El caso de Zyanya Figueroa Becerril: “No fue suicidio, fue feminicidio”

0
Zyanya Figueroa Becerril
Foto: tomada de @RedTDT en Twitter

Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, pediatra de 26 años, encontrada sin vida  el 15 de mayo de 2018. Su muerte está catalogada como suicidio, pero a la fecha familiares exigen a la Fiscalía General del Estado de Puebla que se realicen las investigaciones pertinentes ya que dicen que su muerte no fue suicidio, fue feminicidio.

Por: Fernanda Hernández/ @MariaFer_Hd 

La pediatra originaria de la Ciudad de México, laboraba en el Hospital del Niño Poblano desde 2017. El 15 de mayo de 2018 fue encontrada sin vida al interior del baño de su departamento. 

Ese miércoles 15 de mayo, Zyanya tenía guardia en el hospital, y fue su ausencia lo que llevó a sus compañeros a buscarla en el departamento que rentaba junto a una amiga, mismo que se encuentra a un costado del hospital. La encontraron colgada de un tubo del baño; en el lavabo encontraron un cuchillo, tijeras ensangrentadas, así como jeringas dispersas con rastros de sangre.

De acuerdo con las primeras versiones, Zyanya se había suicidado por motivos de acoso laboral dentro del hospital.

Además, fue encontrada una carta escrita por ella, en la que relataba que ya no tenía fuerzas para seguir y que lamentaba no haber sido la hija que ellos merecían.

Zyanya

De acuerdo con diversos medios, amigos cercanos de la doctora, así como compañeros, informaron que había sido víctima de buylling sistemático por parte de dos superiores del hospital. No ha sido el único reporte que se ha tenido de este hospital respecto a acoso laboral. 

Ese mismo año, médicos del ospital, denunciaron ante Periódico Central, las prácticas de hostigamiento de médicos residentes del Hospital del Niño Poblano. 

«No es el único caso. Han hecho renunciar a dos médicos más. Éramos 18 y en menos de un año dos renunciaron y Zyanya se suicidó».

«Creemos que no es normal. Y en el hospital parece que no les importa. No van a hacer nada«.

Registros antiguos, exhibidos por el medio La Silla Rota, muestran que la Secretaría de Salud del Estado de Puebla (SSEP) había publicado un tweet (actualmente eliminado) en el negaban el acoso y el maltrato hacia personal del hospital. 

Sumado a esto, la dependencia justificaba la renuncia de los otros dos médicos por causas personales y de índole profesional.

No fue suicidio, fue feminicidio

Patricia Becerril y Martín Figueroa, madre y padre de la joven, se han negado a aceptar el dictamen de suicidio sobre el caso de su hija. 

Patricia y Martín la describieron como una persona introvertida pero amable y dedicada, que no escribiría algo así, sus amigos expresaron que rechazaban la versión del suicidio porque nunca vieron en ella indicios de depresión o suicidio y que tenía la capacidad de ser una buena pediatra.

Inicialmente, la supuesta carta que escribió Zyanya fue un documento que no se le permitió leer a los familiares en un inicio. A sus padres, «les avisaron que su hija quiso cortarse las venas pero que no tuvo el valor y se colgó», de acuerdo con el portal Sin Embargo.

A lo largo de los peritajes particulares que la familia contrató, se encontraron inconsistencias. En primer lugar, el peritaje en grafoscopía demostró que la carta que encontraron junto con el cuerpo de Zyanya era una falsificación por imitación.

En segundo lugar, había lesiones en el cuerpo de la joven que no correspondían a un suicidio por ahorcamiento.

Otras denuncias hechas por la familia respecto al caso de Zyanya son que la Fiscalía no selló el inmueble en su totalidad como corresponde, sino sólo el cuarto y el baño de la joven. También refieren que hubo una manipulación al celular de la pediatra, así como una declaración falsa del agente Joel Romero García quien declaró haber recibido la carta dejada por Zyanya por sus padres.

Sumado a ello, los padres recibieron un documento en el que se específica que la muestra de sangre tomada el día del levantamiento del cuerpo de la joven «se echó a perder», y días después, relata Sin Embargo, la Fiscalía presentó pruebas histológicas que sugerían antecedentes de toxinas en el organismo de la doctora, inconsistencias por lo cual se sospecha que perdieron la muestra de sangre y fue reemplazada por la de otra persona.

Una de las denuncias que sobresalta en este caso, es la que la familia hizo en relación con la omisión de realizar una investigación con perspectiva de género en la que un protocolo obliga a las autoridades a verificar si en la muerte existen indicios de razones de género.

En el caso de Zyanya no se realizaron pruebas para detectar si había podido ser víctima de abuso sexual, como dicta la sentencia de Mariana Lima Buendía:

«En el caso de muertes de mujeres se deben identificar las conductas que causaron la muerte y verificar la presencia o ausencia de motivos o razones de género que originan o explican la muerte violenta, preservarse evidencias específicas para determinar si hubo violencia sexual y realizar las periciales pertinentes para determinar si la víctima estaba inmersa en un contexto de violencia».

 

Un paso más hacia la justicia de Zyanya

Pese a la suspensión en 2 ocasiones de la reconstrucción de los hechos en la vivienda en la que fue encontrada la joven, y pese a las inconsistencias en las investigaciones, así como las agresiones por parte de funcionarios de la Fiscalía General del Estado el pasado 21 de mayo de 2021, la familia de Zyanya logró conseguir que la muerte de la joven se investigue con perspectiva de género.

El 28 de septiembre de 2021, derivado de una audiencia en el Centro de Justicia Penal de Puebla, el Juez de Control Javier Vázquez Fernández ordenó a la Fiscalía General del Estado investigar el supuesto suicidio de Zyanya Figueroa con perspectiva de género con base en la sentencia de Mariana Lima Buendía.

Este ordenamiento dicta que se debía elaborar un plan metodológico de investigación exhaustivo, con perspectiva de género y con debida diligencia. Lo anterior llevado a cabo en un plazo de 3 meses en donde se reencause la investigación del caso de suicidio a presunto feminicidio.

Diversas organizaciones convocaron desde ayer a acompañar a la familia de Zyanya a la audiencia sobre las investigaciones en el caso de la joven pediatra, que se llevaría a cabo el día 3 de febrero a las 11:30 hrs. en el Centro de Justicia Penal de Puebla.

Atentas además, a lo que resulte de la audiencia, ya que de acuerdo con estás organizaciones, la dependencia del estado no ha cumplido la determinación del juez en relación con el plan que se debía llevar a cabo para las investigaciones en estos 3 meses.

Recordemos que el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) ya ha evidenciado según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) que de enero a agosto de 2021 en Puebla se han cometido 76 asesinatos de mujeres y que de ellos, sólo 27 casos se investigan como feminicidio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here