Las manifestaciones continuarán ENAH en contra de la reducción de presupuesto y la incertidumbre que viven sus trabajadores.

0

Por: Nasheli Rivera

La población estudiantil del ENAH, recibe con zozobra el 2022. Como todo inicio de año, los primeros días se impregnan de ilusión y esperanza; el deseo por alcanzar nuevas metas, la actitud positiva ante los propósitos, la ilusión de llegar al próximo diciembre siendo personas más grandes, exitosas, y felices, pero, para los estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, los últimos días del 2021, como los primeros de este año, son momentos llenos de incertidumbre, la comunidad estudiantil ve incierto el futuro de su desarrollo académico y profesional.

Desde hace más de setenta y seis años, la Escuela Nacional de Antropología e Historia, ha tenido como principal objetivo la enseñanza, se ha comprometido con la investigación, recopilación y divulgación de conocimientos, y los ofrece no solo a especialistas, a eruditos, o a intelectuales, sino que busca que la sociedad en general, use, disfrute y defienda sus costumbres, su historia, y reflexione ante sus vicios e injusticias, para que con toda esta información, se pueda construir una sociedad más crítica y equitativa.

En la primera semana del mes de enero, los estudiantes de esta casa de estudios, se vieron obligados a manifestarse, tanto por la reducción de presupuesto, como por las decisiones que se tomaron a partir de este golpe económico, que hay que decir, ha estado golpeando a la escuela superior desde algunos años. Entre la preocupación, la molestia, y las manifestaciones que este conflicto ha desatado, salen a la superficie testimonios de académicos, que dicen padecer este problema desde hace muchos años.

Un ejemplo de esto es el caso de Daniel Rivera, quien lleva diez años impartiendo clases en la licenciatura de Etnohistoria, pero que a pesar de ello, no está contratado por ENAH como académico, Rivera solo está contratado como parte del equipo de trabajo del archivo histórico de la institución, en donde colabora a lado de la directora Berenice Bravo, en la gestión del archivo. El que el profesor Rivera no tenga un contrato que lo reconozca como académico, se debe a que la institución que contrata al profesor, no permite la duplicidad de contratos.

 

Esta situación es solo una de las muchas problemáticas que padece el ENAH, sin embargo, lo que provocó que tanto la población estudiantil, como la académica, decidieran organizarse, fue que el pasado 29 de diciembre de 2021, el secretario administrativo del INAH, Pedro Velázquez Beltrán, mediante una comunicado, diera a conocer que para el 2022, no se convocaría a ninguna persona que estuviera laborando dentro de la institución como personal eventual.

A este comunicado, el director del ENAH, Hilario Topete Lara, manifestó su preocupación, en el documento mencionó, que esta medida afectaría de manera importante a la comunidad en general, tanto a la que labora, como a la que estudia e investiga, ya que la reducción abrupta del personal que labora con contrato eventual, significaría parar el desarrollo de actividades esenciales como; inscripciones a posgrados, la aprobación de investigaciones, el registro de aspirantes, el mantenimiento del equipo de cómputo, entre otras.

El pasado 3 de enero, mediante su página de Facebook, la Asamblea General del ENAH, dio a conocer información sobre el problema que la institución vive actualmente, en la publicación se señala los inconvenientes que traería la no renovación de los contratos del personal con contrato eventual. La Asamblea General del ENAH, puntualiza que la comunidad estudiantil, encuentra la reducción de la planta docente, así como las declaraciones dadas posteriormente por el gobierno, como un intento de reducir la resistencia de los estudiantes, ya que dichas acciones, demuestran el poco compromiso para con la institución y sus estudiantes, esto después de que la secretaria de Cultura Alejandra Frausto asegurará vía Twitter que todo aquel eventual cuyas tareas estén “plenamente justificadas” serían recontratados.

Según algunas entrevistas, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto, instituto del que depende la Escuela Nacional de Antropología e Historia, dice que el contenido de la circular, es claro al expresar que este 2022 no habrá más contratos de los que ya existían el año pasado, esta acción de control, dice el director del INAH, se toma para evitar observaciones de la Secretaría de Hacienda, y qué después de autorizarse las contrataciones, el siguiente paso es la incorporación del personal eventual. Además puntualiza el director Prieto, que esta medida se aplica para todo el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y no solo al ENAH.

El profesor y director del ENAH, en algunas entrevistas ha expresado que ya se ha convocado a los profesores, porque es vital que la institución siga con sus actividades. Y dice que todo este conflicto es un malentendido, incitado por una mala interpretación del documento,  que todos los trabajadores con contrato eventual que laboran en el ENAH, serán contratados.

Sin embargo, a pesar de las declaraciones dadas por las diferentes autoridades, la Asamblea General del ENAH, ha publicado en su página de Facebook; que reconocen la disposición del Secretario de Gobernación al estar presente en las mesas de diálogo,  que espera su participación ayude a concretar una solución favorable para la institución educativa, además, no reconocen al director del INAH, Diego Prieto, como interlocutor en este conflicto, esto debido la poca eficacia con la que se han resuelto conflictos anteriores, y que hasta no haber una respuesta formal que solucione la problemática que la institución vive, seguirán las manifestaciones.

Durante la primera quincena del mes, los miembros de esta comunidad estudiantil han tenido una agenda de actividades muy activa. El pasado 5 de enero se convocó a un mitin que se desarrolló en las instalaciones del INAH, el 7 de enero se realizó una asamblea, tanto de manera presencial, en las instalaciones del ENAH, como de manera virtual. Una semana después, el miércoles 12, se convocó a participar en el mitin,  “CACEROLAZO EN LA MAÑANERA”,  en donde tanto la comunidad del ENAH, como los simpatizantes de la causa, se reunieron en el Centro Histórico y rompieron el silencio de la mañana al hacer sonar sus cacerolas y gritar sus consignas.

Como parte de sus acciones futuras, la Asamblea General del ENAH, realizará una asamblea de manera virtual el domingo 16 de enero, en donde se pretende dar continuidad y concretar los puntos acordados en las pasadas reuniones. Los dirigentes de la asamblea, como la comunidad de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, se muestran firmes en no permitir que las condiciones de su casa de estudios empeoren, que se continúe laborando con las carencias e injusticias laborales, con las que se han trabajado hasta hoy.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here