A 28 días de la desaparición de Pedro Carrizales «El Mijis». Su familia sigue buscándolo

0
Fotografía: Facebook @Mijis.PedroCarrizales

Por: Fernanda Hernández/ @MariaFer_Hd

Actualización 28/02/22

La familia de Pedro César Carrizales Becerra, conocido como «El Mijis», sigue en la búsqueda del activista y exdiputado.

Fue el día 31 de enero de 2022 la última vez que «El Mijis» fue visto, al salir de un hotel en Saltillo Coahuila con dirección a Nuevo León, con el objetivo de arrancar el programa La Ruta del Migrante, un proyecto como parte de sus actividades para ayudar a las personas.

De acuerdo a la ficha de búsqueda de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, Pedro César Carrizales Becerra de 42 años de edad, fue visto por última vez en el Hotel «Las Fuentes» ubicado en Saltillo Coahuila. Se dirigía a Monterrey en su camioneta Dodge tipo Journey color rojo, modelo 2014, sin placas, con permiso de circulación, y con una abolladura en la puerta del conductor que abarcaba hasta la salpicadera.

El 2 de febrero, Miriam Martínez, pareja de Pedro Carrizales, recibió los últimos audios de éste. Azucena Uresti de Milenio Televisión, expusó los audios, última información que las autoridades tienen del activista y exdiputado.

«Mi amor, ya voy para allá, gracias a Dios ya me soltaron. Me tenían detenido los policías, los Gafes, pensaron que era de los malos, pero gracias a Dios ya voy para allá, no te preocupes, te amo».

«Te sigo marcando sobre el camino mija, no he podido ir hablando porque me tenían detenido, lo que quiero es salir de aquí ya, gracias, te amo, no puedo ir hablando mucho mija».

En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la comunicadora «Frida Guerrera» como vocera de la esposa de «El Mijis», leyó una petición realizada a través de una carta en la que pide ayuda directamente al presidente para encontrar a su esposo:

«Señor presidente:

Perdone si estas letras no siguen las reglas de la diplomacia, pero hoy habla el corazón de una esposa y madre cegada por la incertidumbre.

El 31 de enero de 2022 fue la última vez que lo vi, estábamos en Coahuila, sabía que iría a Nuevo León, pero las autoridades nos dicen que la última vez estuvo en Tamaulipas. Éramos varios los que acompañábamos a mi esposo Pedro Carrizales, conocido como ‘el Mijis’. Hoy son 14 días de no verlo, de no abrazarlo, de no ver florecer su sonrisa, de no admirar su andar sobre las calles donde transitan los olvidados, de no sentir el amor con el que planeaba ayudar a los presos injustamente, de no mirarlo alimentar y arropar a los migrantes que sobreviven al fuego cruzado, de no escuchar su voz, oponiéndose a lo injusto, son 14 días de incertidumbre y de dolor.

No pierdo la esperanza, pero la verdad es que cada día que pasa crece más el miedo de que su vida se reduzca a formar parte de las dolorosas estadísticas de desaparecidos y la mía a las miles de familias incompletas en el país.

Estoy segura que si fuera usted, si fuera yo o si fuera cualquiera quien estuviera en su lugar, él estaría recorriendo cada estado, ofrecería como recompensa su vida, organizaría brigadas de búsqueda, removería cada centímetro de tierra, caminaría en los barrios que guardan los secretos más ocultos y dolorosos. Él cree que ahí está la solución a los problemas del país, haría huelgas de hambre y si fuera necesario hasta arriesgaría su vida negociando con los malos. No puedo ni imaginarme siendo yo quien lo encuentre en una fosa de la misma forma que él encontró muchos cuerpos que fueron víctimas de este México violento.

No me queda duda que lo que vive hoy es consecuencia de no tenerle miedo a la tierra que ama, es el resultado de caminar sobre los caminos olvidados, es efecto de una historia de dolor que le hizo comprender al resto. El origen de todo esto es la confianza de creer que puede cambiar este mundo poco a poco.

Por esto vengo a pedir su ayuda. Aunque reconozco y agradezco todo el apoyo de las autoridades federales y estatales, le suplico lo que cualquier esposa en mi situación suplicaría: ayúdeme a encontrarlo. Él confía en usted. Hay dos motivos que lo hacen andar: la causa y la transformación.

Por favor, no lo deje solo.

Atentamente, Miriam Martínez Barraza».

