La muerte de una lengua originaria es la muerte de una cultura

0

III Festival de Cine Latinoamericano en Lenguas Originarias.

Por: Nasheli Rivera/@Riv3rANash3li

En un territorio que cuenta con más de cincuenta lenguas originarias, los fonemas que no pertenecen al castellano, se pierden en el viento, se entremezclan con el ruido de los autos atorados en el tránsito, se oyen ahogados en el campo por las leyes resecas, la justicia polvorienta. Su sonido afónico, herido, huérfano de atención, de equidad, muchas veces parece perder la batalla entre ser una lengua viva y pertenecer a las lenguas muertas, una batalla entre quedarse en el presente, ser parte importante de él; aportar, opinar, contar,  o alejarse en el pasado, ser importante, pero de manera distante.

 

De tanto en tanto las lenguas originarias se cuelan en la tendencia, son tomadas como estandartes en la voz de uno que otro famoso, pero la voz real, la voz humana, la que viene de entrañas, la que vive y respira,  la que construye a un ser humano,  la que pelea en contra de la efimeridad, la que lucha, pide y exige validez, importancia, trascendencia, derechos, esa, pocas veces tiene espacio en la cotidianidad urbana, y si hablamos de las carteleras de cine, bueno, pues nos encontraríamos con menos espacio del poco que tiene el cine mexicano.

 

A finales del 2021, la Organización de Naciones Unidas, decidió dedicar una década a la promoción, reconocimiento y protección de los idiomas originarios, esto se logró, después de que en el 2019, se celebrara el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, trabajo que consiguió llamar la atención ante la problemática que viven las culturas originarias, sin embargo, el trabajo que se realizó a lo lago del pasado 2019, solo sirvió para que se reconociera que un año no es suficiente, por lo cual, y tras meses de negociaciones la Asamblea General de la ONU, el 18 de diciembre del 2021, proclamó al periodo 2022-2032 como el Decenio de las Lenguas Indígenas.

En un intento, si no de resolver, sino de edificar puentes y alternativas, que ayuden a validar la importancia y aporte que tienen las lenguas originarias para con la actualidad, además de reconocer a las personas que las hablan, nace un proyecto gestionado por artistas, que ante la disparidad de oportunidades,  la dificultad en el reclamo de derechos, y la discriminación que viven los hablantes de lenguas maternas, deciden tomar como estandarte, como arma o herramienta; el cine, con esto, tratan de atacar la discapacidad comunicativa, misma que tiene como corazón el egocentrismo de los idiomas “dominantes”, gracias a esta visión y otros objetivos, es que el Festival de Cine Latinoamericano en Lenguas Originarias, llega a su tercera edición.

 

Para conocer un poco más de este proyecto Somos el Medio, realizó una entrevista a uno de sus organizadores, quien nos habla un poco del esfuerzo y del objetivo de este interesante evento.

 ¿Cómo nace este proyecto? ¿Cuál fue el proceso que lleva a una idea, a convertirse en tres eventos de esta magnitud?

– Somos un equipo multidisciplinario, conformado por artistas, gestores culturales, poetas, algunos pertenecientes a comunidades originarias y otros no. Nos reunimos porque quisimos proponer un evento que fuera una solución, quisimos construir un puente entre dos entornos que necesitan conocerse.

Yo soy trabajador artístico, desde hace veinte años trabajo dentro de comunidades originarias, actualmente vivo en una comunidad Ashaninca que se encuentra dentro de la selva del Perú, viviendo dentro de esta nación, se me hizo sorprendente que no existiera un espacio de divulgación, como un evento o festival, en donde se pudiera promover el cine peruano o latinoamericano hecho en lenguas maternas.

Y puedo decir, que como parte del equipo de trabajo que organiza este festival, creemos que es necesario una tribuna que difunda, promueva y revitalice las lenguas originarias.

Nosotros trabajamos para gestionar un lugar en donde las comunidades originarias puedan proyectar y ver su cine. Además, este año nos parece sumamente importante la realización del festival, porque, es el año del Decenio de las Lenguas Indígenas, un esfuerzo pretende trabajar por el reconocimiento de las comunidades originarias y sus lenguas.

 

¿Por qué un festival enfocado a este tema?

– No se valoriza las lenguas maternas, y cuando una lengua muere, una cultura muere. Por eso nuestro trabajo se basa en revitalizar y visibilizar, la lucha, de estas culturas a través de su idioma, porque la mejor manera de comunicarse que tiene una persona, es a través de su lengua. Una persona se puede comunicar mejor utilizando su lengua materna, porque es suya, es la que le nace desde el corazón.

