Texto y Fotografía: David Jimenez / @fr_toledo

Mérida, Yucatán a 03 de febrero de 2021.- A casi un año de lucha legal, vecinos de las colonias San Damián, García Ginerés y Pensiones etapa 6 y 7, se manifestaron para exigir un alto a la instalación de un gasoducto que abastecerá a la galletera Dondé, proyecto que presentó inconsistencias en los permisos de impacto social y ha generado daños a las viviendas de la zona.

Con un bloqueo en la calle 11A entre 34 y 36 de la colonia San Damián, pobladores de estos sectores denunciaron que a un año de haber interpuesto tres amparos para solicitar la revisión de las licencias y solicitar la suspensión definitiva del gasoducto, la empresa encargada ‘Engie’ sigue trabajando en el lugar.

Silvia Reyes, representante de la agrupaciónDefensores de San Damián, aseveró que desde el inicio esta obra fue realizada «bajo engaños» ya que los obreros que comenzaron las perforaciones aseguraron ser de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) y tenían permisos de la dirección de Obras Públicas del ayuntamiento, sin embargo, al hablar a Ayuntatel les indicaron que no tenían conocimiento de dicho proyecto.

«Necesitamos saber qué garantía tenemos de que se les están analizando los permisos porque esto no es una obra pública, una obra pública sería para que nos den servicio porque lo deseamos, esto es algo para un solo cliente, una conocida galletera del rumbo y solicitamos que se abstenga ya que esto no es una zona industrial», manifestó Silvia Reyes.

El día de ayer 2 de febrero, trabajadores de la empresa de hidrocarburos agredieron a los vecinos que se encontraron en la calle 11A entre 34 y 36 para protestar, sin embargo, fueron intimidados luego de que enviaran más trabajadores y encendieran una zanjadora, misma que estuvo a punto de herir a dos vecinos de la colonia.

«Hemos buscado desde distintos canales ser escuchados pero ninguna autoridad ha dado la cara, durante la obra en la calle 34 con 11 los trabajadores encontraron un socavón de casi media cuadra de largo que taparon al descubrirlo, las y los vecinos que llevamos más de 20 años viviendo en esta zona nos oponemos a esta obra», dijo uno de los manifestantes.

Los pobladores demandaron falta de agua por tuberías rotas, calles dañadas, basura y polvo que no es retirado por los trabajadores, a esto, se suma que, según datos de la dirección de Obras Públicas del ayuntamiento, las colonias García Ginerés, San Damián y Bojórquez son asentamientos construidos sobre cuevas donde se extraía material pétreo, por lo que temen que las perforaciones provoquen socavones en la colonia.

El representante legal de los vecinos e integrante de Kanan Derechos Humanos, Roberto Sánchez, dijo que la batalla legal sigue presentando dificultades, ya que el Juzgado Segundo de Distrito «se ha rehusado a otorgar medidas cautelares o suspensión provisional definitiva bajo argumentos anticuados y esto porque tiene un historial a favor de las empresas», afirmó.

Recalcó que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) lograron retirar a los trabajadores el día de ayer luego de que no contaban con los permisos para la obra, por lo que afirma que, así como éste, el proyecto no presenta claridad en las licencias para operar.

Mientras tanto, los vecinos recalcaron que se mantendrán en la batalla legal para no permitir la construcción de este ducto de gas que podría poner en peligro a más de 100 familias en beneficio de la reconocida empresa galletera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here