A casi siete años del derrame tóxico en el río Sonora, comunidades siguen sin acceder a la justicia

0
La SCJN decide estudiar en conjunto los tres casos sobre el Fideicomiso Río Sonora.

Por Dinazahar García/ @Dina_Netertua26

A escasos meses de que se cumplan siete años del derrame tóxico en el río Sonora, comunidades emprendieron la Campaña Río Sonora de la mano del Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER).

En agosto del 2014 en Buenavista del Cobre, una mina perteneciente a Grupo México que además es la tercera productora de cobre en el mundo, derramó sobre la cuenca del Río Sonora y Bacanuchi, 40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado, convirtiéndose, según las autoridades en el desastre ambiental relacionado con una minería en México más grande hasta ahora. El derrame tóxico se extendió por más de 250 kilómetros, afectando a 22,000 familias de siete municipios de Sonora, cambiando radicalmente sus vidas hasta la fecha.

Del 2014 hasta el día de hoy, las promesas del Gobierno y de Grupo México no han sido cumplidas, ya que miles de personas continúan sin tener acceso a agua potable, además de que se ha desatado una ola de contaminación, ocasionando que varias enfermedades hayan aumentado considerablemente. Entre los padecimientos más frecuentes se encuentran enfermedades respiratorias y gastrointestinales, afectaciones cutáneas y altos niveles de metales pesados en la sangre, además de que los campesinos de los distintos municipios afectados, han dejado de cultivar sus tierras y de vender sus productos entre los pobladores, por lo que las comunidades continúan exigiendo justicia, remediación, reparación y no repetición.

Aunado a la situación precaria que viven los pobladores a causa del derrame, los aqueja otra amenaza latente: una megapresa de jales, también propiedad de Grupo México que fue construida después del derrame en el río sin contar con el permiso ni haber notificado previamente a los habitantes de Bacanuchi, quienes son los afectados más directos.

El proyecto reiteró su acompañamiento a las comunidades afectadas a través de organización comunitaria, investigación estratégica, campañas de incidencia y de comunicación externa, y el ofrecimiento de herramientas para que las comunidades logren acceder a la justicia.

Aquí puedes visitar la campaña RÍO SONORA, por justicia, remediación, no repetición

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here