 

¿Cuál es el esfuerzo que hace el equipo de trabajo, para qué este festival logre un alcance internacional?

 – Un trabajo muy arduo, somos un equipo pequeño, felizmente tenemos el apoyo del ministerio de cultura de Perú, además, este año ganamos un fondo. Pero todo se hace con mucho esfuerzo, mucho trabajo, tocando muchas puertas.

El segundo festival tuvo un alcance de cerca de un millón de personas, entonces vemos que hay una gran avidez, una gran necesidad de que las personas puedan ver un cine diferente.

 

 

Este es el tercer festival que se organiza, ¿Cómo ha sido su evolución?

 – Bueno, afortunadamente, vamos creciendo. El primer festival, fue el Primer Festival de Cine Peruano en Lengua Originarias, pero para la segunda edición, y aprovechando la pandemia, creció y se convirtió en un Festival de Cine Latinoamericano, y nos quedamos en Latinoamérica, porque creemos que somos una sola nación, que podemos unir y podemos ser cada día mejores, y la única forma es conocer a su gente.

Las expectativas que tenemos son amplias, y es que creemos que más que un festival, este trabajo es una ofrenda, porque cada grupo, cada asociación, cada país, lo hace de este evento algo suyo, le pone su impronta personal.

 

Cuando uno organiza un evento como este, se viven muchas cosas ¿Qué sería lo más entrañable?

– Bueno, sucede que un festival, es algo vivo, pasan muchas cosas, actos mágicos. Yo creo que lo más entrañable es que es un encuentro, en donde uno puede visibilizar personas, grupos y luchas, por ejemplo, este año, el tema es “Voces Visibles”, es un tema con el que pretendemos visibilizar la lucha de los lideres indígenas que están siendo asesinados, en plena pandemia, por defender su tierra.

Entonces, lo que consideramos más importante, sería llegar y plantar en los niños y jóvenes una semilla, de que es posible hacer un cine latinoamericano, uno comprometido y real, que además sea un cine local, en sus propias lenguas, que sepan que sus mensajes, sus conflictos y sentimientos, puedan llegar a muchas personas y al mundo en general.

 

¿Cómo es la convocatoria?

 – La convocatoria en una convocatoria abierta, pueden participar personas de toda Latinoamérica, y también personas que no viven en Latinoamérica, pero que hayan rodado en territorio latinoamericano.

El cierre de la convocatoria para las obras fue el 16 de febrero. Pero hasta el 22 de febrero, se estarán recibiendo propuestas para el Laboratorio “Originarios Lab”, este último es un proyecto, que consiste en un laboratorio para el desarrollo de películas, o cortometrajes en lenguas originarias, se eligen doce proyectos y esos proyectos son asesorados por personalidades destacadas en el medio fílmico, por ejemplo, este año contamos con la participación de una representante del Festival de Sundace,  otra asesora representante de “ Chile conecta” proyecto que consisten en, una plataforma de conexión documentales.

Entonces estamos muy emocionados, de poder ser un puente entre las comunidades originarias y el mundo.

 

¿Cuáles son los retos que quedan por superar?

Bueno es un festival que está naciendo, que está creciendo, necesita extender su alcance, necesita más apoyo nacional e internacional, pero, en este momento, afortunadamente, se está sumando más gente, personas que aportan muchísimo a este proyecto, y eso nos alienta a seguir creciendo y mejorando. Algo que también nos ayuda mucho es escuchar, a las diversas voces que están alrededor de nuestro esfuerzo, para seguir ampliando nuestra visión, nuestra cobertura.

En general, tenemos un reto grande que es hacer escuchar voces que no siempre son escuchadas, que muchas veces son silenciadas, pero este reto lo superaremos trabajando, gestionando, proponiendo y haciendo conexiones, por eso, para nosotros es muy importante la difusión, es por ello que queremos saludar a nuestros hermanos mexicanos, por su curiosidad, y apoyo a la construcción de puentes culturales, y a este medio que nos están haciendo esta entrevista.

Por último nos gustaría hacer una invitación para que nos acompañen del 10 de marzo a 16 marzo de manera virtual al III Festival de Cine Latinoamericano en Lenguas Originarias.

Para más información sobre las actividades de este interesante proyecto, pueden ingresar a su página de Facebook https://www.facebook.com/festivadecineenlenguasoriginarias

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here