CEPAL dio a conocer las últimas cifras de pobreza y desigualdad en el marco de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19

0
Foto: CEPAL

Por Sonia Sagrero/@sagrero_sonia

Este jueves 27 de enero de 2022, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dio a conocer el informe anual sobre el Panorama Social de América Latina 2021, este a través de una conferencia de prensa virtual desde Santiago de Chile, el cual fue presentado por la Secretaria Alicia Bárcena, Ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas.

Aquí mismo, se mostró el impacto social de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, en base a las últimas cifras existentes de pobreza y desigualdad.

Como primer punto, en dicha conferencia, se mencionó que la emergencia sanitaria ha traído una crisis social prolongada, pues esta ha dejado huellas indelebles y con ello, importa mencionar que la pandemia ocasionó “una salida contundente” de mujeres y jóvenes del mercado laboral, con pérdida de ingresos y aumento en la sobrecarga del trabajo de cuidado.

Asimismo, la Secretaria Alicia Bárcena, informó que hubo un aumento de pobreza por sexto año consecutivo y junto con ello, la desigualdad, logrando quebrar la tendencia a la baja iniciada en 2002, esto aunado a la crisis silenciosa de educación, lo cual se basa en: problemas de continuidad, brechas de aprendizaje y aumento del abandono, lo cual se ve representando en 3,1 millones de estudiantes en riesgo “que hacen imperativo el retorno seguro de clases presenciales”.

En base a las estadísticas proporcionadas, se señaló que hubo un aumento de pobreza extrema a 13,8% de la población, lo cual equivale a 86 millones de personas.

“Urge explicitar estrategias de recuperación transformadora con énfasis en inversión de igualdad y sostenibilidad, pero no habrá recuperación económica ni social, si no se controla la crisis sanitaria”, mencionó la Secretaria Alicia Bárcena.

Aquí mismo se agregó, que se requieren nuevos “pactos políticos y fiscales” para lograr la sostenibilidad financiera de un problema universal con aquel enfoque de derechos sensibles a las diferencias en el marco de una sociedad del cuidado.

También, se resaltó que no debe haber una autonomía enfocada específicamente en que solo las mujeres participen en las áreas del cuidado, sino la realidad es que toda la sociedad debe transitar hacia el cuidado del medio ambiente, de las personas, el futuro, el entorno, la salud, es por ello, que la pandemia ha mostrado un camino y ese camino va enfocado en aquella “sociedad del cuidado”.

Por otro lado, se dio a conocer que existe una gran incertidumbre respecto a la evolución de la pandemia, tanto en la región como en el mundo entero, ya que actualmente nos encontramos frente a una nueva y agresiva ola de contagios de la variante Ómicron, donde se mostró cómo ha ido evolucionando la pandemia entre el 1 de diciembre de 2021 a enero de 2022.

A través de esto, se mencionó que el Ómicron es una de las variantes más contagiosas que alcanzó un récord de casos diarios en el mundo de 4.041.410 millones, al 20 de enero del año presente.

Cabe resaltar que la crisis sanitaria, ha afectado en mayor medida América Latina    y el Caribe, pues estas presentan el mayor número de defunciones reportadas por COVID-19 en el mundo, con cerca de 2,4 defunciones por 1.000 habitantes.

Con ello, la Secretaria Alicia Bárcena, afirmó que el COVID-19 ha afectado más a personas mayores de 60 años, pero las nuevas variantes del virus en 2021, han aumentado la mortalidad en personas sin “comorbilidad o enfermedades crónicas preexistentes y menores de 60 años”.

“En la actualidad, Ómicron es la variante que predomina en la región y se puede asegurar que en escasas semanas ya está presente en la gran mayoría de los países”, argumento la Secretaria Alicia Bárcena.

De acuerdo a lo anterior, mencionó que se le ha puesto bastante importancia a la vacunación, ya que es la medida más efectiva y eficaz hasta el momento, así como cada una de las medidas de salud públicas que son de gran importancia.

En base a esto, se afirmó que las personas que en mayor medida se ven más afectadas en el ámbito de desigualdad son en primer lugar, niñas, niños y adolescentes con un 9% y un 7%, lo cual equivale a 2,3 y 1,8 millones sin inmunización sanitaria.

Asimismo, le siguen los pueblos indígenas, pues estas personas no han tenido el mismo acceso a los procesos de vacunación, “no son accesibles ni culturalmente pertinentes”.

Así como también, personas con discapacidad, donde se resalta que existe ausencia de información estadística desagregada de casos confirmados y muertes por COVID-19.

Pobreza en América Latina

Se dio a conocer que en el año 2020 la pobreza y la pobreza extrema, tuvieron un aumento por sexto año consecutivo en América Latina. En 2020 la pobreza tuvo un ascenso a 33%, lo cual equivale a 204 millones de personas, mientras que la pobreza extrema obtuvo 13,1%, es decir 81 millones de personas.

Ahora bien, la Secretaria Alicia Bárcena, determinó que en 2021, la pobreza extrema paso de 13,1% a 13,8% es decir, de 81 millones a 86 millones de personas, pero en el caso de la pobreza, se puede decir que disminuyo.

Con ello, se argumentó que la pobreza persiste principalmente en áreas rurales, pueblos indígenas y la niñez. En las zonas rurales, la pobreza alcanzo el 44,8%, 15 puntos porcentuales mayor que en áreas urbanas, asimismo, la tasa de pobreza en la infancia de 0 a 14 años, alcanzó al 47%, 2,7% superior a la registrada en el grupo de 65 años y más. En 2020 la tasa de pobreza en personas indígenas ascendió al 52,1%, 5,4 puntos porcentuales mayor que en 2019.

Además, importa resaltar que la pobreza en hogares cuyos jefes no completaron la educación primaria, fue de 49%, o sea 5,2 veces superior a hogares cuyos jefes completaron la educación terciaria (9,4%). Por otro lado, la pobreza en hogares cuyos jefes de hogar completaron la secundaria, tuvo un aumento de casi 9 puntos porcentuales en 2020, alcanzando al 35,8%

La desigualdad en tiempos de pandemia

Entre el año 2019 y 2020, la desigualdad tuvo un ascenso muy relevante del 0,7% y el deterioro de la “situación distributiva” en 2020 se vincula a la pandemia.

Con ello, la Secretaria Alicia Bárcena, confirmó que una de las herramientas más importantes para la crisis sanitaria es la vacunación, pues el desafío es implementar la vacunación masiva, así como también, llamar a todos los países de la región a completar el esquema de vacunación al menos del 70% de su población a mediados de 2022, para evitar que surjan nuevas variantes.

Finalmente, la Secretaria Alicia Bárcena, agrego:

“La pandemia nos ofrece una oportunidad histórica para construir un nuevo pacto social que brinde protección, certidumbre, confianza, eso es lo que la gente está buscando, protección, certidumbre, confianza, que los cuide. La desigualdad conspira en contra de la recuperación: mayor desigualdad, mayores impactos de la crisis sanitaria sobre el bienestar en la nutrición, salud, educación, empleo, pobreza”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here