La lucha por la cc: el caso de los trabajadores de GM Silao

0

Por Willebaldo Gómez Zuppa1

INTRODUCCIÓN

El modelo laboral mexicano que predominó por varias décadas, en donde el trabajador no contaba con los elementales derechos ciudadanos dentro de su ámbito laboral y cuyas dirigencias sindicales se aliaban con los empresarios y la clase política en función de sus propios intereses, estaba enmarcado por una legislación y un entorno institucional que, en los hechos, colocaba al trabajador en una situación de indefensión. Actualmente el mundo del trabajo en México enfrenta un nuevo reto derivado del cambio institucional que apunta a redistribuir el poder hacia los trabajadores, lo que conlleva una transformación de las relaciones entre Estado, empresas, sindicatos y trabajadores.

La Reforma Laboral implementada en 2019 y el capítulo laboral incluido en el T-MEC prometen cambiar las reglas del juego para lograr una mejor y más democrática representación y crear entornos institucionales más neutrales. Estos cambios institucionales exigen a los sindicatos que adapten sus prácticas a parámetros democráticos, por lo que estos procesos de adaptación estarán en función de cómo se encuentren en el punto de partida. Son pasos que deberían alejar al nuevo modelo laboral mexicano del arraigado y extendido corporativismo estatal y la simulación sindical y que significan nuevas oportunidades de negociación para los trabajadores.

Desde una perspectiva increíblemente ingenua, hemos observado posiciones contrarias sobre este cambio institucional. Para algunos sectores el cambio institucional por sí mismo cambiará radicalmente las relaciones laborales tendiendo a convertirlas en democráticas y beneficiosas para el trabajador. En el otro extremo aparecen aquellos que consideran que todo cambio es inservible en la medida que no existan modificaciones sustanciales al proceso de acumulación por lo cual, los cambios institucionales son un simple maquillaje al sistema. El proceso organizativo que han tenido los trabajadores de GM-SILAO en los últimos dos años muestran que las dos interpretaciones (con sus variantes) son erradas y que la realidad laboral mexicana es mucho más compleja que la pedantería académica.

EL PROCESO FALLIDO DE LEGITIMACIÓN

La empresa General Motors es una de las principales firmas automotrices del mundo, contando con operaciones en más de 100 países. En México opera bajo la filial General Motors de México, siendo constituida el 23 de septiembre de 1935. Actualmente en México se encuentra una de las plantas de producción del conglomerado estadounidense más grandes fuera de su territorio. Dispone de más de 20,000 empleados para sus labores en cuatro plantas de producción y un centro de ingeniería en la ciudad de Toluca, Estado de México. En el año 2020, aún con las restricciones sanitarias que significó la pandemia por COVID-19, el corporativo logró producir 728,768 unidades, de las cuales poco más del 85% se vendieron al mercado exterior, especialmente a Estados Unidos y Canadá. A pesar de la pandemia y las sucesivas interrupciones productivas en 2020, el corporativo GM en México reporto sólidas ganancias en el año con utilidades por acción diluida de $4.33 dólares y diluida ajustada de $4.90 dólares. Así como ingresos acumulados de $6.4 mil millones de dólares y Utilidad Antes de Intereses e Impuestos ajustada de $9.7 mil millones de dólares (Memolira, 20212). En suma, es evidente el estado positivo que guarda el corporativo en México, así como su intención de seguir produciendo en nuestro país.

La GM-SILAO inicio operaciones en 1995, siendo parte de ese proceso de atracción de inversión extranjera directa a los estados del bajío dominados por los gobiernos estatales del Partido Acción Nacional donde la creación de infrestructuctura exprofeso para las empresas, los incentivos fiscales y terrenos a muy bajo precio (o incluso regalados) permitieron la llegada de varios complejos manufactureros (Gómez Zuppa, 2016).