Son 28 días de su desaparición. Las investigaciones llegaron hasta el estado de Tamaulipas, ya que de acuerdo con el vicefiscal del estado, se encontraron indicios de su paradero en Nuevo Laredo entre el 1 y 4 de febrero.

Actualmente son 4 estados los que trabajan en las investigaciones para encontrar a Pedro Carrizales: San Luis Potosí, Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Por otro lado, a raíz de las especulaciones en redes sociales y algunos medios de comunicación acerca de su muerte en un accidente automovilístico, las Fiscalías de San Luis Potosí, Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, a través de un comunicado de prensa, informaron que esta información en ningún momento ha sido difundida por las fiscalías generales de Justicia de los Estados involucrados. 

Debido a lo anterior, las fiscalías a través de este comunicado dieron detalles de las investigaciones realizadas en el caso de «El Mijis», destacando que se han hecho solicitudes de información a centros hospitalarios, de detención, hoteles y bases de datos institucionales, así como instituciones públicas y privadas.

También, en la semana del 14 al 18 de febrero se realizaron operativos de búsqueda entre los Estados de Coahuila Nuevo León y Tamaulipas así como otros lugares resultantes de la investigación y análisis de llamadas o conectividad del teléfono de Pedro carrizales, según informaron.

Por último, el comunicado detalla que estas investigaciones les permitieron tener información acerca de un accidente automovilístico ocurrido el 3 de febrero aproximadamente a la 1:00 am, en el kilómetro 27 de la carretera Piedras Negras- Nuevo Laredo, en los límites de los Estados de Nuevo León y Tamaulipas. Asimismo, detallaron que se están llevando a cabo los peritajes correspondientes y que se está a la espera de su finalización para emitir información acerca de estos hechos.

 

¿Quién es Pedro Carrizales «El Mijis»?

Frida Guerrera, narra en una crónica la historia de Pedro Carrizales.

Pedro César Carrizales Becerra nació en San Luis Potosí, en medio de un contexto difícil, violento, en medio de un barrio peligroso, por el cual a los 12 años se integró a una pandilla. Además, como parte de este contexto, estuvo involucrado en el mundo de las drogas.

A partir de estas experiencias de vida cuenta Frida, «El Mijis» lleva más de 10 años dedicándose a ayudar a jóvenes para sacarlos de las calles.

Como parte de su activismo y empatía con las personas, no sólo se dedicaba a ayudar a los jóvenes. 

Es aliado de la comunidad LGBT+, apoyándolos a través de palabras y acciones que la comunidad le agradece

Como defensor de este grupo, impulsó en 2019 el matrimonio igualitario en San Luis Potosí, ha otorgado apoyo a la comunidad en cuanto a la violencia de la que son víctimas, y asimismo, ha expuesto los derechos de la comunidad LGBT+ a manera de sensibilización.

Ha sido defensor de grupos vulnerables, de las mujeres en su lucha por la despenalización del aborto, de los desaparecidos y sus familias, de las víctimas de feminicidio, presos inocentes, de los animales y de todo aquel que necesite de ayuda.

En palabras de Frida Guerrera:

«Al rascado fosas para encontrar desaparecidos, se puso en huelga por la liberación de presos injustamente…»

«Ese es el Mijis. El que ayuda por ayudar, sin ver a quién solo por el simple hecho de ser empático como él siempre lo dice».

Pedro Carrizales es mayormente conocido por haber sido el diputado local electo de San Luis Potosí, que tomó protesta vestido con un pantalón de mezclilla y una playera. También a quien sus secuestradores, en octubre de 2021, dejaron en libertad tras cantar una canción de Lalo Mora (acusado de abuso sexual hecho a sus fans), por quién «El Mijis» había ido a protestar pacíficamente.

Pero como diputado, se dispuso a combatir la pobreza, la exclusión, el racismo, la violencia y la discriminación. Apoyo la legalización del aborto, el matrimonio igualitario y las iniciativas contra el maltrato animal, las corridas de toros y las peleas de gallos.

Aún con sus complicaciones por su estado de salud (ya que padece diabetes y cáncer) y la vasta discriminación de la que ha sido víctima por su apariencia, ha sido un ejemplo de lucha de diversas causas sin buscar beneficio alguno, por simple empatía. 

En la búsqueda, que ha estado rodeada de ataques y discriminación, la familia sigue pidiendo ayuda para dar con su paradero y que él pueda seguir ayudando a quien lo necesite.

Con información de Animal Político y El Siglo de Torreón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here