Mujeres de la UANL: Mariana

UANL

1

Texto: Karen Castillo/@karencitatacha     Ilustración: Belem Ilustra

Mariana ingresó a los 17 años a la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Nuevo León después de cursar el bachiller en una de las muchas preparatorias afiliadas a la UANL.

Mariana describe que desde la preparatoria, “la UANL estaba repleta de acosadores, opresión y otras malas prácticas.” Sin embargo, por su corta edad y la falta de concientización sobre temas relaciones a la violencia de género, Mariana no identifico esta grave problemática presente en la institución al momento de su ingreso.

Ahora, a seis años y tas renunciar a su carrera de medicina por el ambiente tóxico y los abusos sufridos dentro de la institución, Mariana describe la Facultad de Medicina y el área de Salud de la UANL como un espacio aislado de toda la universidad, en donde los hombres y la mayoría del personal de la facultad “hacen lo que se les da su chingada gana.”

Desde su primer semestre, y aun siendo menor de edad, Mariana experimentó diversos episodios de acoso sexual por parte de los doctores quienes son profesores titulares de la facultad.

En una ocasión durante una clase de Histología a cargo del profesor Rigoberto Vargas, los alumnos observaban tejidos a través del microscopio. Mariana se acercó al escritorio del profesor Rigoberto Vargas profesor con el fin de aclarar una duda sobre algo que observó en el microscopio.

“Cuando me acerqué a enseñarle al profesor para preguntarle, él me agarra la mano… me ve a los ojos y me dice ¿por qué estas tan hermosa, híjole que bárbara”

“Yo me reí incomoda pero recuerdo que me dio mucho asco, regrese rápido a mi escritorio y hasta intente ocultarme atrás de uno de mis compañeros para que el profesor Rigoberto Vargas no me pudiera ver”

“Después de clase yo le comenté a varios de mis amigos lo que había pasado y jamás se me olvidará que uno de ellos me dijo ‘antes te corren a ti que a un doctor’. Ese fue mi primer toque con la realidad de la universidad”

De acuerdo con Mariana, el profesor y doctor Rigoberto Vargas es conocido entre las alumnas como un acosador sexual.

 

En 2015, Mariana fue sobreviviente de violación sexual por su expareja.

“En ese momento yo no sabía que era una violación, era el 2015 y todavía no había la concientización que ya hay ahora, yo pensé que por ser mi pareja, el abuso que sufrí no era un delito.”

“Terminé con muchas heridas después del ataque, dolor en el recto que me molestaba todo el tiempo. Por eso acudí a un doctor gastroenterólogo y mi mamá insistió en acompañarme a la cita”

Mariana describe que el día de la consulta, el doctor realizó el examen físico y dijo no haber detectado ningún problema. Al final de la consulta, Mariana cuenta que el doctor realizó un comentario sumamente sexual y fuera de lugar.

“Al salir de lugar tenía asco, le comenté a mi mamá quién también estaba molesta, ella me dijo: son doctores pero son hombres al fin y al cabo. Ahí comprendí que la mayoría de los doctores son también acosadores sexuales”

El primer día de clase de uno de sus últimos semestres entro en shock cuando se dio cuenta que el profesor de una de sus clases era el mismo gastroenterólogo que la había “atendido” tras el ataque que sufrió.

Mariana describe haber sentido demasiado miedo y asco al ver al profesor, ella se sentaba hasta atrás con la esperanza de que el profesor no la reconociera pero un día su peor miedo se hizo realidad.

“En una clase veíamos como hacer un examen fisiológico del ano. En ese momento el profesor comenzó a decir: ‘hay mujeres que llegan a mi consulta con estos síntomas´. De repente, el profesor describió a la perfección toda mi consulta con él, los detalles de que fui con mi mama”

“Sentada hasta atrás me hice chiquita, sentí que me ponía morada y me intenté esconder atrás del compañero de enfrente…. Sentía mucha vergüenza, tristeza, enojo, quería llorar.”

Para Mariana lo peor del episodio fue el comentario que el profesor hizo al terminar de explicar que los signos y síntomas que eran evidencia de violencia sexual:

“Eso les pasa por atrevidas y por eso a esta paciente no le di el medicamento que necesitaba.”

Después de este incidente, Mariana describe haberse sentido deprimida:

“Todos los días llegaba y era mi primera clase, deprimida, sabiendo que él sabía que lo que me había pasado y que me había negado tratamiento.”

Mariana dice que además de tener fama por acoso sexual, el profesor también tiene mala fama y denuncias por abuso de poder por parte de alumnos de la facultad.

Cuando le pregunte sobre si intentó acercarse a las autoridades de la Facultad, Mariana dice que no porque el sistema de Facultad de la Medicina dentro de la UANL obligan al alumnado a mantenerse en silencio.

De acuerdo con ella, la facultad y sus directivos fomentan una competencia tóxica entre el alumnado, castigan con exámenes extremadamente difíciles cuando alguien de los y las alumnas intentan alzar la voz y hay un gran favoritismo para los y las alumnas que protegen y encubren tanto a los doctores titulares como a los becarios.

“Muchos alumnos están becados por lo que cuando hay quejas saben que los exámenes son aún más difíciles, entonces atacan a las personas que levantan la voz.”

“Muchos alumnos encubren a los profesores…. los alumnos están vigilando a los mismos alumnos, por eso nadie denuncia nada, si es que decides alzar la voz entonces toda la facultad se te va encima.»

A causa del estrés provocado por el ambiente tóxico dentro de la institución y tras tener que tomar clase con un doctor que tenía conocimiento sobre su historia de abuso sexual y que le negó tratamiento, Mariana abandonó la carrera tras más de 6 años de arduo esfuerzo, y sacrificio personal y económico.

La esperanza de Mariana es que otras mujeres que ingresan a la UANL no pasen por la misma violencia que ella sufrió. Mariana espera que al contar su historia y seguir hablando de la violencia y negligencia dentro de la UANL, las autoridades se vean forzadas a investigar lo que pasa ahí y castigar a los y las responsables.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here