Los procesos de legitimación de los CCT son una piedra angular de la reforma laboral que entró en vigor el 1 de mayo de 2019, y todos los sindicatos están obligados a que estos sean legitimados por la base trabajadora hasta el 30 de abril de 2023 o quedarán sin validez, haciendo que los trabajadores no pierdan sus derechos y prestaciones consagrados en el último CCT. Desgraciadamente los protocolos establecidos tienen limitaciones muy serias, además de omisiones importantes que impiden una adecuada participación de los trabajadores. El principal hecho a cuestionar es que el sindicato que pretende legitimar lo que negocio con la empresa es la entidad encargada de organizar la consulta de legitimación, resguardar el material electoral y realizar el conteo de participaciones todo esto con la anuencia de observadores de la STyPS o bien contratando a un notario público que de fe de ese proceso. El resultado ha sido procesos poco difundidos y con participaciones muy bajas de los trabajadores que son los principales actores de este proceso.

El CCT en Silao firmado entre la empresa GM y el Sindicato Nacional de Trabajadores de las Industrias Metalmecánica, Sidero-Metalúrgica Automotriz y Proveedoras de Autopartes en General de la Energía sus Derivados y Similares de la República Mexicana «Miguel Trujillo López» (afiliado a la CTM y bajo la tutela de Tereso Medina que es uno de los líderes sindicales que dominan el sector automotriz en México) es uno de los más escuetos de la industria, estando muy por debajo de los CCT de los sindicatos independientes agrupados en la FESIIAAAN (Gómez Zuppa, 2021). Las violaciones a los derechos laborales en GM-SILAO eran cotidianas, desde 2019 se dieron despidos selectivos a trabajadores que se inconformaban con los maltratos que iban desde no respetar los horarios de comida, de salida e incluso no otorgar permiso para que los trabajadores puedan asistir al baño, así como violar el derecho a las vacaciones y días de descanso, todo ello con anuencia del sindicato que figuraba simplemente como brazo ejecutor de lo que decidía la empresa. Pero el caso extremo fue que en medio de la pandemia derivada del covid-19 en marzo de 2020, la empresa obligó a los trabajadores a laborar derivando en contagios para los trabajadores y sus familias, frente a lo cual ni la empresa ni el sindicato se mostraban en condiciones de apoyar a los trabajadores y sus familias, y cuando un trabajador o familiar fallecía victima del contagio, el sindicato se limitaba a entregar $700 pesos para “ayuda” y en algunos casos ni eso, lo cual desato el enojo de los trabajadores.

El 5 de abril de 2021 el sindicato “Miguel López Trujillo” hizo pública la convocatoria para legitimar el CCT 2020-2022 en las instalaciones de la empresa los días 20, 21 y 22 de abril en horarios de 10:00 a 14:00 h y de 22:00 a 03:00 h. De acuerdo con los testimonios de los trabajadores, diversas anomalías sucedieron a partir de la publicación de dicha convocatoria, donde las más evidentes fueron: la intervención de la gerencia de recursos humanos en el proceso, el nulo conocimiento del CCT, la desinformación sobre el proceso y el poco tiempo para realizar las votaciones.

El día 20 de abril, previa acreditación ante la STyPS nos presentamos tres personas del Centro de investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS) para documentar acerca de las legitimaciones, logramos entrar a las instalaciones de la planta en donde se llevaría el proceso a las 10:20 hrs, para percatarnos que no se había iniciado el proceso de participación de los trabajadores, y que no existía ninguna autoridad de la STyPS, ni notario público que diera fe de lo sucedido. Aproximadamente a las 10:30 hrs por indicaciones de la responsable de Recursos Humanos de la planta, dio la orden al personal de seguridad de que nos sacaran de las instalaciones, en medio de gritos golpes y empujones son sacaron de las instalaciones ante la mirada atónita de los trabajadores que esperaban participar en la legitimación, cabe destacar que en todo este proceso no apareció ninguna autoridad laboral. Una vez que nos sacaron dieron inicio al proceso de legitimación, el cual auguraba una farsa del sindicato de la CTM. Al siguiente día nos volvimos a presentar para ingresar al segundo día del proceso, encontrándonos con personal de la STyPS quien nos aseguró poder entrar a presenciar la ultima parte del proceso y el conteo, sin embargo, la empresa no permitió nuevamente el acceso levantando un acta de hechos en ese momento. Sin embargo, esa no sería la sorpresa mayor, ya que el proceso fue suspendido debido a que el material electoral que estaba bajo resguardo del sindicato de la CTM fue sustraído, modificado y destruido parcialmente, con lo cual la STyPS dio por cancelada la consulta. Todo indica que los representantes del sindicato al ver que el NO al CCT estaba ganando decidieron alterar los votos de los trabajadores.

