Preparan manifestación para exigir justicia y quitarle paz inmerecida al ex presidente Luis Echeverría Álvarez

0

El jueves 10 de junio, pero de hace 50 años, decenas de estudiantes fueron asesinados y heridos por un grupo paramilitar conocido como Los Halcones.

Por Rodrigo Piña / @Rodrigops19

El próximo jueves 10 de junio se cumplirán 50 años de la masacre de estudiantes ordenada y perpetrada por el gobierno de Luis Echeverría Álvarez, por lo que organizaciones sociales, intelectuales, artistas y activistas han convocado a una manifestación en la plaza Lídice, en la colonia San Jerónimo, Alcaldía Magdalena Contreras, Ciudad de México, muy cerca de la casa del expresidente.

«Hoy, los que no nos resignamos, los que seguimos en la calle haciendo memoria, gritando y exigiendo. Esa justicia tantas veces negada por el Estado mexicano y que se queda en pactos de complicidad en lo oscuro. Por eso saldremos a la calle. Iremos frente a la casa del genocida a quitarle un poco de esa paz y tranquilidad impune.» 

El 10 de junio de 1971, miles de estudiantes se manifestaron pacíficamente para demandar reformas en las escuelas, apoyo a otros estudiantes y libertad a presos políticos. Eran actos de solidaridad con sus iguales, pero también intentaban recuperar el espíritu de lucha del 68.

“No que no, si que sí, ya volvimos a salir”, se escuchaba al unísono la voz estentórea de estudiantes al marchar. Existían dudas en salir o no salir a las calles, pues había un cierto miedo por lo ocurrido 3 años antes en Tlatelolco. Era la primera manifestación grande de estudiantes después de lo ocurrido.

El miedo no fue en vano, pues poco después de salir, los manifestantes fueron alcanzados por granaderos y cuando estos los dejaron continuar con su recorrido, se toparon de frente con balas y golpes por parte de los halcones, quienes recibieron la orden de atacar por parte Alfonso Martínez Domínguez (Jefe del Departamento del Distrito Federal) y éste recibió la orden directamente del entonces presidente Luis Echeverría.

Los Halcones fue un grupo paramilitar creado, entrenado y utilizado en los gobiernos de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez. Se trataba de un pelotón creado desde 1966 y en su mayoría se trataba de jóvenes entrenados por mandos castrenses para actuar violentamente. Su función principal era reprimir los movimientos sociales.

Datos oficiales y medios de comunicación documentaron que el 10 de junio de 1971, hubo de 6 a 10 víctimas mortales. En el hospital Rubén Leñero, donde eran llevados los lesionados, se hablaba de 30 cadáveres; mientras los manifestantes decían que la cifra de estudiantes caídos superaba aquellos números. Nunca se supo realmente cuántas personas asesinadas y lesionadas hubo.

En 2004, la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (hoy extinta), solicitó la consignación de Luis Echeverría por el delito de genocidio, sin embargo dicha petición fue desestimada por un juez debido a que el delito había “prescrito”. Echeverría recibió dos órdenes de aprehensión de los crímenes que se le acusaban, cumpliendo prisión domiciliaria. Sin embargo en 2009 fue absuelto de toda responsabilidad.

En su gobierno imperó la represión y la impunidad, perpetró un ataque a la libertad de prensa con el sabotaje al periódico Excélsior, entonces dirigido por Julio Scherer García. Cuando ocupaba la silla presidencial, los guerrilleros Genaro Vázquez y Lucio Cabañas fueron asesinados.

Existe suficiente prueba gráfica para demostrar la existencia de los halcones que perpetraron ataques a los manifestantes, sin embargo los medios de comunicación y el gobierno dijeron que se trataba de un mito entre los estudiantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here