Revelan espionaje masivo a medios de comunicación en El Salvador. Periodistas exigen respuestas al gobierno.

Los periodistas de El Salvador exigen al Estado salvadoreño una respuesta sobre el presunto uso que podrían estar dando al spyware Pegasus.

0
319

Por: Fernanda Hernández/ @MariaFer_Hd

El día de ayer, mediante diversos comunicados, se dio a conocer que 35 periodistas y miembros de la sociedad civil en El Salvador, fueron víctimas de hackeos a sus teléfonos celulares a través del spyware Pegasus. 

El spyware Pegasus es desarrollado por NSO Group, una empresa israelí que proporciona este software únicamente a los gobiernos, para combatir el terrorismo y el crimen. Sin embargo, ya ha habido evidencia de que el software ha sido utilizado con fines de espionaje en varios países contra diversos profesionales, entre ellos, periodistas y sus familiares.

En México, de acuerdo con The New York Times, se presentó evidencia de espionaje con el mismo software al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), un órgano independiente que contaba con inmunidad diplomática, invitado por el gobierno de Enrique Peña Nieto para intervenir en la investigación del caso de desaparición de 43 estudiantes normalistas.

De igual manera, existen otras investigaciones del laboratorio Citizen Lab, que comprueban la intervención mediante Pegasus en casos de espionaje que salen de los objetivos de combate al terrorismo y el crimen, en diversos países.

Una investigación realizada por Citizen Lab y Access Now, en colaboración con Frontline Defenders, SocialTIC y Fundación Acceso, y con el apoyo del Laboratorio de Seguridad de Amnistía Internacional, concluyó que entre julio de 2020 y noviembre de 2021, 35 periodistas y personas de la sociedad civil fueron hackeadas mediante Pegasus; 37 dispositivos en total que fueron infectados.

La investigación se realizó a partir de que un grupo de periodistas independientes solicitaron el apoyo de Access Now.

La situación en El Salvador es de corrupción e impunida; sumado a ello, el crimen organizado ha encontrado oportunidades para su crecimiento. Con el reciente ascenso a la presidencia de Nayib Bukele, la situación se ha tornado más tensa.

De acuerdo con el informe de Citizen Lab, la violencia en el país obligó en 2017, a 296 mil salvadoreños a abandonar sus hogares. 

Por su parte, continúa el informe, los medios han enfrentado está situación dentro del país bajo escenarios de violencia que de acuerdo con Freedom House destacan con corrupción, censura e intervenciones que no les permiten hacer el registro de escenas de homicidios o acceder a conferencias gubernamentales. Asimismo, la organización acusa a Nayib Bukele de ataques verbales y amenazas dirigidas a la prensa; y en general, de agresiones contra periodistas durante diversos periodos, por el Estado salvadoreño.

Las 35 personas de los medios, que fueron hackeadas, pertenecen a los medios El Faro, Gato Encerrado, La Prensa Gráfica, Revista Digital Disruptiva, Diario El Mundo, El Diario de Hoy, y dos periodistas independientes. De ellos, 22 son miembros pertenecientes a El Faro.

Otra de las principales conclusiones de esta investigación, es que existe un fuerte nexo con los intereses del gobierno de Bukele. Hay una coincidencia con momentos en que los medios estaban trabajando en temas de gran interés para el gobierno de Bukele y que tendrían una audiencia nacional.

Gabriela Cáceres periodista de El Faro declaró que: 

“Las intervenciones a mi teléfono comenzaron en abril, pero todo empezó a incrementarse cuando cubrimos la investigación fiscal ‘Catedral’, y sobre todo después de la publicación sobre negociaciones del gobierno Bukele con pandillas”.

En 2020, El Faro publicó una nota que detalla que Nayib Bukele realizó un pacto con la pandilla MS-13 (mejor conocidos como los Mara Salvatrucha) en donde se acordó una reducción de la violencia y un apoyo a Nuevas Ideas en las elecciones.

Por su parte, el cofundador y director de El Faro, Carlos Dada, expresó:

“Es inaceptable que un programa de espionaje como Pegasus, fabricado para combatir el terrorismo y el crimen organizado, sea utilizado para espiar a periodistas y miembros de la sociedad civil. Es inaceptable y violatorio de los derechos humanos”.

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) junto con la Federación Internacional de Periodistas (FIP) expresaron su repudio al espionaje a través del hackeo que han sufrido sus colegas periodistas en El Salvador.

En una transmisión en vivo que realizó El Faro, junto a representantes de los otros medios, víctimas del hackeo, se hicieron presentes las opiniones acerca del espionaje. César Fagoaga, miembro de la Revista Factum y presidente de APES, expresó:

“Si los periodistas somos objetivos prioritarios de espionaje, es porque estamos revelando todo aquello que al gobierno actual le gustaría mantener oculto”.

“Desde APES condenamos estas acciones de espionaje que pretenden menoscabar la libertad de prensa y de expresión en El Salvador”.

“Estamos preocupados. No vemos esto como una acción aislada”.

Los periodistas de El Salvador exigen al Estado salvadoreño una respuesta sobre el presunto uso que podrían estar dando a Pegasus.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here