LA LEGITIMACIÓN Y EL RECHAZO DE LOS TRABAJADORES

Después de este evento siguió una actividad muy decidida de trabajadores y extrabajadores agrupados en el colectivo “Generando Movimiento”, una gran labor de denuncia no sólo en espacios nacionales sino también internacionales. Esta labor de difusión de la violación de los derechos de los trabajadores ameritó la primera controversia en los paneles laborales del T-MEC, lo cual obligo al gobierno mexicano y la empresa a realizar un plan de remediación para los trabajadores a quienes se habían vulnerado sus derechos. El plan de remediación consistió en poner un ultimátum al sindicato de la CTM para realizara la brevedad la consulta, exigir que la empresa se abstuviera de participar del proceso, a la vez que se invitaba a la OIT e INE a fungir como observadores del proceso. La nueva consulta de legitimación se programó para los días 18 y 19 de agosto y los trabajadores iniciaron un proceso de organización y difusión de los principales alcances de la reforma laboral de 2019 y la especificidad del proceso de legitimación, todo ello combatiendo la campaña de miedo y desinformación que el sindicato de la CTM y sus aliados de siempre hacían entra la base trabajadora. La FESIIAAAN publico una investigación que realizo el CILAS sobre los CCT de las empresas armadoras del país, así como la evolución de la industria automotriz y de la empresa en los últimos años, arrojando como resultado que los éxitos obtenidos por la empresa no se reflejaba en la estabilidad y calidad de empleos de los trabajadores.

Toda esta información, aunada al mantenimiento de las relaciones despóticas y autoritarias dieron como resultado que los trabajadores votarán en su mayoría por NO legitimar el CCT, el cuál no solo había sido firmado a espaldas de los trabajadores por personas que no laboraban en la planta, sino que este documento también era garante de las relaciones laborales despóticas y autoritarias que tenía la empresa con ellos, violando los derechos mínimos consagrados en la Ley Federal del Trabajo. El resultado fue contundente con una participación de 5,876 trabajadores, de los cuales 2 mil 623 trabajadores por el SI, 3 mil 214 por el NO y 39 nulos, con lo que se da por terminado el Contrato Colectivo de la planta. Sin embargo, la STyPS dio un tiempo de espera de 2 meses para dar por concluido el CCT en la planta, permitiendo que el sindicato de la CTM gestionara la caja de ahorros, los permisos, días de descanso, vacaciones y cuotas por dos meses más de forma artificial.

LA LUCHA POR UNA NUEVA REPRESENTACIÓN SINDICAL

Al finalizar ese proceso los trabajadores se organizaron en un nuevo sindicato el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Industria Automotriz (SINTTIA), el cual nacía como un fruto de la lucha librada en el proceso de legitimación. El sindicato creció rápidamente en número de afiliados logrando acreditar el 30% de los trabajadores a finales de noviembre, para iniciar una solicitud de titularidad en la representación de los trabajadores de la planta. A este proceso se sumaron 3 sindicatos, el primero “Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de la Industria del Autotransporte, Construcción, de la Industria Automotriz, Autopartes, Similares y Conexos de la República Mexicana, C.T.M” orquestado con los delegados de la CTM, pero que en esta ocasión ostentándose bajo el nombre de la “Coalición”, ya que el sindicato “Miguel Trujillo López” decidió no participar ya que demando la anulación de todo el proceso. En segundo lugar, esta el “Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz y Metalúrgica en la República Mexicana” cuyo secretario general es parte de la CTM Jalisco, fungiendo como secretario de organización y estadística, sin embargo, esta agrupación sindical con sede en Calpulalpan, Jalisco tiene fama golpear y amedrentar trabajadores en diversos procesos. Por último, esta un sindicato fantasma el “Sindicato Nacional de las Industrias de Comercio y Servicios en General «Carrillo Puerto»” cuya secretaria general es la excandidata por la coalición PRI-PAN-PRD a la diputación del distrito electoral 13 en la CDMX, un sindicato que no cuenta con ninguna trayectoria en la industria, además de haber tenido una filiación a la CROC hasta 2015.

