La Red Privada del asesinato de Manuel Buendía

0

Por Cristian Jiménez Machorro

Recientemente se ha estrenado en Netflix el documental “Red privada ¿Quién mató a Manuel Buendía?”, que aborda como tema justamente el delito de homicidio que se llevo a cabo el 30 de mayo de 1984 en la Ciudad de México, específicamente a las afueras de su oficina ubicada en el cruce de Paseo de la Reforma e Insurgentes; sin embargo, existen una serie de actores en este suceso que no terminan de estar claros, motivo por el cual se presentan unas fichas sobre estos en la presente nota.

Manuel Buendía

Nació el 24 de mayo de 1926 en Zitácuaro, Michoacán se puede considerar hoy en día como el periodista más influyente y leído de la segunda mitad del siglo XX en México, pues usaba sus columnas, tales como “Para control de usted”, “Soles” y “Red Privada” con el objetivo de denunciar lo que el mismo conocía como la “Ultraderecha Mexicana e internacional”.

Las investigaciones de Buendía también llego a trascender al periodismo de opinión en medios como la Radio, en especifico el programa “onda política” y también teniendo una serie de participaciones en la televisión, como el caso de su columna “Del dicho al hecho” emitida por Canal 11, así como la conducción del programa “Dia con día” de Canal 13.

El contenido con el cual denuncio a la ultraderecha mexicana e internacional incluyo denuncias en contra de la Agencia Central de Inteligencia Norteamericana (CIA), donde los nombres y apellidos de sus agentes que operaban en México eran parte de la nota, así mismo denuncio el cacicazgo de Rubén Figueroa, gobernador del estado de Guerrero y miembro del Partido Revolucionario Institucional, quien en más de una ocasión fue exhibido como un despiadado gobernante, además de ser culpable de múltiples desapariciones forzadas durante la guerra sucia en México.

Las causas de la muerte de Buendía aun son un misterio, sin embargo en las publicaciones del semanario Proceso durante el mes de Octubre de 2013, una versión del caso “Enrique Camarena” otorgo una nueva explicación en torno al propio caso del periodista mexicano, pues según Héctor Berrellez, quien fuera el encargado de la llamada “Operación Leyenda”, la cual buscara indagar el secuestro, tortura y muerte del “Kiki” Camarena encontró lo que parecería una verdad incómoda, tal admitiera en el numero 1929 del semanario:

“Como supervisor de la operación leyenda y de la investigación, tuve acceso a la agenda de Kiki Camarena, la cual me entregó la oficina de la DEA en Guadalajara. La agenda tenía muchos nombres y números telefónicos. Uno de ellos, el de Manuel Buendía. Cuando empecé la investigación, ese nombre no me decía nada. Cuando pregunte quien era Manuel Buendía me dijeron que era un periodista mexicano asesinado por la CIA y por la Dirección Federal de Seguridad (DFS) de México”.

La Dirección Federal de Seguridad

Es imposible hablar sobre la vida publica de México entre los años 1950 a 1985 sin tener que mencionar en algún momento a la Dirección Federal de Seguridad (DFS), la cual fue abierta en el año de 1947 por el entonces presidente Miguel Alemán Valdez, con el objetivo de establecer una “institución policiaca moderna, con elementos materiales y humanos que la capacitan para figurar entre las primeras organizaciones de su genero en el mundo”, según el documental que acompañaría a su presentación.

El edificio de la DFS, al contrario de ser un edificio en el cual se trabajaba con perfecta disciplina, tal y como menciona su documental de presentación, se transformo en un centro clandestino de detención, donde el sótano era el lugar en el cual se ficharon y fotografiaron a muchos detenidos, de los cuales poco o nada se supo tras su detención.

La ficha de identificación ubicada en la caja 189 del fondo de la DFS, dentro del Archivo General de la Nación muestra el nombre de un joven Andrés Manuel López Obrador, originario del municipio de la Macuspana, Tabasco, mismo que era perseguido por la dirección sin importar que fuese miembro del partido oficial. Seria el mismo quien en su posición de presidente de la república, hiciese público el acceso a los archivos de esta institución, a partir de los cuales se conocen un gran número de acciones emprendidas por ella.

La brigada blanca, el cuerpo de seguridad de la Dirección Federal de Seguridad era el encargado de exterminar a toda oposición existente en la sociedad, sin importar los métodos a usar para dar con ellos e inclusive con estos mismos. La administración más polémica de este cuerpo gubernamental fue sin lugar a dudas la de José Antonio Zorrilla Pérez, quien se desempeñaba en sus funciones en el periodo de gobierno de Miguel de la Madrid y se encontraba bajo la dirección de Manuel Bartlett.

La existencia de esta administración al mismo tiempo que el denominado “Cartel de Guadalajara” resulta bastante provechoso para Zorrilla Pérez, pues este se veía beneficiado por parte de los grupos del narcotráfico que tenían como tercero a la CIA, y brindaban inclusive placas de la corporación a narcotraficantes, según lo que se llega a apuntar en el número 1928 de Proceso.

Manuel Bartlett

Si existe un personaje que ha sido constante en la vida nacional, ese ha sido Manuel Bartlett Diaz, pues el oriundo de la Ciudad de Puebla se ha desempeñado como secretario de gobernación, secretario de educación publica, gobernador del estado de Puebla y senador en dos ocasiones, además de ser actualmente director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Durante el gobierno de De la Madrid era quien se encontraba ocupando la secretaria de Gobernación, siendo el jefe directo de Zorrilla Pérez, quien fuera calificado como el autor intelectual del asesinato de Manuel Buendía y al mismo tiempo fuese muy amigo de este mismo. Al igual que en el caso “Kiki” Camarena, los lazos de investigación no dejan de apuntar a él, pues en las ultimas publicaciones realizadas por Buendía serian afectados una serie de personajes que beneficiaban directamente a este, tal y como se menciona en el numero 1940 del semanario Proceso, el cual menciona que una serie de testigos protegidos confirmaron la intervención de la CIA e inclusive la participación del actual director de CFE en el asesinato de Camarena, con quien Buendía tenía contacto.

Es en una entrevista publicada justo en el numero anteriormente mencionado del semanario que se menciona que Bartlett llegaba a convivir directamente con Ernesto Fonseca, Felix Gallardo y Rafael Caro Quintero, quienes se sustentaban como la cabeza del cartel de Guadalajara durante la muerte de Buendía en 1984 y la de Camarena en 1985, inclusive se menciona que en una fiesta llevada a cabo en el domicilio donde matarían posteriormente al Kiki, se le entregaron 4 mil millones de dólares a Bartlett.

Sin lugar a duda, la figura de Manuel Bartlett es bastante polémica, pues esta ligada a la investigación en torno al periodista Manuel Buendía, al agente de la agencia de control de drogas de los Estado Unidos Enrique Camarena, a la caída del sistema de conteo rápido de votos en las elecciones de 1988 e inclusive a las propias actividades del cartel de Guadalajara durante esa misma década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here