Carlos Slim continúa con la destrucción de Salaverna

1

Texto: Karen Castillo / @karencitatacha

Hablamos con Roberto de la Rosa, quien desde hace más de 12 años se enfrenta al poder del empresario Carlos Slim, quién, con total apoyo del gobierno Mexicano, ha destruido el pueblo de Salaverna en Zacatecas con el fin de construir una mina a cielo abierto bajo el nombre de Frisco-Tayahua.

Roberto de la Rosa y su hijo, Cuahtémoc de la Rosa, enfrentan procesos judiciales por defender su pueblo de la mina propiedad de Slim. El próximo 10 de febrero, fueron citados por la Fiscalía de Zacatecas ya que expiran las medidas cautelares que les permiten seguir en libertad.

La criminalización es el costo de defender la tierra de los estragos de la minería.

«Nosotros tenemos la solidaridad del pueblo para defendernos, Carlos Slim tiene los millones y el apoyo del gobierno.»

Salaverna, el Pueblo derrumbado por Carlos Slim

En 2012, las explociones realizadas por la mina Frisco-Tayahua forzaron a varias familias a abandonara el pueblo y sus viviendas.

Los pobladores siguieron resistiendo, la respuesta de la mina fue derrumbar el pueblo con maquinaria el 23 de diciembre del 2016; iglesias, escuelas, viviendas, se convirtieron en escombros.

La respuesta del los tres niveles de gobierno a la destrucción de Salaverna fue el silencio.

Salaverna
Escombros evidencia de la destruccón del pueblo llevada a cabo por la minera.

Los habitantes de Salaverna, esperaban que con la llegada de López Obrador al poder, la situación cambiaría. Nada de esto pasó, a 11 días de la entrada de Obrador al poder, la SEDATU (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) emitió un dictamen en donde se da “derecho de preferencia” a la empresa para adquirir al gobierno federal esas tierras.

Mientras que Slim tiene concesión para explotar el subsuelo, no ha demostrado ser propietario del terreno donde se asienta Salaverna. La zona en donde se encuentra es considerado por el Registro Agrario Nacional  como “tierras nacionales”, es decir, siguen jurídicamente bajo “dominio de la nación”.

«AMLO dice que primero los pobres pero no, él le da el lugar a los ricos. Hemos intentado hablar con Obrador, yo me he amanecido ahí en Palacio Nacional y nada, le hemos dado escritos en la mano y nada, hemos entregado documentos y nos responden 4 meses después diciendo que vayamos a la Secretaría de Economía. Le hemos  apostadoa la legalidad y a la justicia pero parece que no funciona para nosotros los pobres.»

Por miedo, por daños estructurales a sus viviedas, y por amenzas de personal de la mina, la mayoría del pueblo ha sido desplazado.

Algunos habitantes de Salaverna accedieron ser reubicados en viviendas de tipo Infonavit construidas por la minera, sin embargo, el desplazamiento forzado los obligó a abandonar sus formas de vida que incluían la siembra y la cría de animales.

7 o 9 viviendas siguen en pie, haciendo frente al monstruo del poder, la corrupción y los intereses económicos de empresarios y políticos.

Salaverna
La cría de animales, una actividad esencial de la comunidad de Salaverna ha sido abandonada por personas reubicadas en Nuevo Salaverna.

La incongruencias del Estado mexicano

El señor Roberto de la Rosa dice no entender cómo los gobiernos pueden ser participes en la destrucción de la tierra, el agua, y el aire, y al mismo tiempo declarar la minería como «actividad esencial».

A causs del confinamiento por la pandemia de COVID19, los Tribunales Judiciales y la SEDATU, a las cuales el pueblo de Salaverna había recurrido para proteger su territorio se detuvieron por más de 3 meses; la actividades de la mina nunca pararon.

La criminalización que Roberto de la Rosa enfrenta son también muestra de la completa complicidad de las autoridades mexicanas con la empresa del magnate, Carlos Slim.

Mientras que los habitantes habían interpuesto demandas por agresiones y amenazas por parte de trabajadores de la mina como Jaime Alberto Murales Barrientos, sus demandas no avanzas. En cambio, cuanto la persona Jaime Murales denunció a los pobladores; la denuncia terminó en condena en cuestión de meses.

«Este señor es el que usan ellos presionando a la gente a que abandone su tierra y más que nada hay tres personas importantes: Carlos Slim, Rene Cruz Lozada es el que maneja todo sobre la mina y el que le sigue es Jaime Alberto Murales Barrientos; él ha tumbado casas sin autorización de los dueños, los pobladores tenemos mucho miedo de la represalias.»

«Es incongruente, el habla de daños psicológicos; nosotros SÍ tenemos daños psicológicos después de escuchar explociones diario en nuestra casa, de ver que caía polvo de las paredes, nuestros hijos, nuestros nietos, están bien traumados. Ya es un daño psicológico que traemos.»

De la Rosa recordó que el año pasado la minera cercó con malla de acero toda la comunidad de Salaverna, e incluso colocó un puesto de “control de acceso”.

Roberto de la Rosas habla de su amor por la naturaleza y la tierra; dice que hasta el agua de Salaverna le ha sido regalada a la mina. Él dice que su objetivo es no ser encarcelado para así, poder seguir defendiendo su pueblo; la tierra; y el agua.

«No tenemos mejor madre que nuestra madre naturaleza.»

Cabe resaltar que el empresario Carlos Slim es también dueño de Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) que se vió el envuelta en el escándalo del desplome de un tramo elevado de la Línea 12 del Metro. La misma empresa del magnate construye tramos del Tren Maya, obra críticada por la destrucción ambiental y social que generará en la región. 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here