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Hay procesos que marcan y condensan gran parte de la historia, en gran medida en las elecciones del próximo 1 y 2 de febrero se juega el futuro de la modificación institucional en marco laboral mexicano. Hay que recordar que gran parte de esas modificaciones son fruto de las luchas libradas por los trabajadores mexicanos, así como la gran labor de denuncia en instancias nacionales e internacionales sobre la violación de los derechos humanos laborales. Incurren en un error quienes piensan que esta es una concesión graciosa de la burguesía o de los gobiernos progresistas, sin embargo, lo que deja claro la lucha de los trabajadores de GM-SILAO es que no existe ningún cambio profundo sin la participación decidida de los trabajadores organizados, ellos son el principal actor en este proceso y sin ellos el cambio institucional es un cascaron hueco. El proceso de participación de los trabajadores no empezó con la consulta fallida del 20 y 21 de abril sino en el momento en el que perdieron el miedo e iniciaron con un proceso de organización y búsqueda de información para encarar estos procesos.

En estas elecciones nuevamente encontramos en la arena, al viejo sindicalismo corporativo, antidemocrático y autoritario que se ha enquistado en las relaciones laborales mexicanas, el cual se niega a morir y busca con la complicidad u omisión de las autoridades acomodarse a los cambios institucionales sin cambiar su esencia de complicidad con las empresas en demerito de los derechos de los trabajadores y sus formas de vida. Los métodos que utilizan son los clásicos chantajes, la política del miedo sobre la pérdida de empleos, aunados a la intimidación y compra de votos. El fin de semana previo a la elección al más puro estilo de la CTM se lanzaron amenazas de muerte a las compañeras trabajadoras del sindicato independiente, amenazando a ellas y sus familias. Del otro lado esta una opción nueva construida entre la base trabajadora que busca romper esa inercia es por ello que estas elecciones cobran la mayor importancia para el futuro de las relaciones laborales en México y la efectividad del cambio normativo derivado de la reforma a la ley federal del trabajo.

REFERENCIAS

Altamirano, Á. (2019, 18 julio). 20 temas fundamentales de la reforma laboral. El Economista. https://www.eleconomista.com.mx/gestion/20-temas-fundamentales-de-la-reforma-laboral-20190718-0078.html

Giménez, L. (2019) La reforma que entró por la ventana. Revista Nexos. 1 JULIO, 2019

Gómez Zuppa, Willebaldo (2016) “Modelos de producción en la industria automotriz en México: El caso de la Ford Motors Company” Idónea Comunicación de Resultados para obtener el grado de Doctor en Estudios Sociales. UAM -IZTAPALAPA.

Gómez Zuppa, Willebaldo (2021). Comparación de Contratos Colectivos de Trabajo entre sindicatos independientes y de la CTM en armadoras automotrices. CDMX. CILAS.

González, A (2021) La reforma a la Ley Federal del Trabajo 2019 y los sindicatos de la industria automotriz en México. Puntos de partida y procesos de adaptación. (Tesis de Maestría) FLACSO. México.

Jimenez, J. (2019, 23 mayo). Cronología de entrada en vigor de la Reforma Laboral. Tribuna Noticias. https://tribunanoticias.mx/columna/cronologia-de-entrada-en-vigor-de-la-reforma-laboral/

PwC. (2019, mayo). Reforma Laboral 2019. PricewaterhouseCoopers. https://www.pwc.com/mx/es/reformalaboral2019.html

Nolan, K. (2020). Disputas en materia laboral entre México y E.E.U.U.: balance del Protocolo Modificatorio del T-MEC. Globalitika. https://www.globalitika.mx/post/disputas-en-materia-laboral-entre-mexico-y-E.E.U.U.-balance-del-protocolo-modificatorio-del-t-mec

1 Facultad de Economía – UNAM

2 https://memolira.com/breaking-news/general-motors-reporta-solidas-ganancias-en-el-2020/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here