunciaron la represión a la población palestina en Jerusalén del Este también tuvieron problemas con sus contenidos en la plataforma.

En el contexto de las graves violaciones a los derechos humanos en el país sudamericano, el contenido que se compartió en Instagram era fundamental como evidencia y denuncia. Organizaciones como Wikimedia Colombia han solicitado a las personas que alojen sus fotos y vídeos en el repositorio libre de Wikimedia Commons para documentar los acontecimientos.

Por su parte, la Fundación Karisma ─una organización de derechos digitales en Colombia─ ha cuestionado las afirmaciones de Instagram. “Dado su impacto en Colombia en un momento de tensión social, seguimos esperando transparencia y más detalles para evitar conjeturas”, publicó la ONG el 7 de mayo.

Tras darse a conocer la versión del fallo técnico, Karisma añadió que era notorio que el error afectó mucho más a tendencias políticas como #ParoNacionalColombia. “Corresponde seguir evaluando estas fallas en escenarios críticos pues el impacto es grave”, indicó en su tuit.

Este caso ejemplifica la necesidad de que exista mayor transparencia y rendición de cuentas en las plataformas digitales, con políticas centradas en un enfoque de derechos humanos. El impacto que estos incidentes tienen en la esfera pública es considerable, en especial en un contexto de graves violaciones a los derechos humanos y represión, como el de las protestas en Colombia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here